Presupuesto 2023: asigna menos partidas para los planes sociales y mantiene el gasto en personal del Estado

38

El Presupuesto 2023 que trata la Cámara de Diputados prevé menos recursos en planes sociales, salud, educación, vivienda, medio ambiente y transporte. Asimismo, el proyecto no contempla recortes en el gasto del personal estatal y fija una baja en los subsidios económicos por la segmentación tarifaria.

Así surge del análisis realizado por la Unidad de Datos de Infobae del proyecto enviado por el Ministerio de Economía, en base al informe de la Oficina del Presupuesto del Congreso y a la inflación del 60 por ciento prevista en la iniciativa oficial.

Del análisis de las partidas del proyecto oficial se desprende que el 84% de las áreas de la Administración Central tendrán el año próximo menos fondos en términos reales, considerando la inflación proyectada. Esta asignación de fondos obedece a la necesidad de cumplir con lo acordado con el FMI. El presupuesto enviado por el Palacio de Hacienda prevé un descenso del déficit fiscal del 2,5 al 1,9% del PBI.

“Este es un presupuesto de crecimiento, de creación de empleos y de distribución de ingresos”, aseguró el diputado Marcelo Casaretto (Frente de Todos) .

La oposición de Juntos no piensa lo mismo. “El Presupuesto que mandó el Gobierno es una derrota ideológica del kirchnerismo, que está obligado a reconocer que hay que corregir el descalabro fiscal. Argentina tiene que bajar el gasto público; el país es inviable con el nivel de impuestos que tiene y con este déficit. El proyecto prevé una caída de 1,2 puntos del PBI del gasto primario. Es la primera ley en la que los kirchneristas proponen reducción del gasto primario. Es un hito histórico. Ahora reconocen que el camino que vinieron siguiendo es el equivocado. Es muy probable que el próximo gobierno deba continuar esta corrección fiscal y controlar el nivel de gasto del Estado”, advirtió Luciano Laspina, diputado nacional del PRO, y referente económico de esta fuerza.

Las prestaciones sociales tendrán una caída real en su conjunto del 2,8% según lo previsto para el 2023, con un recorte de 0,5 puntos porcentuales del PBI. En tanto, los subsidios económicos sufrirán una baja de casi el 16%, reducción que equivale también a 0,5 puntos menos del PBI, básicamente por la segmentación de tarifas. En tanto, en un escenario de vacas flacas, el Gobierno central también recortará las transferencias a las provincias en casi el 14%, y los fondos para las universidades nacionales en un 12,2%.

En cambio, no están previstos recortes en los gastos en personal del Estado que, por el contrario, registrarán una suba real del 0,4%. Con más de $3 billones previstos, esta partida se llevará 2,1 puntos porcentuales del PBI.

Seguramente habrá una recaudación mucho mayor por inflación en 2023, que la estimada por el Gobierno. Por este motivo, uno de los pedidos de Juntos para acompañar el proyecto, es incluir una cláusula que obligue al Gobierno a pedir una ampliación presupuestaria, si los recursos fiscales llegan al tope del presupuesto acordado.

Fondos para planes sociales

Del análisis de Infobae de las partidas para planes sociales que ahora dependen de la nueva ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, surge que el Potenciar Trabajo – el principal programa de asistencia laboral que es básicamente manejado por las organizaciones sociales – tendrá solo un 4,9% de aumento, con $584.938 millones previstos. Este programa tiene hoy 1,3 millones de beneficiarios que cobran la mitad de un salario mínimo vital y móvil (SMVM), y deben cumplir una contraprestación de 4 horas diarias en proyectos productivos, de mantenimiento barrial en municipios y provincias, o la terminación de los estudios.

El otro gran plan de ayuda social es el de Políticas Alimentarias, que tendrá en cambio un recorte del 24,5%, con $356.117 millones asignados para el año próximo. De este programa depende la ex tarjeta Alimentar que, con 2,5 millones de beneficiarios, se lleva el 80% de sus fondos. El dinero se acredita en forma automática a través de la Anses a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), embarazadas a partir del tercer mes, personas con discapacidad que reciben AUH y madres con más de 7 hijos.

Otro de los programas sociales que sufrirá una disminución de partidas es el Plan Progresar, consistente en becas para los jóvenes. De una partida de $102.711 millones este año, está previsto que pase a tener $138.240 millones. Considerando la inflación estimada por el Gobierno en 2023, tendrá un recorte del 23,5%.

Por otro lado, habrá una baja del 2,6% en los fondos para la AUH, la Asignación Universal por Embarazo (AUE) y la ayuda escolar AUH en valores reales. La AUH y la AUE son cobradas por madres o padres desocupados o sin trabajo registrado, por cada hijo menor de 18 años, y a embarazadas a partir del tercer mes. El proyecto enviado al Congreso prevé que el año próximo haya 8.851 menos beneficiarios de la AUH, 1.100 menos de la AUE, y 7.425 menos de ayuda escolar.

Laspina, diputado macrista y vicepresidente de la Comisión de Presupuesto advirtió que el proyecto enviado prevé una reserva del gasto social sin asignación específica de $300.000 millones. “Esos fondos no tienen destino asignado. Puede que no lo vayan a gastar, o puede que sea una reserva para apagar incendios si la situación social se complica”.

