Qué pruebas comprometen a Campodónico, que quedó al descubierto por Facebook y Google

980

El ex director del Museo Provincial Agustín Gnecco, Carlos Campodónico, fue detenido por el consumo de pornografía infantil, luego de que una red anti pedofilia mundial detectara actividad sospechosa en su IP, y este lunes se conocieron cuáles son las pruebas que lo comprometen. Se trata de 7 videos que lo ponen contra las cuerdas, en lo cuales se evidencia el abuso sexual contra menores de edad. 

Después de que Facebook y Google notificaran al National Center for Missing and Exploited Children -de Estados Unidos- sobre la actividad sospechosa que se registró en el territorio sanjuanino y luego de que la organización enviara un reporte a la UFI de Delitos Informáticos del Ministerio Público de la Ciudad de Buenos Aires, que constató que las acciones estaban vinculadas con la computadora de Campodónico, mediante un informe de Speedy que es el proveedor de internet, el Centro ANIVI recibió el dato y procedió con la detención. 

Tras el allanamiento en su domicilio y la posterior aprehensión, la justicia sanjuanina secuestró los aparatos móviles del acusado y constató que el IP en la mira estaba relacionado con Campodónico y que había coincidencia con la evidencia que había sido denunciada por la UFI porteña. 

Sobre la actividad que lo complica -con material pornográfico infantil- se distingue un perfil de la red social Facebook y una cuenta de Gmail, entre ambas vinculadas. En uno de los videos que habría reproducido a través de esas cuentas, según destacó la fiscal Valentina Bucchiarelli durante la audiencia, se puede observar a una víctima menor de edad, de 13 años. 

Además, la coordinadora de ANIVI destacó varias fechas en las que se llevó a cabo esa actividad, siendo una de las fechas del consumo indebido con data del 24 de diciembre de 2020. «Las fechas demuestran la reiteración y periodicidad con la que se daba la actividad», detalló. 

Aunque el hombre relacionado con la cultura admitió únicamente haber recibido y haber mirado esos videos, negó haber traficado con ellos. Aún así habría incurrido en un delito para las autoridades, pues la tenencia de material de pornografía infantil forma parte de la cadena de distribución. 

Tras ser imputado por el artículo 128 del Código Penal, el juez de Garantías Federico Rodríguez le dictó la prisión preventiva por seis meses y le denegó el pedido que había hecho su defensa sobre el arresto domiciliario. Acorde sostuvo su abogado Gustavo Riveras, no está en condiciones de permanecer tras las rejas por haber sufrido un ACV hace poco tiempo. Sin embargo, el magistrado no dio a lugar. 

Fuente: Tiempo de San Juan