Axel Kicillof acordó cargos y nombramientos con la oposición pero sigue la disputa con el PRO

116

Axel Kicillof con intendentes

A paso cansino, la Legislatura bonaerense avanzó en la votación de cargos para el directorio del Banco Provincia, la Defensoría del Pueblo y la designación del titular del Tribunal de Cuentas que será para el kicillofista Federico Thea, Secretario General de Gobierno durante la primera mitad de la gestión de Axel Kicillof. Los acuerdos, trabajosos, fueron a varias bandas y se dieron en medio de la tensión que alcanza, principalmente, al PRO en la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, con un reparto equitativo se pudo aprobar expedientes aunque quedaron expuestas las diferencias en el bloque de senadores de Juntos.

“Adelanto mi voto negativo y como consecuencia de las discusiones internas del bloque para decir que también renuncio a la vicepresidencia segunda de esta Cámara”, fue lo que dijo el senador de Juntos Joaquín De la Torre, antes de que se votara afirmativamente el pliego de Thea al frente del Tribunal de Cuentas. Así, el legislador de base peronista dentro del PRO y ex ministro de Gobierno bonaerense, explicitó las internas que atraviesan principalmente al PRO y que fueron demorando las votaciones y pedidos que Kicillof venía haciendo a la Legislatura. Puntualmente, el gobernador, buscaba la designación de Thea. Un proyecto que había sido impulsado a finales del año pasado.

Como dio cuenta Infobae, los vaivenes en la oposición en la provincia de Buenos Aires tuvieron impacto directo cuando el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, renunció días atrás a la mesa provincial de Juntos y con ello a su rol de interlocutor con el gobierno bonaerense. Esa situación dejó a Kicillof sin negociadores del PRO y sin garantía de que los proyectos que esperaba tener aprobados por la Legislatura salieran. Efectivamente tardaron más de lo esperado.

larreta santilli garro grindetti
Larreta, Santilli, Grindetti y Garro

Este martes, el Senado votó la designación de Thea, pero la oposición consiguió algunos cambios al funcionamiento del Tribunal que le da más participación a los vocales. Sucede que el cargo de presidente del Tribunal de Cuentas es inamovible. La cercanía entre el gobernador y el flamante titular del HTC hacía ruido en la oposición. Es que el organismo está encargado de examinar “las cuentas de percepción e inversión de las rentas públicas, tanto provinciales como municipales”: es decir cómo se gastan los fondos en los municipios y en la provincia”.

La renuncia de De la Torre a la vicepresidencia segunda de la Cámara fue un mensaje directo al bloque de Juntos que preside Cristian Gribaudo, aunque por el momento el ex intendente de San Miguel sigue dentro de la bancada opositora.

Sin Grindetti en la negociación directa con el Ejecutivo -aunque algunas fuentes con llegada a las conversaciones aseguran que el intendente de Lanús “no se fue del todo” de su rol de interlocutor- quien intervino cuando los canales ya estaban un tanto agotados fue el ministro de Gobierno porteño y presidente del PRO en territorio bonaerense, Jorge Macri. Cerca del funcionario de CABA aseguran que Macri no participó, aunque sí fue él quien le comunicó la semana pasada al jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, que no estaban los votos para acompañar el proyecto de ley de la reforma a la caja jubilatoria del Banco Provincia. La iniciativa que verdaderamente Kicillof desea que trate la Legislatura. Para esa ley faltan muchos acuerdos. En el Ejecutivo hay expectativa de que en el mediano plazo se vote.

Durante el gobierno de Vidal, la Legislatura sancionó la modificación a la Caja y le quitó la condición de régimen especial jubilatorio. Estiró los años de jubilación y redujo el haber para la constitución de la jubilación. Era del 82% y lo llevó al 75%. El principal argumento que esgrimió la gestión de Vidal en aquel entonces era el déficit al que se llevaba a la caja jubilatoria bajo dicho régimen especial. El proyecto que impulsó Kicillof lleva de 14 al 16% el aporte previsional, pero recupera el 82% para la jubilación y el 75% para la pensión.

Si bien había un camino allanado para avanzar con la votación del Ejecutivo, todo se complejizó. Vidal -que tiene presencia en la Legislatura bonaerense con bancas tanto en Diputados como en el Senado- definió sostener lo aprobado durante su gestión. El radicalismo estaba dispuesto a votar, con algunos cambios, dicho proyecto, pero al Frente de Todos no le alcanzaba. El camino que pareciera allanarse es que la iniciativa no se vote sobre tablas sino que tenga su debate previo en comisiones. Sin embargo, algunas voces de la oposición sostienen que hasta que no se resuelva los interlocutores el proyecto esperará.

Lo que sí pudieron destrabarse fueron los tres lugares vacantes que le corresponden a la oposición en el directorio del Banco Provincia. Así fue que se aprobó la designación de Bruno Screnci, ex ministro de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que era empujado por el diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires, Diego Santilli, ergo Horacio Rodríguez Larreta. También se votó por el ex diputado provincial por la Sexta sección electoral y armador del PRO en el sur bonaerense, Santiago Nardelli. Mientras que el tercer lugar fue para Carlos Fernández, ex diputado nacional oriundo de Tandil que llega al directorio del Banco propuesto por la UCR. Sobre la hora, el Ejecutivo habilitó el cuarto pliego que fue para Laura González, una dirigente de La Cámpora de Quilmes que responde a la intendenta de ese distrito, Mayra Mendoza. Así, el oficialismo retiene la mayoría dentro del directorio.

Axel Kicillof con intendentes
El presidente del foro de intendentes de la UCR, Miguel Fernández y la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza días atrás durante un acto en gobernación con Kicillof

Por la Unión Cívica Radical, fue el presidente del partido y diputado bonaerense, Maximilano Abad quien llevó adelante el diálogo y negociación. Sin embargo, el propio Kicillof mantuvo contacto con algunos intendentes del partido centenario a quien recibió sin demasiada estridencia en Casa de Gobierno en el marco del repaso de gestión. En esos encuentros privados, el mandatario bonaerense también hizo algún sondeo de cómo venían las negociaciones.

También se votaron tres lugares para la Defensoría del Pueblo bonaerense. Allí hubo lugar para el vidalismo que hoy se encolumna detrás del diputado nacional Cristian Ritondo, que logró imponer a Luis María Ferella que será Defensor Adjunto; Marcelo Honores que retiene su lugar como Defensor Adjunto en Derechos Humanos, respaldado por la UCR y Martín Brignoli, ex funcionario del municipio de San Nicolás y auspiciado por el intendente Manuel Passaglia que estará como Defensor Adjunto en Salud

SEGUIR LEYENDO:

Preocupación en los socios del PRO por la falta de interlocutores ante el gobierno de Kicillof

Axel Kicillof se quedó sin interlocutores del PRO en la Legislatura y busca cómo avanzar con proyectos propios