termina el subsidio al consumo eléctrico

910

Uno de los temas que ocupa lugar en el Acuerdo con el FMI es el energético, puntualmente en la sección sobre “Política fiscal y financiamiento”, donde el gobierno nacional se compromete a “focalizar mejor los subsidios a la energía” al reducirlos en 0,6% del PBI en 2022. En la factura que mes a mes llega al domicilio de los sanjuaninos se puede leer un ítem que reza “Subsidio Estado Nacional” pero, ¿en qué consiste el beneficio y cómo impacta la quita de la que se habla en Nación?

Para poder comprender esto es importante entender cómo se compone la tarifa de energía eléctrica. La misma se fija en base a tres componentes: generación de energía, transporte y distribución; además de impuestos y subsidios que figuran en la boleta. La generación de energía y el transporte quedan en manos del Gobierno Nacional; mientras que la distribución corresponde a cada jurisdicción provincial. En el caso de San Juan se trata de Energía San Juan y Distribuidora Eléctrica de Caucete (DECSA)

Este último componente, el de la distribución, es el que formó parte de la discusión cuando semanas atrás distintos medios de Buenos Aires comenzaron a hablar de la quita de subsidios nacionales, ya que a diferencia de lo que sucede en las distintas provincias, en lo que respecta a AMBA la distribución que realiza Edenor y Edesur cuenta con subsidio nacional, situación que no se replica en otras provincias. Fue por ello que se hizo hincapié en aquellas zonas “adineradas” de CABA y provincia de Buenos Aires. En total se estima que alrededor de 487.000 usuarios residenciales dejarían de contar con este beneficio.

En ese rubro, en el de la distribución, es en el que se verifica una importante discriminación entre el AMBA y las regiones del resto del país. Porque consumidores domiciliarios de barrios de familias de clase media y alta, como Caballito o Palermo en CABA o San Isidro y hasta Nordelta en Gran Buenos Aires reciben subsidios a su consumo eléctrico. Y es a ellos a los que el borrador del entendimiento con el FMI determina eliminar, cuando sostiene que se eliminarán los subsidio al «primer decil» de los consumidores domiciliarios. Es decir, el 10% más pudiente de esos consumidores, para lo que el gobierno nacional deberá realizar un trabajo muy fino para determinar con exactitud quiénes son.

Lo que sí queda claro es que en San Juan no hay beneficios a consumidores domiciliarios por el rubro distribución, que es el que está inequitativamente repartido a nivel nacional porque sólo lo disponen algunos centros urbanos importantes y además alcanzan a todos, los más necesitados y los que no.

Lo que sí reciben los usuarios sanjuaninos como subsidios nacionales y figura en sus facturas es por las categorías de generación y transporte. Es decir a las centrales y a las redes que traen la electricidad a San Juan, regulador por el ENRE. Esos rubros están registrados en las facturas como subsidios sin discriminar en qué rubro, y son las que los varios lectores hicieron llegar a Tiempo de San Juan cuando este medio informó que la eliminación de subsidios nacionales no afectará San Juan porque se refiere a los que reciben las franjas medias y altas que están teniendo subsidio en la categoría distribución.

En San Juan, los únicos subsidios a la distribución que aplica la autoridad local -el EPRE- es el de tarifa social (más de 50.000 usuarios que ganan menos que dos salarios mínimos) o electrodependientes. En cambio, en ese renglón de subsidios a la generación y la distribución, los subsidios son de igual porcentaje en todo el país, sin discriminar nivel de consumo. Es decir que si fuera eliminado, golpearía tanto a los consumidores medios y altos como a los más necesitados. Y no es eso de lo que por ahora se está hablando.PUBLICIDAD

Fuentes del Ente Regulador de la Electricidad (EPRE) explicaron a Tiempo de San Juan que del 100% del costo de la generación y transporte de energía, el usuario residencial paga en el orden del 35%, mientras que el porcentaje restante es subsidiado por el gobierno nacional. A eso corresponde el ítem «Subsidio Estado Nacional» que se lee en la factura que llega a los domicilios. El costo total del subsidio es definido por el Gobierno Nacional, reglamentado por el ENRE (Ente Nacional Regulador de la Electricidad), por lo que las provincias no tienen ninguna participación en ello. 

A ese monto se suma el costo de distribución, además de los impuestos y subsidios que sí establece cada provincia. En el caso de San Juan están vigentes la Tarifa Social Provincial y subsidio a usuarios electrodependientes para usuarios residenciales. 

Tal como adelantó este medio semanas atrás, el subsidio nacional que figura en las facturas por el momento no sufriría ningún tipo de modificación, ya que aún no se ha abierto el debate sobre si habrá quita o reducción de este beneficio, por lo que no existen definiciones al respecto. Igualmente, nadie descarta que eso pueda ocurrir. Si efectivamente ocurre, habría un porcentaje de subsidio menor a usuarios sanjuaninos como de todo el país.

(Fuente: Tiempo de San Juan)