«Yo la asfixié, después no me acuerdo», confesó Álvarez

1042

Diego Álvarez (29) dejó en claro ayer que su estrategia será apelar a la «emoción violenta» de ver a su pareja con otro (tal como anticipó este diario), para intentar atenuar el durísimo castigo que le espera por haberla matado la mañana del 11 de julio de 2019 en las afueras de la Villa Mallea, en Campo Afuera, unos 300 metros al Este de la Ruta 40, en Albardón. «Salí a buscarla, la encontré con Guajardo, le dije «qué hacés, hijo de p…» y se fue (…) yo la asfixié, después no me acuerdo», dijo ante los jueces Miguel Dávila Safe, Víctor Hugo Muñoz Carpino y Juan Bautista Bueno, luego de un extenso relato, dijeron fuentes judiciales.

En la jornada inicial, declararon dos médicos de la Policía, y la fiscal Marcela Torres pidió al tribunal que ordene una inspección ocular y una reconstrucción del hecho en el lugar donde Brenda, luego de ser asesinada, fue envuelta en membrana asfáltica y reducida a restos porque la quemaron con unos neumáticos.