Massa entra como megaministro de Economía, Agricultura y Producción

860

Antes de lo que él mismo había anticipado, aunque ya sin sorpresa porque era un secreto a voces en los pasillos de la Casa Rosada y de los medios en los últimos tres días, ayer se confirmó el desembarco en el Gabinete nacional de Sergio Massa. Y tendrá un cargo a la medida de sus expectativas ya que el Gobierno creó un nuevo ministerio para que el hasta ahora presidente de la Cámara de Diputados se convierta en un súper ministro de Economía, Agricultura y Producción. Esto a partir de la fusión de los ministerios de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura. Además, este megaministerio tendrá bajo su órbita el control de las relaciones con los organismos internacionales, bilaterales y multilaterales de crédito. Por eso, pasadas las 3 de la tarde de ayer, presentó su renuncia el Secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, quien tenía a su cargo la relación con los organismos regionales y multilaterales de crédito. Era uno de los hombres más afines al presidente Alberto Fernández. Su lugar lo ocupará la hasta ayer titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, que deja su lugar en el organismo recaudador ya que una de las condiciones de Massa para entrar al Gabinete era tener el control de organismos claves como Anses, AFIP, Banco Central, Aduana y la Secretaría de Energía, además de Agricultura (que define la relación con el campo) y Producción ( de relación directa con la Industria).

De los organismos de alto impacto en el manejo de fondos que pidió, Massa ya tiene a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Asuntos Estratégicos y los ministerios de Agricultura (hasta ayer en manos de Julián Domínguez) y de Producción en el que desembarcó, recientemente, Daniel Scioli.

Sobre el Banco Central, Alberto Fernández no quiere desprenderse de Miguel Pesce pero todo parece indicar que sus horas están contadas. Durante toda la jornada se especuló con que Massa habría tentado al

economista Martín Redrado para un eventual regreso a la presidencia del Banco Central, cargo que ocupó entre 2004 y 2010, pero el economista negó que haya mantenido contacto con Massa, y mucho menos que le hubiera ofrecido el cargo. También hay incógnitas sobre Anses, que comanda la camporista Fernanda Raverta, quien responde de forma directa a la vicepresidenta, Cristina Fernández. Anses es la caja de pandora de cualquier gobierno ya que de allí salen los fondos para jubilaciones, AUH, Pensión del Adulto Mayor y una larga lista de planes sociales. Anses, que maneja los fondos de las seguridad social, y la AFIP que recauda los impuestos, son las dos cajas más preciadas para cualquier ministro de Economía, más en tiempos de vacas flacas con dólar alto y una inflación volando en torno al 80% anual.

Sobre la Secretaría de Energía tampoco hasta anoche hubo novedad de cambio de nombres. Massa quiere el control del área porque será clave para lograr la independencia energética a partir del año que viene con la puesta en marcha del gasoducto Néstor Kirchner que podrá revolucionar la generación de gas y petróleo en la formación de Vaca Muerta en la provincia de Neuquén.

Lo concreto, hasta ahora, es la salida de Gustavo Béliz y la del ministro de Agricultura, Julián Domínguez, que renunció al desaparecer el ministerio que estaba a su cargo. Marcó del Pont sigue, pero en otra función, y el ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, volverá a ocupar la Embajada Argentina en Brasil, cargo que había dejado para reemplazar a Matías Kulfas. También seguirá en el gobierno la flamante ministra de Economía, Silvina Batakis, que lleva menos de un mes en el cargo: quedará al frente del Banco Nación en reemplazo de Eduardo Hecker.

‘El lunes comenzaré a nombrar a mis funcionarios’ informó ayer, tras la confirmación de su designación, Sergio Massa. El tigrense asumirá cuando se elija su reemplazo al frente de la Presidencia de la Cámara de Diputados prevista para el martes próximo -ver abajo.

> El martes, la sucesión: suena Moreau

El confirmado súper ministro de Economía y aún presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, anunció ayer que convocará a una sesión especial para el próximo martes para tratar su renuncia y elegir al nuevo titular del cuerpo legislativo que completará su mandato, que vence a fines de diciembre. Al ser consultado sobre el nombre de su sucesor, Massa dijo que “es una decisión que le corresponde al Frente de Todos”. De hecho, la bancada del oficialismo que conduce Germán Martínez debe definir a quién propone para suceder a Massa. Hasta anoche, el nombre que sonaba más fuerte era el de Cecilia Moreau, con fuertes vínculos con Cristina y Máximo Kirchner.

(Fuente: Diario de Cuyo)