Juicio por la obra pública: mañana terminan los alegatos y el tribunal oral arma la agenda para llegar al veredicto

111
juicio obra publica defensa lazaro baez
El juicio por la obra pública se hace por videoconferencia

Los alegatos del juicio oral por la obra pública en Santa Cruz, en el que la vicepresidenta Cristina Kirchner es la principal acusada, terminan mañana. Fueron tres meses de audiencias con los pedidos de condena que hizo la Fiscalía y las absoluciones que solicitaron todos los imputados. Y desde mañana el Tribunal Oral Federal 2 comienza a diagramar la agenda de lo que resta del proceso hasta el veredicto, que será antes de fin de año.

El abogado Miguel Arce Aggeo culminará mañana en su tercera audiencia -desde las 9.30 horas- con su exposición y pedirá la absolución de Juan Carlos Villafañe y José Raúl Santibáñez, ambos ex presidentes del directorio de la Administración General de Vialidad de Santa Cruz. Son dos de los 13 acusados del juicio en el que se juzga si hubo irregularidades en las 51 obras públicas que las empresas de Lázaro Báez recibieron para Santa Cruz entre 2003 y 2015 durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Con el cierre de los alegatos al juicio le quedan tres etapas antes del veredicto: que los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola respondan los planteos que hicieron las defensas; las réplicas y dúplicas de las partes; y las últimas palabras de los acusados.

Y sobre eso están trabajando los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso para armar el calendario de esas últimas etapas. Ninguna será tan extensa como los alegatos.

La primera será que la Fiscalía responda los planteos que hicieron las defensas. Son cerca de seis en los que solicitaron la nulidad de una parte de acusación y la prescripción de la causa, entre otros. La respuesta es obligatoria de parte de los fiscales. “No es algo que lleve más que un par de horas”, le dijo a Infobae una fuente judicial. La expectativa es si esa respuesta se dará mañana después de los alegatos de Arce Aggeo o si quedará para otro audiencia.

Te puede interesar: Obra pública: la fiscalía pidió 12 años de prisión para Cristina Kirchner y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos

Cristina Kirchner en su última exposición en el juicio oral
Cristina Kirchner en su última exposición en el juicio oral (MAGALI CERVANTES/)

El siguiente paso son las réplicas y dúplicas. Es la posibilidad que tienen las partes de responderse los alegatos si hubo algo nuevo que se introdujo. Esta etapa no es obligatoria por lo que se espera que el tribunal le pregunte a la Fiscalía y a los abogados de Unidad de Información Financiera (UIF), el organismo del gobierno nacional que actúa como querellante en el caso, si entienden que deben responder.

Si se cumple esa etapa podría llevar algunas audiencias. “Pero no muchas porque no todas las partes van a ser replicadas”, especuló la fuente.

Y para terminar, las últimas palabras de los acusados. Es el momento de cierre del juicio en el que los imputados tienen la posibilidad de hablarle a los jueces por última vez antes del veredicto. Después del último, los jueces tienen dar a conocer su decisión.

En procesos con muchos acusados –como es el caso de la obra pública- lo que suele ocurrir es que los tribunales arman bloques de acusados para las últimas palabras y los reparten en distintas audiencias. Es lo que seguramente ocurrirá en este juicio.

En ese caso habrá que ver cuántas audiencias destina el tribunal para las últimas palabras. Ese plazo servirá para que cada uno de los jueces tome su decisión para después llevarla a la discusión entre los tres.

Otro punto que el tribunal deberá resolver si a partir de la semana que viene mantiene el esquema de tres audiencias –lunes, martes y viernes- que aplicó para los alegatos o regresa al de dos. “Seguramente continúen con las tres”, adelantó una fuente.

Con ese esquema a definir la especulación es que el veredicto podría ser entre mediados de noviembre y de diciembre. “En pleno mundial de Qatar”, repiten los abogados de los acusados cuando especulan con esa fecha.

Desde hace tiempo que los jueces tienen una decisión: que el resultado del juicio no sea en 2023, año de elecciones presidenciales, para que no haya especulaciones políticas con su fallo. Más allá de que por la magnitud de la principal acusada siempre las habrá.

La Fiscalía dio por probado que en las obras que recibió Báez hubo delitos. Sus empresas no tenían la capacidad para hacerlas, se les dieron beneficios por fuera de la ley, se le pagaron por obras sin terminar y que se gestó el “plan limpiar todo” en la etapa final del gobierno de Cristina Kirchner en 2015.

Te puede interesar: Beraldi pidió la absolución de Cristina Kirchner y contestó la frase final del fiscal Diego Luciani

Juicio a Cristina Kirchner por la obra pública: el fiscal comenzó su alegato
El fiscal Diego Luciani

Por eso el fiscal Luciani pidió condena para los 13 acusados. Para la vicepresidenta –en lo que es su primer juicio- solicitó 12 años de prisión y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. La misma pena para Báez y 10 años para Julio De Vido, ex ministro de Planificación Federal, para José López, ex secretario de Obras Públicos y para Nelson Periotti, ex titular de la Dirección Nacional de Vialidad, entre los principales acusados.

“Estamos convencidos de haber alcanzado la verdad y ahora le toca a cada uno de los jueces, a quienes la sociedad esta mirando. Señores jueces este es el momento: es corrupción o justicia. y ustedes tienen la decisión”, dijo Luciani en el cierre de su alegato.

Los abogados de la UIF solo acusaron a los ex directivos de Santa Cruz con pedido de condenas menores y la advertencia de que la causa podría estar prescripta para ellos. Mientras que para los principales acusados –Cristina Kirchner, Báez, De Vido- entendieron que no cometieron delitos y pidió que sean absueltos.

Las defensas pidieron las absoluciones. Rechazaron las acusaciones de la Fiscalía y explicaron por qué no se cometió ningún delito. “No es corrupción o justicia. Hay un solo camino, justicia. Las acusaciones fueron desmanteladas, destruidas. No hay otro camino”, planteó en su alegato Alberto Berladi, abogado de Cristina Kirchner.

Seguí leyendo:

Atentado a Cristina Kirchner: Milman rechazó la acusación y la vicepresidente pidió el secuestro de los celulares de las empleadas del diputado