El sindicalismo de San Juan difiere sobre la cláusula gatillo

945

El acuerdo de aumentar el sueldo con la cláusula gatillo llegará a su fin en marzo, por lo que los distintos sindicatos de San Juan deberán reunirse a dialogar con el Gobierno provincial a más tardar la segunda semana de febrero. José “Pepe” Villa, secretario general de Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) reveló que su objetivo en este 2023 es lograr que la cláusula gatillo se aplique todos los meses, sin tener en cuenta otro tipo de incrementos. Ahora, este medio reunió la opinión del resto de los sindicalistas de la provincia como Luis Lucero de UDAP, Daniel Quiroga de AMET y Lucio Vázquez de UDA, quienes opinaron diversamente sobre esta posibilidad. Algunos de ellos dijeron que se trata de una medida insuficiente.

Hace unos días, Villa comentó: “Lo único que quiero, que voy a pedir, es la cláusula gatillo todos los meses. No queremos perder ni un solo punto de salario ante la inflación y esta es la única manera”. A días de una paritaria con el Gobierno, el sindicato más representativo de los empleados públicos dio su visión respecto al accionar que debe marcar el año, ya con la experiencia del 2022, un año que terminó con un 94,8% de inflación acumulada y un 100% de aumento salarial.

Pero UPCN no es el único sindicato que agrupa a los estatales. Lucero, secretario general de la Unión Docentes Agremiados Provinciales (UDAP), manifestó que la cláusula gatillo va hacia los aumentos salariales, pero que no se ocupa verdaderamente de la recomposición salarial, de la negociación de los puntos clave del trabajo docente que hacen que el sueldo sea digno.

“Somos muy respetuosos de la posición de los sindicatos, cada sector tiene necesidades diferentes. Recomponer salarios no significa salir igualados al flagelo de la inflación, también significa corregir recibos de sueldos y eliminar ciertos puntos que son superfluos dentro del mismo. No solamente hay que aplicar aumentos en el valor índice, sino que también hay que trabajar en el sistema de la carrera docente”, indicó Lucero.

El sindicalista dio a entender que la recomposición salarial es un fenómeno mucho más amplio que solo aumentar salarios porcentualmente según la inflación, si no que también hay que trabajar en otras cuestiones laborales. Esto sería posible, únicamente, reuniéndose mes a mes con el gobierno y no “resolverlo en marzo y olvidarse”.

“A mí no me obnubila la vista ninguna palabra como ‘automática’ (refiriéndose a la cláusula gatillo), yo quiero ganarle siempre a la inflación, no solo igualarla”, expresó Lucero.

Coincidiendo parcialmente con Lucero, Daniel Quiroga, secretario general de la Regional X San Juan de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), dijo que la cláusula gatillo es una buena herramienta para ganarle a la inflación, pero que no es la única.

“Nuestras paritarias son diferentes, nosotros tenemos que ver otros temas en las paritarias. Son temas que quedaron pendientes, como es el decreto nuevo que suplantó al 155 y el G-33, que es lo que se paga a los que recién ingresan para igualar el mínimo de Nación. También hay que ver con qué propuesta viene el gobierno, pero sin dudas que no es la mejor herramienta para ganarle a la inflación”, explicó Quiroga.

Vázquez de UDA, manifestó, por su parte, que le parece una buena herramienta, siempre y cuando se gane al índice inflacionario. “Me parece bien la cláusula gatillo. Sería una forma de poder paliar, en parte, las necesidades del sector que representamos, sin dejar de lado la expresión gubernamental de que ‘los salarios deben estar por encima de la inflación’”, manifestó.

Con esta situación en mente, los sindicalistas se reunirán con el gobierno provincial, a más tardar, a mediados de febrero. Las opiniones dispares dominan, pero todos coinciden en un punto: los salarios tienen que ir más arriba que la inflación.

No solo pensar en ganarle
Tanto Quiroga como Lucero insistieron en la importancia de no solamente pensar en que los salarios le ganen a la inflación, sino en que el gobierno piense en cómo resolver los problemas de fondo, realmente hacerse cargo de este flagelo.

“Yo pido que dejen de pelearse uno con los otros, la oposición con el oficialismo, y se pongan realmente a resolver ese problema”, expresó Quiroga.

Por su parte Lucero hizo hincapié en que “dejen de poner en el medio a los trabajadores” porque son ellos los que quedan en el medio de este problema. “Al fin y al cabo son los trabajadores los que lo sufren”, sentenció.

(fuente: Diario Huarpe)