Casación confirmó que la causa de la “Gestapo sindical” debe quedarse en Comodoro Py

114
Edificio Comodoro Py
Edificio de Comodoro Py 2002 (Maximiliano Luna)

Los tribunales de Comodoro Py tramitarán la investigación conocida como la “Gestapo-gate”, el expediente que analiza lo sucedido en una reunión en la sede del Banco Provincia de la Capital Federal en junio de 2017 en las que se habló de una “Gestapo” sindical y de avanzar con denuncias contra Juan Pablo “Pata” Medina, que poco después sería detenido. Así lo ratificó este jueves la Cámara Federal de Casación Penal al rechazar por inadmisible un recurso del abogado del sindicalista que buscaba que el caso siguiera en el juzgado de La Plata.

Ahora, bajo la lupa de la Cámara Federal porteña quedarán los procesamientos dictados contra gran parte de los participantes de esa mesa que aparecía en el video: el ex subsecretario de Justicia bonaerense Adrián Grassi; el senador provincial de Cambiemos Juan Pablo Allan y los ex directivos de la AFI Juan Sebastián De Stéfano (Asuntos Jurídicos), Diego Dalmau Pereyra (Contrainteligencia) y Darío Biorci (ex jefe de Gabinete de la subdirección de la AFI). En aquel fallo se había dispuesto además profundizar la investigación a las “autoridades nacionales” que dieron órdenes y a las judiciales por el armado de casos.

La decisión fue tomada por la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, que rechazó un planteo del abogado de “Pata” Medina para que el caso siguiera tramitando en los tribunales de La Plata. La Cámara Federal ya había dicho que ese episodio debía investigarse dentro del megaexpediente por el llamado espionaje macrista. Y los jueces Mariano Hernán Borinsky, Javier Carbajo y Gustavo Hornos, de la Sala IV de la Casación, ratificaron ese criterio, al declarar inadmisible el recurso.

En la resolución a la que accedió Infobae, Casación sostuvo: ”Esta Cámara podría intervenir si el recurrente demostrara que, en el caso, se encuentra en juego un agravio actual de tardía o imposible reparación ulterior que le genere la decisión dictada por el a quo, lo que llevaría a equipararlo un pronunciamiento de carácter definitivo, lo que sumado a la existencia de una cuestión federal debidamente acreditada podría habilitar así la intervención de esta Cámara”. Pero, “no resulta suficiente la sola invocación de un agravio de naturaleza federal para fundar la admisibilidad del recurso interpuesto, sino que este debe contar con un grado mínimo de fundamentación”, que aquí no se verifica, indicaron.

Pata Medina
Pata Medina

“Tanto los reclamos ensayados por la parte al respecto, como la remisión a lo considerado por este tribunal al analizar la viabilidad del recurso interpuesto por otra parte en otras circunstancias, no bastan para tener por configurada una situación que permita habilitar la apertura de esta instancia en la medida en que no se ha particularizado alguna afectación concreta a la garantía de juez natural invocada, ni una posible afectación a la correcta administración de justicia”, afirmó.

De esta manera, el caso pasara ahora a ser instruido por el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, que ya recibió desde los tribunales de Lomas de Zamora otra causa que nació allí por espionaje. Varios de los ex agentes de la AFI imputados en La Plata ya están investigados en la megacausa del espionaje. Y entre las víctimas que habrían sido espiadas en la cárcel también estaba el “Pata Medina”, eje de la denuncia que tramita en la capital provincial.

Desde el comienzo de la causa se puso en duda la competencia de La Plata para investigar esa denuncia teniendo en cuenta que los hechos ocurrieron en la ciudad de Buenos Aires. Y porque ya estaba el antecedente de criterio de la Cámara Federal de Casación Penal que determinó que la causa por espionaje ilegal que nació en Lomas de Zamora debía pasar a Comodoro Py porque precisamente las órdenes para hacer espionaje ilegal habrían salido de las oficinas de la AFI, a metros de la Casa Rosada.

Con esta decisión, Martínez De Giorgi pidió la causa a La Plata. La oposición de alguno de los querelles o la fiscalía, a través de una apelación, podría llevar el caso a que sea la Cámara Federal de Casación Penal la que dirima la cuestión. Precisamente, la Sala IV de ese tribunal había sido la que anuló un fallo anterior de forma unipersonal e instó a los jueces Mariano Llorens, Eduardo Farah y Pablo Bertuzzi a que dictaran un nuevo pronunciamiento sobre la competencia. En octubre pasado, ese tribunal dijo que el caso era de Comodoro Py y hoy Casación rechazó el planteo de la querella de Medina.

El caso llegará entonces a Comodoro Py cuando se deben revisar los procesamientos dictados por Kreplak contra ex funcionarios de María Eugenia Vidal y directivos de la AFI macrista.

“La mesa judicial bonaerense”

La foto publicada por Cristina Kirchner sobre la reunión de Marcelo Villegas
La foto publicada por Cristina Kirchner sobre la reunión de Marcelo Villegas

La causa conocida como Gestapo o mesa judicial bonaerense tramitó hasta ahora en el juzgado federal de La Plata, en manos del juez Ernesto Kreplak. A fin del año pasado, la entonces titular de la AFI Cristina Caamaño denunció el caso en esa jurisdicción. En ese momento se explicó que Caamaño había encontrado copias de un video en donde se hablaba de esa reunión en una computadora vieja.

El hallazgo del video fue después del fallo que había dictado la Sala I de la Cámara Federal diciendo que la AFI macrista no había sido una asociación ilícita que espió a políticos propios y opositores, gremialistas, periodistas y dirigentes sociales. Y afirmó que sólo debía responsabilizarse por violar la ley de inteligencia a un grupo de agentes que compartían sus seguimientos en el “SuperMarioBross”. Aunque el fallo no utiliza el término, la hipótesis es que esos agentes sí actuaban como “cuentapropistas” para futuras extorsiones.

Lo cierto es que la denuncia llevada ante Kreplak derivó en que a fines de abril se firmaran los procesamientos del ex subsecretario de Justicia bonaerense Adrián Grassi; el senador provincial de Cambiemos Juan Pablo Allan y los ex directivos de la AFI Juan Sebastián De Stéfano (Asuntos Jurídicos), Diego Dalmau Pereyra (Contrainteligencia) y Darío Biorci (ex jefe de Gabinete de la subdirección de la AFI). Y en ese fallo pidió profundizar investigación a las “autoridades nacionales” que dieron órdenes y a las judiciales por el armado de casos.

Esos procesamientos no están firmes. La defensas apelaron y debía ser analizado por la Cámara Federal de La Plata. Pero, al mismo tiempo, el juez Martínez De Giorgi planteó que el caso debía pasar a Comodoro Py. Según dijo, “los procesos no pueden ser escindidos e imponen la necesidad de que un único juez concentre en una misma causa la investigación de todos los hechos, analice sus distintas pero estrechas aristas fácticas y probatorias y, desde esta perspectiva, realice su encuadre jurídico acorde con la gravedad y mayor amplitud de los sucesos ventilados en el marco de la causa nro. 14149/2020, por la que ya han sido cautelados algunos de los sujetos allí imputados”.

Seguir leyendo:

Tras la maniobra en el Senado, ahora el Frente de Todos en Diputados designó a un hombre cercano a CFK para el Consejo de la Magistratura