Fuerte reivindicación de Alberto Fernández a los gremialistas: “El peronismo existe porque existieron dirigentes sindicales”

131

El presidente Alberto Fernández hizo esta noche una fuerte reivindicación al rol de los sindicalistas en el peronismo, destacó la actuación de los dirigentes gremialistas para enfrentar a la última dictadura militar y lograr la recuperación de la democracia. Lo dijo en un discurso que pronunció en el Instituto Nacional Juan Domingo Perón por los 40 años de la protesta contra el gobierno de facto. En el auditorio, en primera fila lo escuchaban el camionero Hugo Moyano y Carlos Acuña, que conducen la CGT, y Antonio Caló, quien pese a perder la conducción de la UOM frente a un referente alineado con Máximo Kirchner, continúa con un cargo en la cúpula de la central obrera.

“Perón sabía que se iba a morir y nos dijo a todos: Muchachos y muchachas, la organización vence al tiempo. El tiempo me va a vencer a mí. Si quieren que todo no muera conmigo, hay que organizarse. Y los trabajadores argentinos se organizaron en sus sindicatos y pusieron al frente a grandes dirigentes que estuvieron presentes en momentos trascendentales de la historia de la política argentina. ¿Y saben por qué existe el peronismo? Porque esos sindicatos existieron y porque esos dirigentes sindicales existieron. Por eso existe el peronismo, y no reconocerlo es ser poco honesto con nuestra propia historia”, aseguró.

alberto fernandez campera ubaldini peron

El encuentro y las declaraciones elogiosas hacia el sindicalismo peronista ocurre en momentos en que persiste la tensión interna en el Frente de Todos y la divergencia sobre las políticas económicas del gobierno entre el sector que conduce la vicepresidenta Cristina Kirchner y su hijo Máximo. Se da justo el mismo día en que el ex presidente de la bancada en diputados se reunió con Pablo Moyano. Y mientras un sector de la Casa Rosada negocia con la CGT y los empresarios un posible acuerdo de precios y salarios que dé mayor previsibilidad.

“Hoy estamos acá conmemorando el coraje de un grupo de sindicalistas argentinos que se puso de pie frente al terrorismo de Estado cuando la Argentina estaba aterrada viendo desaparecer gente todos los días, viendo matar gente todos los días”, aseguró el presidente, quien compartió escenario con Lorenzo Pepe y Saúl Ubaldini (hijo), quien le obsequió la mítica campera encuadrada que usó el líder de la CGT Brasil, que condujo la protesta que días antes de la recuperación de Malvinas se realizó en la Plaza de Mayo y culminó con el grito “Se va a acabar, la dictadura militar”.

En tren de elogiar al fundador del Justicialismo, Alberto Fernández destacó que “Perón fue un hombre inmenso y los argentinos tuvimos la suerte de que nazca en nuestra tierra. Yo siempre digo que la gran enseñanza que Perón nos dejó, porque seguramente él lo sabría, es que él era único y por lo tanto, difícilmente repetible. Perón fue capaz de convocar a un movimiento nacional y convocar a gente de diferentes posiciones, con un común denominador, producción y trabajo”.

instituto juan domingo perón alberto fernandez

“Perón fue inmenso, tan inmenso que es irremplazable y él lo sabía. Esto lo digo siempre, no es la primera vez que lo digo. Pero ya en su madurez dijo una frase que para algunos pasó desapercibida y a otros nos hizo decir ‘¿pero qué está diciendo?’ Pero que sólo entendieron los sindicalistas”, continuó.

De la actividad participaron además del canciller Santiago Cafiero, el ministro Tristán Bauer y el diputado del Frente de Todos y exgobernador de San Juan José Luis Gioja, los jefes sindicales Víctor Santa María (Suterh) y Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), el secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando “Chino” Navarro (Movimiento Evita).

La marcha del 30 de marzo de 1982

Alberto Fernández destacó la marcha por Paz, Pan y Trabajo realizada por la CGT hace 40 años, al evocar que gracias a esa movilización “millones de argentinos salieron a la calle a pedir el fin de la dictadura”. En su calidad de titular del Consejo Nacional del Partido Justicialista (PJ), Fernández encabezó en el Instituto Juan Domingo Perón de la ciudad de Buenos Aires el acto de homenaje a los trabajadores por el 40ª aniversario de aquella movilización.

En su discurso, el jefe de Estado rememoró la marcha motorizada el 30 de marzo de 1982 por el sindicalista Saúl Ubaldini y señaló que, gracias a esa gesta, “millones de argentinos salieron a la calle a pedir el fin de la dictadura”. Fernández recordó que aquel día hubo “3 mil argentinos que terminaron presos” por manifestarse en contra del Gobierno de facto, pero destacó que “ese 30 de marzo de 1982 la dictadura empezó a caerse”.

“Estamos conmemorando el coraje de un grupo de sindicalistas que se puso de pie frente al terrorismo de Estado cuando la Argentina estaba aterrada, viendo desparecer gente todos los días”, destacó el mandatario y llamó a “debatir qué país queremos” y afirmó que el peronismo “protege la industria” y “promueve la producción y el empleo”, además de “preservar la producción argentina”.

“Hubo un grupo de dirigentes sindicales que dijo: Punto. Hasta acá llegamos. Y al frente de esos dirigentes estaba Saúl. Era algo novedoso que un sindicalista de la industria cervecera terminara convocando a millones de argentinos. Saúl fue alguien realmente importante. Lo conocí siendo diputado y lo que más me impresionó es lo mismo que rescata Lorenzo (Pepe), su tremenda humildad. El tipo se sentía un laburante y hablaba con la humildad de un laburante, y uno decía, pero tengo enfrente a Saúl Ubaldini, que había hecho tanto por tirar una dictadura que parecía que nunca se iba a caer, y que empezó a caerse ese 30 de marzo de 1982″, consignó.

alberto fernandez campera ubaldini peron

Finalmente, releyó la proclama que difundió la CGT Brasil con críticas a la dictadura para la convocatoria a la movilización contra el gobierno de facto y agregó: “Esto lo leo ahora y lo podría escribir cualquiera de nosotros, porque no corremos riesgos. Pero había que decir esto con los dictadores con la metralla en la mano. Había que animarse a decir esto, a firmarlo, a decir la sede de mi CGT está en Brasil 1482. Había que animarse, para que todos vayan a ubicarlo. Esto no era en la clandestinidad. Esto era público, dando la cara y saliendo a la calle. Había que animarse. Ese coraje fue inmenso y es necesario que lo reconozcamos, porque es el coraje que necesitamos todos los días para afrontar el futuro de la Argentina”

SEGUIR LEYENDO

Pablo Moyano y Máximo Kirchner, juntos en una foto de alto voltaje político que divide a la CGT

Inflación: el Gobierno insiste en un pacto con empresarios y gremios y planea crear “canastas reducidas” de productos

En un fallo inédito, una jueza ordenó detener a sindicalistas de Camioneros que bloquearon una empresa

Miguel Boggiano: “El peronismo es el principal responsable del retroceso histórico de la Argentina”