Energía San Juan perdió un juicio millonario porque no se presentó a una audiencia 

279

El hecho llamó la atención en Tribunales porque no suele ocurrir y, producto de ese episodio, la empresa Energía San Juan perdió un juicio millonario, en el que había quedado en la mira por la muerte de un niño en noviembre de 2018. Según confirmaron fuentes calificadas, los representantes de la compañía eléctrica no se presentaron a una audiencia ante la Sala IV de la Cámara Civil, en la que debían sostener los fundamentos de por qué estaban en contra del fallo que los hizo responsables del fallecimiento. Sin ese paso esencial, la sentencia quedó confirmada, por lo que deberán desembolsar unos 15 millones de pesos, estimaron las fuentes. El caso había levantado revuelo porque, inicialmente, también se había involucrado a la Municipalidad de Chimbas, la que fue apartada en la resolución de primera instancia, ya que se entendió que no fue responsable.

La sentencia inicial que condenó a Energía San Juan se dio en octubre del año pasado y, al tratarse de un monto considerable, 5.778.000 pesos, más los intereses desde el día de la tragedia hasta el efectivo pago, era un hecho que la compañía iba a plantear su oposición, esto es, solicitar que el fallo sea revisado por la Cámara Civil. Y así lo hizo. El tribunal superior le abrió el recurso y fijó una audiencia para que la compañía exprese los fundamentos de por qué la resolución condenatoria debía ser analizada. Por la pandemia, dichas audiencias son virtuales, por lo que se estableció día y hora para que las partes se conecten vía web y den cuenta de sus argumentos. En el caso de Energía San Juan, los representantes «nunca se conectaron», explicaron las fuentes, por lo que el recurso se dio por caído. Así, la Sala IV de la Cámara Civil, que integran los jueces Juan Jesús Romero, María Josefina Nacif y María Eugenia Varas, resolvieron con los fundamentos de las otras partes, la empresa aseguradora y la familia del menor. En esa línea, confirmaron el castigo contra la compañía eléctrica.

La muerte del niño se produjo luego de que tocara un cable de una farola ubicada en la puerta del club San Pedro, en Chimbas. Según el relato de los vecinos, el cable cortado, pero con carga de baja tensión, llevaba por lo menos tres días colgando y tirado al alcance de cualquiera. Incluso, habían alertado a las autoridades comunales y a la empresa, sin ningún tipo de resultado. El 18 de noviembre, por la tarde, Lautaro Bustos, de 10 años, había concurrido al club para ver un partido de primera división. En un momento y junto con otros menores, salió de las instalaciones para refrescarse en el canal que pasa por la puerta de la entidad deportiva. Según había trascendido, cuando los otros chicos se metieron al club a secarse, Lautaro habría intentado una última zambullida, con tan poca suerte que resbaló e instintivamente se aferró del cable, por lo que recibió una descarga eléctrica que resultó letal.

Durante el juicio, Energía San Juan y el Municipio se adjudicaban mutuamente la responsabilidad. La distribuidora afirmaba que la obligación de señalizar estaba en manos de la comuna, ya que esta tiene en su poder el alumbrado público. Pero lo que indicaron los abogados de la otra parte fueron los que tuvieron peso en la decisión final de la Justicia. El cable, al ser de distribución de baja tensión, debía contar con un mantenimiento que era responsabilidad exclusiva de Energía San Juan.

La resolución de la Sala IV de la Cámara Civil se dio hace unos días y trascendió en las últimas debido a que se están realizando los trámites de la ejecución de la sentencia.

CLAVES DEL CASO

Investigación penalTras la muerte, se desencadenó la investigación para establecer si hubo algún responsable penal, incluso, se indagó al secretario de Obras del municipio de ese momento, Alberto Herrera.

MediaciónLa Justicia convocó a una mediación obligatoria, la que fracasó en dos instancias, en junio de 2020 y en mayo de 2021. Tras ese paso, el fallo de primera instancia se dio en octubre del año pasado.

DemandaEl 26 de diciembre de 2018, el abogado José Carrizo entabló la demanda civil contra Energía San Juan y el municipio de Chimbas. El reclamo fue por una indemnización por 3,5 millones de pesos.

Aseguradora

Según había indicado en su momento el abogado de la familia, la firma Mapfre tuvo intenciones de conciliar. La negativa a ese acuerdo estuvo en manos de Energía San Juan.

Dolor
El padre del menor, Juan Bustos, había dicho que «acá hubo un culpable. Alguien se tiene que hacer cargo. Esperaron a que muriera mi hijo para ir a arreglar el cable. Son unos desgraciados. Quiero que paguen los responsables».

Monto

57 millones de pesos fueron los que fijó la Justicia como indemnización. La cifra debe ser actualizada.

(Fuente: Diaria de Cuyo)