Se gastó $2 millones en un auto, lo trajo a San Juan y se lo robaron en 24hs

1267

Un joven sanjuanino sufrió un robo increíble este miércoles por la tarde. Delincuentes le sustrajeron el auto que compró y por el que pagó 2 millones de pesos en Mendoza el martes por la tarde. La sospecha es que detrás de todo del hecho está el mismo sujeto que le vendió el vehículo.

Lo insólito es que “levantaron” el auto Toyota Etios rojo modelo 2019, patente AD 431 JN, de la puerta de su casa en la calle Teniente Blanco, a metros de José Martí, en el barrio Las Heras en Capital. Al parecer sustrajeron el vehículo sin ejercer violencia y posiblemente utilizaron una copia de la llave del vehículo. Sobre esto, Mateo Molina –el damnificado- aseguró a la Policía que el vendedor del coche sólo le entregó una llave y no las dos.

Molina, que tiene 20 años, está incursionando en el negocio de la compra y venta de vehículos, explicó Vanina Morbillo, su madre. La mujer contó que hace más de una semana el joven vio que ofrecían ese Toyota Etios en una cuenta de Facebook. El vendedor era de Mendoza, de modo que se contactó con él y después entabló la negociación a través de Whatsapp.

Finalmente acordaron el pago de 2 millones de pesos por el vehículo. Fue así que este martes Molina viajó junto a un amigo a Mendoza para encontrarse con el vendedor. Le pagó, firmó los papeles y se trajo el vehículo a San Juan. “Llegó acá como a las 15 y lo dejo estacionado en la calle, frente a la casa”, contó su tía Fabiana Morbillo.

El vehículo siempre estuvo en el mismo lugar hasta este miércoles en la tarde. Las mujeres relataron que salieron por un rato, pero regresaron a las 16.30 y el auto todavía estaba junto al cordón. “Nosotras vimos un auto blanco estacionado a la vuelta y no le dimos importancia. Mi sobrino estaba adentro de la casa”, relató la tía del joven.

Buscado. Este es el vehículo robado y el que ahora busca la Policía sanjuanina.

Minutos antes de las 17, Mateo Molina salió a la calle para marcharse y descubrió que el Toyota Etios ya no estaba en el lugar donde lo dejó estacionado. Ahí descubrió que se lo habían robado. Después avisó a la Policía y concurrió a la Seccional 28va para hacer la denuncia. Más tarde, los investigadores informaron que, según los registros, ese auto Toyota Etios pasó a las 18 por el puesto caminero de Control San Carlos en dirección a Mendoza, explicaron los familiares de Molina.

Las cámaras de seguridad de la esquina de la casa de Molina no funcionan. De todos modos, las cámaras de una vivienda de calle José Martí logró captar al vehículo, cuando se alejaba del barrio. En esas imágenes también se ve al auto blanco que lo seguía.

La familia, al igual que la Policía, sospecha que el mismo vendedor envió a un grupo de delincuentes en otro vehículo para que sustrajeran el Toyota. Es una hipótesis. De lo que no hay dudas es que el joven ahora no tiene el auto y perdió los 2 millones de pesos que pagó por él. La madre contó que el supuesto vendedor bloqueó en el teléfono a Molina y aparentemente los papeles que le entregó tiene algunas adulteraciones.

(Fuente: Tiempo de San Juan)