En UDAP deciden el lunes si aceptan llamar a comicios o van a la Justicia

891

Tras la resolución de la Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales, dependiente del Ministerio de Trabajo de la Nación, que le ordenó a la Junta Electoral de la Unión Docente Agremiados Provinciales (UDAP) dejar participar a la Lista Verde Integración Docente, el lunes se espera que haya una definición en el tema. Es porque el organismo electoral puede acatar la decisión y mantener las elecciones para el 13 de abril o disponer un cambio de fecha para permitir que el armado opositor a la actual conducción de Luis Lucero pueda cumplir los pasos necesarios para participar, dada la cercanía de la fecha. Otro camino, que las fuentes del sector no descartan, es que la junta vaya con un recurso de amparo ante la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo de Capital Federal, en disconformidad con la medida. En este último caso, quedaría cuestionado el llamado para el 13.

De quedar firme la posibilidad de participar de la lista opositora, será la primera vez que ocurra en los últimos 12 años, porque la última vez que el oficialismo tuvo rivales fue en el 2011 (ver aparte).

Las idas y venidas se dan en el principal gremio docente de la provincia y que tiene un lugar privilegiado en las paritarias salariales del sector.

El llamado a elecciones se complicó cuando desde la Lista Celeste Sentir Docente, que es la oficialista y liderada por Lucero, cuestionaron que había irregularidades en el armado opositor, que postula a Patricia Quiroga para la Secretaría General. Entre ellas, que era falsa la firma de Silvia Pelletier, que se postula como segunda congresal titular de CTERA.

La objeción se basó en un informe del perito Juan Luis Bertagna Merino, quien cumple tareas también para el Poder Judicial, pero que no fue tenido en cuenta por la Asesoría Técnica de la Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales.

Ese punto más que se desconocen cuestiones establecidas en el estatuto sindical vigente de la UDAP, como que la Lista Verde no presentó la cantidad suficiente de avales o que tuvo inconvenientes con la certificación de afiliados, podrían formar parte de los elementos que serían incluidos en el recurso de amparo.

Mientras tanto, Quiroga, que lidera la Lista Verde, se mostró «contenta y satisfecha» por la decisión del organismo nacional y reiteró que «debe haber elecciones porque la docencia quiere ir a las urnas y porque queremos que se recupere la credibilidad de los maestros». Y aclaró que no van a pedir cambio de fecha sino que se mantenga firme el llamado para el 13 de abril.

Desde la Lista Celeste adelantaron que la intención es ir a las elecciones para la tercera semana de abril.

Según el cronograma publicado ayer, habrá 50 mesas y los afiliados podrán votar con DNI, carnet de afiliación o licencia de conducir.

Una lista rival, tras 12 años

Lo que puede ocurrir ahora es que puede haber una lista opositora en el principal gremio docente de la provincia tras doce años. Es porque la última competencia se había dado en 2011, cuando Graciela López retuvo el Secretariado General frente a dos rivales, que fueron Daniel Aramburu y Marcelo Ruiz.

Después, en las últimas dos elecciones, la de 2015 y de 2019, compitió sólo una lista. Si bien hubo armados que tuvieron intenciones de jugar, uno no llegó a hacerlo y otro fue dado de baja por la Junta Electoral.

Es lo que ocurrió ahora, aunque la Lista Verde apeló y fue ante la Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales, del Ministerio de Trabajo de la Nación, que le terminó dando la razón y habilitó al armado opositor a participar. El área nacional es conducida por Mónica Rissotto.