Devoción de «Chiqui» Tapia a la Difunta Correa

233

Treinta y tres son mejores, esa es la cantidad de partidos que lleva la Selección Argentina sin perder. Un récord histórico que consiguió la Scaloneta. La última que Messi y compañía perdieron fue el 2 de julio de 2019 en el estadio Mineirao de Brasil, contra la selección dirigida por Tité. Aquel encuentro la Albiceleste cayó en la semifinal de Copa América 2 a 0. 

Ahora, qué posibilidades hay de que la fe de la Difunta Correa sea la causante del gran presente de la Selección Argentina. Todo tendría que ver con que en 2019 más precisamente el 5 de abril, el presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, regresó a San Juan para participar de la Cabalgata de la Fe que se hace todos los años. Según se sabe, aprovechó para visitar a Deolinda y dedicarle el ascenso de Barracas Central a la Primera B Nacional.

No obstante en aquella ocasión, aseguró una fuente cercana a él que entre sus plegarias, prometió traer la Copa América si Argentina comenzaba a ganar. Esto no se dio ese año, ya que la Albiceleste en aquel encuentro, contra los brasileños, fue perjudicada por el árbitro ecuatoriano Roddy Zambrano y quedó eliminada del certamen.

Tarda en llegar y al final hay recompensa. Ese año la selección no se consagró pero se llevó el tercer puesto, ganándole 2 a 1 a Chile, de la Copa América 2019. Una especie de pedido tardío de la Difunta Correa ya que a partir de ahí los albicelestes comenzaron a ganar o a empatar. Una racha que lleva casi 3 años.

Entre amistosos, Eliminatorias Sudamericanas al Mundial de Qatar y Copa América 2021. El equipo de Lionel Scaloni lleva en su cuenta tan solo 6 empates y 27 triunfos. Esto nos mete a los argentinos entre la lista de los invictos más prolongados, según TyC Sports, que integran España, Brasil e Italia: Brasil (1993-1996) 35 partidosEspaña (2007-2009) 35 partidos; Italia (2018-2021) 37 partidos.

El 10 de julio del 2021, se daría el partido de invicto número 20 para la Selección. Argentina se quedaba con la Copa América, nada más ni nada menos que contra Brasil y en el Maracaná. Un mes después, Chiqui Tapia llegaba a San Juan con la copa. 

“Elegí San Juan porque es mi tierra y viene a cumplirle una promesa a la Difunta Correa», afirmó algo emocionado Tapia en aquel momento. Al parecer las promesas ante Deolinda, al dirigente deportivo, le sirvieron. Es que aquella, como en el 2019, no fueron las únicas veces que la visitó. Cuando fue electo como presidente de AFA, subió hasta el santuario en rodillas y hasta dejó una camiseta de Argentina.

Entonces, sabemos que Tapia tiene una gran devoción por Deolinda, tan así, que contó que la imagen de la difunta acompañó al equipo durante todo el certamen del 2021. “Estuvo presente en el vestuario, siempre”, confesó a los medios.

Creer o reventar pero si de promesas cumplidas se hablan, son siempre hacia la Difunta Correa. Esperemos no nos falle.