Además del adelanto del tramo salarial, UPCN pidió un 8% extra

840

El gremio UPCN, que cuenta con la mayor cantidad de afiliados entre los empleados estatales, hizo un sorpresivo pedido en la reunión de revisión salarial que se llevó adelante ayer en el Ministerio de Hacienda y de la que participó ATE, SOEME y Sitraviap. Según confirmó su secretario Gremial, Gabriel Pacheco, además de que se adelante el último tramo de incremento salarial del 7 por ciento para el mes que viene, y no en octubre como estaba previsto, solicitaron un aporte extra del 8 por ciento. Así, pidieron una liquidación del 15 por ciento desde agosto. Según el sindicalista, el planteo se dio por el avance de la inflación y porque «es casi un hecho que el próximo mes alcancemos una suba de 30 por ciento en lo que va del año, por lo que se habrá cumplido el acuerdo salarial que se firmó en febrero». Además, pidieron otra instancia de revisión antes de fin de año. Tras el requerimiento de la entidad, la titular de la cartera económica, Marisa López, sostuvo que en la reunión «sólo se escuchó el pedido de los gremios. A partir de ahora, y con el cierre contable del mes, analizaremos cuáles son las posibilidades que tiene la provincia y, así, presentar una propuesta la semana que viene».

Con su postura, UPCN fue más allá de lo que venían planteando los gremios al ponerle un número a un aumento por fuera de lo acordado. Los sindicatos de la educación fueron los primeros que se reunieron con las autoridades, seguidos por los de la salud. En ambos casos, fuera de las cuestiones particulares de cada sector, el común denominador fue que el incremento del 7 por ciento previsto para octubre se adelante para agosto, más una instancia de revisión en noviembre. A principio de año, la gestión uñaquista llegó a un acuerdo con los trabajadores por un aumento salarial del 50 por ciento: un 20 por ciento como recomposición por el desfasaje de 2020, más un 30 por ciento en tramos: desde marzo, una suba del 10 por ciento, más un 7 por ciento desde mayo, un 6 por ciento desde julio y un 7 por ciento desde octubre, y una instancia de revisión este mes, luego de que se diera a conocer el avance de la inflación de mitad de año. Este último punto es el que despertó el alerta en el sector de los trabajadores, ya que la suba de precios acumulada en lo que va del año alcanzó el 25,3 por ciento y hay consultoras que estiman que llegará a un 50 por ciento a fin de año.

En ese marco, Pacheco, de UPCN, dijo que «hemos pedido una recomposición extra de un 8 por ciento, por lo menos, hasta que podamos tener otra instancia de revisión en octubre o noviembre», ya que el compromiso del gobierno nacional y al que adhirió la provincia es que en este 2021, los salarios no pierdan frente a la inflación.

Da darse el adelanto del 7 por ciento el mes que viene, el Ejecutivo habrá cumplido con el acuerdo paritario del 30 por ciento de aumento para este año, por lo que, si se suma el 8 por ciento pedido por UPCN, el incremento llegará hasta el 38 por ciento, más otra instancia de revisión.

Según se pudo conocer, el gremio que encabeza José «Pepe» Villa fue el único que fue más allá en el pedido sindical con una cifra puntual. En el caso de Sitraviap, el secretario general, Omar Cortéz, dijo que «estamos yendo detrás con la inflación, por eso pedimos que se adelante el último tramo del acuerdo, pero también queremos saber qué tiene para ofrecer el gobierno para lo que queda del año».

Según confirmó López, la propuesta de la gestión uñaquista se dará la semana que viene, desde el jueves.

Pedido de traspaso de contratados a planta


En la reunión con el sector de la salud, el gremio ATSA (Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina) le solicitó a la administración local el traspaso de contratados a planta permanente de unos 900 trabajadores, entre los que se incluyen enfermeros, técnicos y profesionales médicos. El pedido fue formalizado por el titular del gremio, Alfredo Duarte, quien indicó que esperan una respuesta para la reunión de la semana que viene. El traspaso de contratados a planta permanente es un reclamo de los sectores sindicales que la gestión uñaquista ha venido cumpliendo en tramos de acuerdo a las capacidades financieras.

(Fuente: Diario de Cuyo)