Para jubilaciones y pensiones, una de las principales erogaciones del Estado que se lleva cerca del 40% del gasto total, el proyecto oficial contempla una suba de solo el 3% para el 2023, considerando la inflación promedio estimada anual del 76%. No están casi previstos bonos ni complementos a la tercera edad.

Las partidas asignadas a los ministerios

La cartera de Vivienda dispondrá de un 4,2% menos de fondos en términos reales.

A su vez, el Ministerio de Obras Públicas, un organismo clave en un año electoral y vital para la dinamización de la Economía, tiene presupuestado casi un 3% menos de recursos para obras realizadas por el Estado en todo el país.

Seguridad, una de las principales preocupaciones de la población junto con la escalada inflacionaria, dispondrá de una partida 5,7% inferior.

El área de Salud, ya sin previsiones de gastos extras por la pandemia, será alcanzada por una reducción más pronunciada, -15%-, en tanto que Educación tendrá una poda del 11%. Pero el recorte más importante será en la transferencia a las universidades nacionales.

Pese a la expansión de los incendios que se vienen produciendo en varias provincias del país desde principios de este año, y a que la superficie quemada este año ya superó en un 70% a la del 2021, el presupuesto para Medio Ambiente previsto para 2023 es un 11,4% inferior. La sequía por el fenómeno de La Niña y la falta de prevención de fuegos podrían complicar el manejo de la situación por parte del ministro Juan Cabandié.

La cartera de Transporte, a cargo de Alexis Guerrera, dispondrá de un 13% menos de recursos previstos para 2023.

También la de Turismo y Deportes, conducida por Matías Lammens, sufrirá una reducción del 20% para el 2023 en términos reales. Y para el programa Previaje están previstos $27.902 millones, un 39% menos que para este año.

Asignación de los subsidios

El redistribución de los subsidios es del 16,7%. De esta cartera depende el área energética, y el Ejecutivo apuesta a que el gasoducto Néstor Kirchner esté funcionando para junio del año que viene, lo que permitirá reducir la sangría de dólares por importaciones de energía.

El proyecto prevé una baja de los subsidios económicos por un total de 0,5 puntos porcentuales del PBI. De esa cifra, el recorte en los subsidios a la energía será de 0,3 puntos porcentuales del PBI (pasarán de 2 puntos a 1,6), y se focalizará en la energía eléctrica, donde el Gobierno prevé un recorte de casi el 30% en la partida prevista para 2023 considerando la inflación. La reducción de los subsidios al gas será del 11%, también a valores reales. Estas previsiones obedecen a la aplicación del esquema de aumento de tarifas segmentadas con topes de consumo.

En cuanto a los subsidios al transporte, tendrán una reducción de 0,1 puntos porcentuales del PBI (pasarán de 0,5 al 0,4), con un recorte previsto para 2023 próximo de 22,2% respecto de los fondos presupuestados este año.

Fondos para las provincias

El proyecto oficial establece un 14% menos en las transferencias a las provincias, previstas para el año próximo en $818.151 millones. El mayor recorte está en la Asistencia Financiera a Provincias y Municipios, que será del 99,4%, siempre considerando la inflación.

El Fondo Nacional de Incentivo Docente se verá disminuido en un 22,7%, y las partidas de seguros público de salud, se achicará un 22,3% a valor real. Los Aportes del Tesoro Nacional (ATN), de asignación discrecional por parte de la Administración central, tendrán un recorte de 9% y las cajas previsionales provinciales, del 12,7%.

Qué áreas recibirán más recursos

En el otro extremo, hay dos áreas que sí verán notoriamente incrementados sus recursos. Una es el Ministerio de Interior, del que dependerá la realización y costeo de las elecciones el año próximo y que contará con 40,2% más de fondos, considerando la inflación: dispondrá de $192.811 millones. El otro ítem que se llevará una masa mayor de recursos es el pago de la deuda pública: pasará de $1,3 billones a casi $3 billones, un 24,2% más a valores reales.

A su vez, entre los subsidios que otorga el Estado, el FONDEP será el más beneficiado, con un 108,6% de aumento en su partida. Pasará de $16.706 millones este año a $61.364 en 2023. Se trata del Fondo Fiduciario Público que tiene por objetivo el de facilitar el acceso al financiamiento a PyMEs para proyectos productivos.

¿Cómo se procesó la información?

La Unidad de Datos de Infobae accedió a los datos del Presupuesto por área estimado para 2023 que publicó en este repositorio el Ministerio de Economía de la Nación. Los datos abiertos exportables del presupuesto 2022 se descargaron del sitio de Presupuesto Abierto, que depende de la misma cartera. Asimismo se accedió a la presentación del Proyecto de Ley del Presupuesto 2023, elaborado por la Oficina del Presupuesto del Congreso.

Sobre la base de esta información se calculó el ajuste presupuestario porcentual tomando como base el dato de la inflación proyectada para 2023. Si desea visualizar y/o descargar la hoja de cálculo, siga este enlace

Procesamiento y visualización de datos: Daniela Czibener y Andrés Snitcofsky

SEGUIR LEYENDO:

Presupuesto 2023: el Gobierno prevé asistir a 19 millones de personas a través de planes sociales y otros beneficios