“Misión cumplida”: la carta de despedida de la presidencia del PJ de Gioja

711

El Diputado nacional dejó la titularidad del partido a nivel nacional para traspasársela al presidente Alberto Fernández. Recordó que “en el medio, ha habido hasta lo que un peronista jamás esperaría: la traición de compañeros que decidieron pasarse a las filas opositoras”.

José Luis Gioja se despidió este domingo por la tarde de la presidencia del PJ (Partido Justicialista) nacional a través de una carta pública, en la que enumeró los aciertos, errores y a los traidores. Además, destacó la militancia de la nueva conducción que a partir de ahora encabezará el presidente Alberto Fernández.

“Llegar hasta acá no fue fácil, y si bien el camino fue sinuoso y con muchos obstáculos, primó la razón de los dirigentes para poner por delante los intereses de la Patria por sobre los personales”, afirmó el exgobernador sanjuanino.

Gioja transmitió en su carta las sensaciones que le dejó haber sido el máximo dirigente del partido. “Luego de mucho trabajo, horas de reuniones y hectolitros de café, pudimos cumplir el objetivo que nos trazamos cuando asumimos la conducción, allá por mayo de 2016: unir al peronismo y conformar un gran frente electoral progresista para ganarle en las urnas al macrismo y todo lo que eso representa”, dijo.

“En el medio, ha habido de todo lo imaginable, hasta lo que un peronista jamás esperaría: la traición de compañeros que decidieron pasarse a las filas opositoras y competir contra lo que siempre han defendido”, aseguró, haciendo referencia a Miguel Pichetto, compañero de fórmula de Mauricio Macri.

“Además de tener que soportar la ingratitud de los propios, tuvimos que resistir un ataque artero, de una dupla poderosa: un sector de la Justicia combinada con el poder político de entonces, corporizado en una intervención al partido, amañada, irracional y carente de sustento jurídico, que nos desvió de nuestro foco y nos hizo poner las energías en otro lado”, señaló el Diputado nacional.

“Hicieron lo imposible para mantener dividido al peronismo, incluso intentaron quedarse con el partido para ponerlo al servicio de los que históricamente nos combatieron, ayudados por algunos propios, pero no lo lograron, porque a los peronistas no se nos arría con un poncho”.

A pesar de los obstáculos, Gioja afirmó que “hoy podemos decir ‘misión cumplida’”, y agregó que la nueva conducción “tiene por delante una gran tarea: sentar las bases del justicialismo del futuro, ese que nos dará los dirigentes que necesitamos para conducir los destinos del país, para impedir que nuevamente el neoliberalismo se haga del poder en Argentina”.

Además, agregó que “fue un gran honor, en lo personal y en lo político, que me hayan elegido para presidir el partido en el que he militado tola mi vida y el que me permitió acceder a importantes lugares de conducción”.

“Me despido de la presidencia del peronismo pero no de la militancia. Estaré donde sea que pueda aportar mi granito de arena, inspirado siempre en el pensamiento del general Perón y nuestra inmortal Evita; el mejor de los recuerdos de Néstor Kirchner y el coraje de Cristina”, concluyó el legislador nacional.