Fuerte presión de los gobernadores por la inflación, los planes y el gasoil

199

Con el objetivo puesto en buscar soluciones a las urgencias inmediatas que ayuden a despejar el horizonte del Frente de Todos en las elecciones presidenciales de 2023, la Liga de Gobernadores peronistas emitió ayer un contundente documento que demandan un giro en el Gobierno de Alberto Fernández.

En síntesis, los mandatarios provinciales pidieron tener voz y voto en las decisiones, un plan antiinflacionario, la descentralizar lo planes sociales que hoy manejan las organizaciones sociales, una medida que va en sintonía con el reclamo de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

En una cumbre que protagonizaron en Resistencia, la capital de Chaco, los gobernadores pidieron además a la administración nacional que ejecute ‘un plan concreto para resolver el abastecimiento de combustibles líquidos que tanto golpea a las economías regionales, como así también generar las condiciones de inversión y planificación para que este inconveniente no vuelva a repetirse el año próximo’.

En el documento final, en un claro mensaje al Presidente y al ministro de Economía, Martín Guzmán, los gobernadores advirtieron que el aumento de la inflación ‘afecta las tarifas, la ejecución de las obras, el sostenimiento del salario real; y promueve efectos colaterales que afectan el desenvolvimiento de las políticas públicas en nuestras provincias’. Se trata de la carta constitutiva de la Liga de Gobernadores, titulada ‘En defensa de los argentinos’.


En ella, los gobernadores hicieron una declaración de principios: ‘Fomentamos la unidad nacional, no el desarrollo de parcialidades partidarias’. Y continuaron: ‘Pretendemos ayudar a la construcción de consensos imprescindibles que nos permitan aprovechar las oportunidades que un mundo lleno de incertidumbre nos depara’.
Fue una clara alusión a la interna que hoy hace tambalear a la cúpula del Frente de Todos (FdT) por el enfrentamiento público entre la el Presidente y la Vicepresidenta.

En el documento, la Liga aclara que se trata de un espacio formado sólo por mandatarios del PJ y, con un llamado a ‘saltar la grieta’, los mandatarios se declararon abiertos a la incorporación de dirigentes de todas las representaciones políticas. ‘El país nos necesita a todos buscando consensos’, indican. ‘Necesitamos sancionar iniciativas legislativas que nos permitan el desarrollo de la industrialización con valor agregado en origen de nuestra producción primaria, lo cual implica avanzar en la sanción de un marco jurídico que garantice previsibilidad e incentivos para lograr más inversiones y exportaciones diversificando la penetración a mercados múltiples’, postularon los gobernadores. En una conferencia de prensa previa al encuentro, el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, confirmó el pedido de las provincias para ‘descentralizar las políticas sociales’ para que sean las provincias y los municipios quienes tengan la potestad de los planes Potenciar Trabajo.

Asimismo, el mandatario santiagueño, Gerardo Zamora, admitió que los asesores de varios gobernadores ‘están trabajando para redactar un proyecto de ley que abarque todas las realidades de las provincias y regule las políticas sociales, que no deben ser estructurales y solo tiene que ser un paso más hacia el empleo formal.

Otro eje del documento fueron los subsidios para el transporte y las tarifas: “Reclamamos la distribución justa y equitativa de los subsidios al transporte público de pasajeros y de energía que consumimos”, agregaron los gobernadores en el documento conjunto. El texto concluyó con una consigna: “Por una Argentina justa y federal, en unidad nacional”. En ese sentido, el catamarqueño Jalil planteó “ir a una tarifa plana para todo el país de combustible, energía y agua” Con el chaqueño como anfitrión, la cumbre contó con la presencia de Axel Kicillof (Buenos Aires), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Ziliotto (La Pampa), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Ricardo Quintela (La Rioja), Arabela Carreras (Río Negro), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Raúl Jalil (Catamarca), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Sergio Uñac (San Juan); mientras que enviaron a sus vices Misiones y Salta; a distancia se sumaron Tucumán, Tierra del Fuego y Chubut.

La urna, en la mira

Los gobernadores intentan posicionarse como factor de poder para las próximas elecciones, y están decididos no sólo a adelantar los comicios en las provincias sino a promover, también, una candidatura presidencial con origen en sus filas.


Dos fuera del team 

Hasta el momento no se sumaron a la “liga de gobernadores” las provincias de Santa Fe y Córdoba, administradas por los peronistas Omar Perotti y Juan Schiaretti. El cordobés tiene una pésima relación con la Nación. Tampoco están los mandatarios de JxC.

(Fuente: Diario de Cuyo)