Un remisero salió en defensa de jóvenes y ahí lo mataron de un tiro en Villa del Carril

888

La versión que manejan los investigadores policiales y judiciales es que el remisero Víctor Hugo Salas recibió el balazo en la cara y murió, todo por defender a un grupo de jóvenes y a unos niños que estaban sobre calle Las Heras en Villa Del Carril, en la Capital sanjuanina. También aseguraron que las personas que le dispararon habían tenido un altercado o una pelea un rato antes con los vecinos de la víctima en la Plaza 25 de Mayo en medio de los festejos por el triunfo de Argentina.

Esa es la hipótesis principal que trabajaría el fiscal Iván Grassi y el equipo de la UFI de Delitos Especiales junto la Policía. El asesinato se produjo pasadas las 20.30 y, de acuerdo a las primeras informaciones, el remisero Víctor Hugo Salas recibió un balazo que impactó en uno de sus pómulos. El hombre de 48 años murió en el acto.

Esto ocurrió casi en la puerta de su casa. La versión es que él era ajeno al problema, pero sí conocía los jóvenes que tuvieron el incidente con el grupo agresor. Fuentes ligadas al caso revelaron que, supuestamente, el problema empezó en la Plaza 25 de Mayo durante los festejos por el triunfo de la Selección Argentina ante Croacia.

Según señalaron fuentes del caso, unos jóvenes que viven sobre calle Las Heras y son vecinos de Salas se cruzaron con otro grupo de muchachos, que son de otra zona de Villa del Carril y con quienes parece que tienen rivalidad. No está claro si llegaron a trenzarse a golpes, pero se amenazaron y juraron vengarse en ese primer encontronazo.

Pasadas las 20, el primer grupo volvió a la calle Las Heras y estuvo reunido sobre la vereda cerca de la casa de Salas. Fue ahí que apareció un auto Chevrolet Corsa gris o verde, en cuyo interior viajaban cuatro o cinco jóvenes con lo que tuvieron el incidente en la plaza del centro sanjuanino. Los testigos señalaron a los investigadores que estos últimos pasaron por la calle largando tiros

Los agresores llegaron casi hasta calle 9 de Julio y dieron la vuelta para pasar de nuevo e intimidar a sus contrincantes. Fue ahí que el remisero Salas, que escuchó los tiros o vio la peligrosa escena, salió a increpar a los ocupantes auto Chevrolet. Según las versiones, les gritó diciéndole que no dispararan que había niños, entonces uno de los sujetos bajó del auto y largó otros disparos en dirección a su cuerpo. Uno de esos proyectiles impactó en el rostro de Salas y le causó la muerte casi en el acto.

Tras el disparo mortal, los ocupantes del Chevrolet se dieron a la fuga. Hasta la medianoche de este martes, los investigadores policiales y de la UFI de Delitos Especiales buscaban ese auto y a sus ocupantes. Las fuentes dijeron que habría identificado, al menos, a dos de ellos a partir de los datos de los vecinos de la víctima. La víctima tenía hijos jóvenes y hace 25 años que se desempeña como remisero. Sus compañeros relataron que estuvo trabajando todo el día martes y llegó a su casa cuando ya había empezado el partido de Argentina-Croacia.

(Fuente: Tiempo de San Juan)