Lo que no se vio de la gala presidencial de Javier Milei en el Teatro Colón

29

El presidente Javier Milei celebró este 10 de diciembre su asunción como Presidente de la Nación en una jornada maratónica. Junto a las figuras más importantes que lo acompañaron durante la campaña política como la vicepresidenta Victoria Villarruel y su mano derecha y hermana Karina Milei, junto a otros funcionarios y referentes políticos, se llevó a cabo una obra de ópera en el Teatro Colón para cerrar el día de su nombramiento como jefe de estado.

Al llegar al emblemático lugar fueron recibidos con el sonido de las trompetas y varios granaderos que aguardaban para escoltarlos.

Ni bien ingresaron los recibió el jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, y el director del teatro Jorge Telerman. También lo saludó la flamante Canciller, Diana Mondino. En el mismo lugar donde hace tan solo unas semanas había sido abucheado por algunos de los presentes en la sala, esta vez Milei fue ovacionado.

“Libertad, libertad, libertad”, se escuchaba mientras decenas de celulares capturaban al presidente libertario que llevaba un traje negro junto a la vice que vestía color rojo con una escarapela que resaltaba debajo de su hombro izquierdo. Ambos ubicados en el palco presidencial saludaron y sonrieron ante la multitud previo a que comience el espectáculo.

Según Telerman, la obra contó con fragmentos de óperas que formaron una amalgama de piezas sinfónicas y operísticas interpretadas por los artistas del teatro. El programa incluyó desde obras de Verdi y Bizet hasta “Balada para un Loco” de Piazzolla-Ferrer. Los fragmentos de ópera trataron temas universales como la lucha por la libertad, el amor, la redención y el heroísmo en un contexto desafiante, reflejando aspectos fundamentales de la condición humana.

Se pudo conocer que los preparativos para este concierto fueron exigentes y meticulosos. En palabras del Director General del Teatro Colón, este evento fue fruto de “minuciosas conversaciones y orientaciones específicas del presidente entrante”. Telerman destacó que la invitación y elección de la programación musical fueron decididos desde Presidencia, y además destacó la importancia de retomar esta tradición en el lugar más emblemático del arte argentino.

Respecto a los ensayos, el funcionario hizo hincapié en el profesionalismo y la dedicación de los artistas del Teatro Colón, quienes se han dedicado durante toda la semana pasada a perfeccionar cada detalle para ofrecer una presentación impecable en este histórico concierto y de esta forma deleitar y sorprender a todos los allí presentes.

“El nuevo presidente electo invitó a mandatarios extranjeros e invitados especiales y terminó con un concierto donde escuchamos a nuestros cuerpos artísticos haciendo un maravilloso concierto y canto de fragmentos de algunas oberturas y arias de distintas óperas, que sabemos que al presidente le gusta mucho porque es un gran melómano. Son conciertos que se arman específicamente para ocasiones así. Se trata de una tradición donde la Ciudad de Buenos Aires pone a disposición el Teatro Colón para que el presidente finalice allí esa jornada tan emotiva e importante para la democracia”, contó Telerman, quién además explicó que desde un primer momento se adelantó que la gala sería transmitida por la Televisión Pública.

Según el programa al que pudo acceder Infobae, este concierto atravesó diferentes partes de destacadas óperas de Giuseppe Verdi, uno de los compositores favoritos de Milei. Pero también hubo algunas joyas como la interpretación del himno nacional argentino y del tango “Balada para un loco” de Horacio Ferrer y Astor Piazzolla, que fueron cantadas por Raúl Lavié acompañado por un quinteto.

También se escucharon oberturas de “Nabucco” de Verdi y el coro “Va, pensiero” de la misma ópera. Además, fue muy emotivo el coro de niños de la ópera “Carmen” de Georges Bizet.

Todo lo que conllevó este evento representó el resurgimiento de una tradición que se había discontinuado en los últimos años. Telerman resaltó que el retorno de esta celebración presidencial al Colón es motivo de orgullo para todos los argentinos, pues ofrece una plataforma para mostrar al mundo las excelencias y capacidades artísticas de los talentos argentinos formados en este prestigioso teatro.