La inflación de mayo fue de 5,1% y alcanzó cifras récord en 30 años 

179

El índice de precios al consumidor (IPC) registró en mayo un incremento de 5,1%: en los primeros cinco meses de 2022 la inflación acumula un alza de 29,3% y de 60,7% en los últimos doce meses, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El 60,7% de inflación acumulada en 12 meses representa un nuevo récord de los últimos 30 años. Es la cifra más alta desde 1992. El mayo de 2022 fue el que reflejó la inflación más elevada desde 1990.

Si bien el IPC del quinto mes del año volvió a mostrar un ritmo de suba de precios mensual muy alto, marcó el segundo mes de desaceleración del ritmo de precios desde el pico que marcó el 6,7% de marzo y el 6% de abril.

El rubro Alimentos y bebidas no alcohólicas subió 4,4% en mayo. Entre los alimentos que más subieron de precio, se destacaron la cebolla, con un 17,7% y el azúcar por kilo, con un 11,9%. El tercer puesto del podio de los aumentos lo compartieron las hamburguesas congeladas y la leche en polvo, con un 11,4% de incremento.

Otros alimentos que se destacaron por su incremento fueron la harina de trigo, que subió un 10,5%, el queso pategrás (8,4%), el pollo entero (8,3%), la carne picada (8,2%), el vino común (8%) y las galletitas saladas (7,7%). El limón bajó 17%.

El rubro con mayor suba en el mes fue Salud, con el 6,2%: se destacó por su incidencia el aumento de la cuota de la medicina prepaga. Transporte subió 6,1%, por el incremento de los combustibles. En tercer lugar, Alimentos y bebidas no alcohólicas, con 4,4%.

En tanto, Prendas de vestir y calzado aumentó 5,8% durante mayo, contra el 9,9% registrado durante abril. Restaurantes y hoteles también redujo su tasa de inflación hasta 5,7% en mayo desde el 7,3% del mes pasado. Bebidas alcohólicas y tabaco aumentó 5,7% mensual contra 3,3% en el mes previo.

Las menores tasas de aumento del mes se registraron en Comunicación, con el 3,1% mensual, y en Educación, 3,2%.

Tras la difusión de los números del Indec, desde el Palacio de Hacienda subrayaron que la suba de 4,4% en Alimentos «fue la menor en lo que va del año en este rubro, tras las fuertes subas registradas a partir de febrero y marzo, cuando se dio el mayor impacto de los shocks de commodities por la sequía en Sudamérica y el conflicto bélico en Ucrania».

La inflación núcleo (que no tiene en cuenta ni precios regulados ni estacionales) durante mayo se ubicó en 5,2% contra el 6,7% de abril, debido a menores tasas de aumento en rubros de alimentos, restaurantes, adquisición de vehículos, entre otros.

Los productos estacionales también redujeron su tasa de aumento, al ubicarse en el 3,4% en mayo frente al 5,4% del mes previo, con una merma en los precios de verduras, aumentos moderados en frutas, y menores incrementos en indumentaria.

Los regulados, por su parte, marcaron una suba de 5,7% mensual, impulsada por las cuotas de las prepagas, combustibles, tabaco, transporte público y servicios de electricidad y agua en el interior del país.

Medido de otra manera, los bienes subieron 5,3% mientras que los servicios, que son mayormente regulados, avanzaron el 4,3%.

Por regiones, por encima del promedio general de 5,1% se ubicaron la suba del 5,6% en las provincias del Noroeste; del 5,3% en el Noreste y la región Pampeana, y del 5,2% en Cuyo.

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) de mayo estimó una inflación para el mes de 5,2%, pese a que los analistas privados oscilaban entre un 4,8% y un 5,5%. De hecho, este último resultado es el que mostró el índice de precios de la Ciudad de Buenos Aires conocido la semana pasada. Para el año, los mejores pronosticadores del REM prevén un 75,1% (casi diez puntos más alta que la que preveían en el informe que el Banco Central había publicado un mes atrás).

«No se puede descartar una aceleración para junio», dijo el consultor Guido Lorenzo.

(Fuente: Diario de Cuyo)