En San Juan aumentaron las denuncias por violencia de genero.

921

Todos los 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en el que se busca visibilizar y denunciar la violencia hacia las mujeres, niñas y adolescentes. Esta fecha siempre es oportuna para informar (y sobre todo recordar) los números de víctimas que, año a año, son blanco de agresiones relacionadas con el género. Desde febrero de este 2022 hasta mediados de noviembre, en San Juan hubo un total de 5.521 denuncias, un 57% más que el año pasado, cuando hubo 3.153, dijeron las autoridades. La clave de este aumento, agregaron, es que las personas se sienten más contenidas y denuncian más. Por otra parte, en relación con los femicidios, en la provincia hubo uno, el caso de Yoselí Rodríguez, la nena de 10 años asesinada por su primo en Media Agua.

El único femicidio que hubo en la provincia inauguró el año tanto a nivel provincial como nacional. Yoselí, de apenas 10 años, fue asesinada por su primo, Juan Carlos “Pelado” Rodríguez, en la madrugada del 1 de enero de 2022. La nena fue abusada sexualmente y apuñalada en reiteradas oportunidades. El caso fue resuelto en tiempo récord: en dos meses y una semana, el femicida fue condenado a cadena perpetua.

La lucha de las mujeres y disidencias no parará hasta que el número de femicidios sea cero. Por eso, resulta fundamental visibilizar los otros datos. En San Juan, el Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género (Cavig) se encarga de realizar un abordaje integral, con asesoramiento y con un acompañamiento multidisciplinario. En este marco, esta institución lleva un conteo de estadísticas que muestran la realidad: desde el 26 de febrero de este año hasta el 16 de noviembre, 5.521 víctimas denunciaron a sus agresores. Además, hubo 14.731 gestiones que no fueron judicializadas y 712 judicializaciones.

Del total de denuncias, 4.543 tuvieron resoluciones definitivas y 1.873 fueron archivadas. Sólo 12 tuvieron sentencias absolutas en primera instancia y más de 500, sentencias condicionales en suspenso. En relación con las condenatorias en primera instancia, el total de casos fue de 35.

Por otra parte, de los declarados culpables de forma condicional, 127 fueron condenados de manera efectiva. Finalmente, este 2022 hubo 220 sobreseídos.

La cantidad de denuncias en sólo nueve meses de este año llama poderosamente la atención, puesto que en todo el 2021 hubo 3.153. Para Laura Vera, representante de la sede de San Juan de Amas de Casa de la República Argentina, este aumento se debe a que las mujeres se encuentran más contenidas en sus contextos y se animan a denunciar más.

Sin embargo, advirtió que aún hay un camino largo por recorrer, ya que muchas de las víctimas no denuncian porque creen que sus victimarios no recibirán el castigo suficiente.

“Cavig sólo toma partido en casos donde la violencia es visible, no cuando la violencia es de índole psicológico, por ejemplo. Entonces, que denuncien allí es una forma de revictimizarlas a veces”, explicó Vera.

Amas de Casa en San Juan tiene dos refugios para asistir víctimas de violencia de género y sus hijos e hijas. Entre los dos hay cupo para que se asilen 25 mujeres. Actualmente, hay 23.

“Muchas veces, el proceso de sacarlas de la violencia es complicadísimo. Con algunas vamos muy de a poco, algunas vuelven con sus parejas y regresan al cabo de unos meses buscando contención de nuevo. Lo importante es que nunca se sientan solas”, dijo.

En ambos refugios de Amas de Casa no sólo las asesoran legalmente para denuncia, sino que también abordan el caso de una manera integral. Además de lograr la emancipación psicológica, el objetivo es que las víctimas lleguen a una libertad económica para no depender más de sus agresores.

Por eso, plantea Vera, en los refugios lo que se hace es brindar talleres para que las mujeres desarrollen sus microemprendimientos y, de esta manera, emanciparse desde el punto de vista económico. “Algunas se van comprando sus muebles para irse a vivir solas”, contó.

De esta manera, la representante y militante destacó la importancia de las contenciones sociales a la hora de denunciar, sobre todo de las instituciones y las familias. Este es un motivo fundamental por el cual crecieron de manera exponencial las denuncias, por la contención a las víctimas.

(Fuente: Diario Huarpe)