Con la obra al 97%, resaltan que la ampliación del Marcial Quiroga marcará un «salto cualitativo»

987

Falta poco tiempo para que quede lista para la inauguración, la ampliación en el Hospital Marcial Quiroga, ubicada en Avenida Libertador y Rastreador Calivar, en Rivadavia. Allí, con la obra al 97%, se apostarán dos importantes unidades que contarán con instalaciones de última generación.

Al respecto, Miguel Ángel Toro, subdirector del Ministerio de Obras y Servicios Públicos, señaló que, si bien todavía no hay una fecha específica, falta poco tiempo para la puesta en funcionamiento de la nueva parte del nosocomio.

“Se están definiendo algunas posibles incorporaciones o ajustes, se está trabajando en obras exteriores, como por ejemplo la parquización y en el interior, quedan algunas cosas como colocación de vidrios y puertas de acero que son de circulaciones importantes. Se está terminando de regularizar puertas automáticas de las unidades de terapia intensiva, y ese tipo de terminaciones”, reveló Toro.

En este escenario, detalló que en planta baja funcionarán la Urgencia, el servicio de diagnóstico por imagen, el showroom y la llegada de ambulancias. En tanto que, en el subsuelo estará el depósito de archivos y famacología, y en el primer piso funcionarán dos de las áreas más relevantes que son la Unidad Coronariva (UCo) y la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), con 20 camas de alta complejidad y 12 camas comunes.

“Es un salto cualitativo muy importante, sobre todo en lo que tiene que ver con esas dos unidades porque tienen equipamiento de primer nivel y última generación, eso, sin lugar a dudas va a marcar una diferencia”.

En cuanto a lo arquitectónico, sostuvo que este tipo de obras que tienen que ver con la salud y la educación, demandan un especial trabajo en cuanto a la complejidad que presentan.

“Para nosotros son importantes y son los tipos de obras que nos gustaría inaugurar muy seguido. En este caso, al tratarse del Hospital Marcial Quiroga, las obras referidas a arquitectura hospitalaria son muy distintas en cuanto a la complejidad, involucra muchos factores en la construcción que lo hace más complejo que otros tipos de arquitectura civil”, dijo.

Y finalizó: “Es una obra que ha tenido un proceso largo, pero hasta esas complejidades van cambiando en el tiempo, la tecnología impacta, van apareciendo nuevos requerimientos y máquinas. Por suerte estamos llegando a la parte final y estamos alegres por la próxima inauguración”.

A través de la Dirección de Arquitectura, se proyectó la construcción de una obra de aproximadamente 7.855,33 m2. Durante el proceso constructivo, el edificio alcanzó un pico máximo de 130 trabajadores y un promedio estimado de 71 operarios.

La obra contempla dos tipos de acceso al Hospital: ingresos peatonales y vehiculares. Los primeros implican el acceso a través de amplias escalinatas y rampas con pisos antideslizantes, barandas, y señalética. En cuanto a los accesos vehiculares, el predio cuenta con ingresos para personal y servicios de abastecimiento y suministros, diferenciados totalmente del ingreso de ambulancias al Servicio de Urgencia.

(Fuente: Diario la Provincia)