El dilema de Diego Santilli: fortalecer su armado bonaerense mientras trabaja para la candidatura de Larreta

118
Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli y Diego Valenzuela
Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli y Diego Valenzuela en una recorrida por General Rodríguez

Diego Santilli se reunió a solas con Mauricio Macri el lunes de esta semana en la casa que el ex presidente alquila en Acassuso y se llevó una frase que le dio algo de tranquilidad: “El mejor candidato sos vos”. Se refería a la disputa -interna y externa- que vendrá para suceder a Axel Kicillof en la gobernación de la provincia de Buenos Aires.

Macri evitó darle precisiones a Santilli sobre si él irá por un segundo tiempo, pero le hizo la consulta que confirma el rumbo que tendrá una segunda presidencia de Juntos por el Cambio: “¿Cuánto estás dispuesto a jugar los primeros días?”. El ex vicejefe de Gobierno porteño sintió que esa es una pregunta que debería hacerle a los presidenciables de la oposición, pero la respuesta que dio contentó al ex mandatario: un plan al estilo Lacalle Pou con un paquete de medidas que den pie a reformas estructurales.

Pero el camino de Santilli a erigirse como único candidato del PRO para el distrito bonaerense no está fácil. El primer obstáculo es la cantidad de postulantes: Cristian Ritondo (auspiciado por Vidal), Néstor Grindetti, Julio Garro, Diego Valenzuela y Javier Iguacel (con el apoyo de Patricia Bullrich) son algunos que no esconden sus aspiraciones. De hecho, el 22 de abril se lanza “Juntos Hacemos”, la plataforma de los intendentes de Lanús y La Plata para pelear en 2023. Hasta llamó la atención -al menos en el Frente de Todos- la visibilidad que tuvo Manuel Passaglia, jefe comunal de San Nicolás, a raíz de los conflictos gremiales que hubo en su ciudad.

María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo, acto en La Matanza con diputados nacionales
Apoyado por Vidal, Ritondo busca imponernse como el candidato del PRO en la provincia de Buenos Aires

Cerca de Santilli creen que se está subestimando la importancia de ganar la provincia de Buenos Aires. Si bien no está en contra de que varios quieran ser candidatos porque todas las ambiciones son válidas, cuestiona que haya tanto ruido interno que ponga trabas al crecimiento de Juntos por el Cambio. Con todas las encuestas marcando que la oposición se encamina a volver al poder, el diputado nacional cree que el kirchnerismo se va a concentrar en asegurar la reelección de Kicillof.

Que el gobernador bonaerense esté casi decidido a no desdoblar la elección porque Cristina Kirchner sería candidata a senadora confirma la tesis de Santilli. Cuando el ex ministro de Seguridad porteño analiza sus opciones, la balanza le da que tiene más beneficios adelantar los comicios. Para empezar, cree que ordenaría más rápido las candidaturas porque en un mano a mano con Kicillof hay que poner lo mejor. Haber ganado el año pasado y llevar más de un año recorriendo el territorio le dan esa espalda. Segundo, y más importante, eliminaría el factor Milei. El economista le roba electorado a Juntos y al no tener las boletas presidenciales ese arrastre se anularía.

El otro punto que mira con atención es qué hará el radicalismo. Hoy sin candidato, pero con Facundo Manes muy bien posicionado y enfocado en la pelea por la Casa Rosada, al partido que conduce Gerardo Morales no le sería difícil instalar un postulante como Maximiliano Abad o Gustavo Posse. La UCR está muy fuerte en el interior bonaerense y la estructura de intendentes está consolidada.

Axel Kicillof - Cristina Fernández de Kirchner - Máximo Kirchner - Alberto Fernández
En Juntos por el Cambio creen que el kirchnerismo buscará asegurar la reelección de Kicillof

La otra traba que tiene Santilli para concentrarse en su armado es el tiempo que le dedica a trabajar para la candidatura presidencial de Horacio Rodríguez Larreta. Si bien ahora mermó el trabajo más duro y se dedica más a cuestiones de agenda y reuniones puntuales, los primeros meses del año estuvo dedicado casi exclusivamente a construir para el alcalde porteño. El jefe de Gobierno aún no termina de definir un equipo de trabajo para articular la campaña en todo el país. Para Santilli esa persona debe ser Emilio Monzó, pero ni Larreta ni el ex titular de Diputados están convencidos de trabajar juntos.

La carrera presidencial no es algo que Santilli pueda descuidar ya que su suerte está estrechamente atada a lo que ocurra con Larreta. Y las incógnitas alrededor de Juntos por el Cambio también lo desvelan. ¿Qué pasa si Macri finalmente decide ser candidato y compite con el jefe de Gobierno en una PASO? ¿Cómo reaccionará la UCR, decidida a no ser más furgón de cola del PRO? ¿Patricia Bullrich podría imponerse como la postulante del espacio? Todas cuestiones que el “Colo” deberá atender mientras construye su camino a la gobernación. Si es con Larreta en Balcarce 50, mucho mejor.

SEGUIR LEYENDO:

Reunión de los líderes del PRO para acordar una tregua y reglas de juego para elegir candidato presidencial

Macri se reunió con Cornejo: el fenómeno Milei, la interna del PRO y una duda sobre la UCR