Condenaron a la joven que ató a su bebé de 2 años a un poste en un loteo de Caucete

571

Es la joven de 24 años que el pasado 8 de diciembre usó una manguera para dejar a su hijo debajo de un sol abrasador y con una temperatura que rondó los 37 grados. Este martes recibió 3 años de cárcel en suspenso, le quitaron provisoriamente la tenencia de sus 5 hijos y tampoco podrá acercarse a ellos.

La joven de 24 años que fue detenida el pasado 8 de diciembre por haber atado a un poste a su bebé de 2 años en un loteo de Caucete, fue condenada en la mañana de este martes en Flagrancia.

Un juez de ese fuero encontró penalmente responsable a D.E.F. del delito de abandono de persona agravado por el vínculo en concurso real por el delito de privación ilegítima de la libertad agravado por el vínculo. Es por eso que recibió una condena de 3 años de cárcel en suspenso.

No obstante, la ahora condenada deberá cumplir con una serie de normas de conductas y también le prohibieron acercarse a no menos de 200 metros de la víctima y de sus otros cuatro hijos. Además, recibió otro duro revés: la tenencia de esos cinco chicos quedó provisoriamente a cargo de la abuela paterna.

El día del hecho, el termómetro marcaba unos 37 grados. Esa mañana, D.E.F. (identificada con sus iniciales para proteger la integridad de la víctima) buscó una manguera y ató a su bebé a un poste ubicado a metros de su casa en calle Caseros, en el Loteo Los Ramos.

El nene estuvo allí por horas y fue una vecina quien vio la terrible escena. Esa mujer se acercó al nene y antes de desatarlo y llevarlo a suc asa para resguardarlo tomó fotos y videos. También llamó a la Policía y contó en tiempo real lo que estaba viendo.

Al rato llegaron unos policías de la Seccional 9na y de la Departamental Nº6. Los uniformados que vieron al pequeño se conmovieron: estaba vestido con una bermuda de jean y una camiseta de fútbol arriba, pero estaba descalzo.

Eran las 13.15 de ese día. El ambiente y la tierra ardían. Y allí estaba ese niño, bajo el sol abrasador, orinado y defecado. Sus pies también mostraban los castigos del calor y la tierra caliente. Luego de darle una excepcional intervención del 102, dieron con la madre.

En principio, la ahora condenada dijo que a su hijo lo habían atado con una manguera a ese poste sus propios hermanitos. Los policías no le creyeron porque ninguno tenía la fuerza ni la destreza suficiente para tal fin.

Más tarde, D.E.F. confesaría que lo hizo porque estaba cansada de que se le fuera de vista, revelaron en ese momento fuentes policiales a Telesol Diario.

Luego de varios cuartos intermedios, la sospechosa, quien es empleada doméstica, fue condenada este martes.

Aparte de los 3 años de prisión condicional, el juez Eduardo Raed dispuso que durante 2 años la joven cumpla una serie de normativas, como fijar domicilio, no usar drogas o abusar del alcohol. También, que busque un oficio acorde a su instrucción.

Además, tampoco podrá acercarse a menos de dos cuadras o mantener contacto personal o por cualquier vía de comunicación con su exsuegra ni con sus cinco hijos, informaron a este diario desde Flagrancia.

Fuente: Telesol Diario