Tensión en otra comisaría de San Juan

754

El domingo último fue el motín en la Comisaría 6ta de Rawson. El lunes, la escandalosa fuga de tres detenidos en la seccional 7ma de Pocito. Y ahora un principio de motín en la Comisaría 36ta, también en el Sur del Gran San Juan. Esta vez no hubo daños, al menos eso aseguraron en la Policía, pero si alboroto y tensión con un grupo de presos que quisieron revelarse, pero finalmente fueron controlados por los mismos uniformados.

La versión policial es que los revoltosos fueron los mismos que generaron los disturbios en la Comisaría 6ta de Rawson, el domingo último en horas de la tarde. Esos presos, de apellidos Riveros, Mercado y Cabellos, serían los que iniciaron el desorden pasadas las 17 en los calabozos de la Comisaría 36ta, en la intersección de las calles Balmaceda y Progreso, en El Medanito.

Algunos policías señalaron que las primeras comunicaciones alertaban de que los cerca de 15 detenidos alojados en esa dependencia habían prendido fuego a sus colchas. Sin embargo, un jefe policial más tarde aseguró que no incendiaron nada, que solo gritaron y generaron alboroto para que los escucharan. Es que algunos de ellos, que ya tienen condena, pedían que los trasladasen al Servicio Penitenciario Provincial.

La situación era preocupante a raíz de los últimos incidentes registrados en la seccional de Villa Krause y la fuga en la seccional de la villa cabecera de Pocito. Un jefe policial aseguró que todo fue controlado a los pocos minutos con la presencia de efectivos del Comando Radioeléctrico. Luego realizaron gestiones con los jueces de Flagrancia y consiguieron que los detenidos Riveros y Mercado fueran llevados al penal de Chimbas, explicaron otras fuentes de la misma fuerza. El único que falta trasladar es Medina. Estos tres serían que los encabezaban el reclamo.

Con esto, todo volvió a la normalidad, comentó un jefe a cargo de los efectivos que reforzaron la seguridad en la comisaría. De hecho, en la noche de este martes la dependencia funcionaba con normalidad.

(Fuente: Tiempo de San Juan)