Milonga sin corte la banda que fusiona tango y cuarteto

1929

Se encargan de fusionar el cuarteto con el tango. Ellos son Milonga sin corte, un grupo de amigos que tomó parte del repertorio de La Mona para contar historias al ritmo del dos por cuatro. No fue casualidad la combinación de ambos géneros. Los artistas contaron que surgió como una «necesidad» de relatar, desde otro lado, las canciones popularizadas por Jiménez.

Hace unas semanas los artistas tuvieron su debut en el Museo Bar del Mandamás, donde fueron sorprendidos por el cordobés más famoso. En aquel encuentro recibieron «la bendición» del cantante y felicitó al cuarteto por el trabajo. «Nos elogió la versión de Mary la del burdel», contaron.

En su paso por Cuarteteando, el conjunto presentó sus versiones de El marginalMary la del burdelLa Renegada y Muchacha de barrio, todos hits con gran contenido social vinculados a los comienzos del rey del cuarteto. 

Vero es la vocalista del grupo y confesó que La Mona le dio el consejo de realizar El Renegado en femenino: «Es preferible hacerlo con tu género porque así va a ser mejor», fueron las palabras de La Mona. Además, el Rey del cuarteto les recomendó otras canciones para trasladar al tango.

La Mona y sus raíces tangueras

En 1975 cuando formaba parte del Cuarteto de Oro, el conjunto lanzó Patio de tango, un disco que contó con 12 canciones interpretadas por Jiménez y Coquito Ramaló. El ídolo cordobés siempre mostró interés por el género rioplatense y llegó a grabar su propia versión de Cambalache, el éxito de Enrique Santos Discépolo.