Tras las elecciones internas, Máximo Kirchner afianzó su esquema de poder en el PJ bonaerense

304
Acto - día de la memoria - 24M
Máximo Kirchner durante la marcha por el Día de la Memoria (Foto: Gustavo Gavotti)

El diputado nacional, presidente del PJ bonaerense y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, transitó las elecciones internas del partido justicialista que se llevaron adelante en once de los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires sin demasiado nerviosismo. Al final de la jornada ocurrió lo que esperaba: que las listas que auspiciaba con mayor énfasis terminaran ganando. Así, Kirchner dio otro paso en la acumulación de poder político dentro de la provincia de mayor peso electoral.

Hubo internas para la conducción del PJ en los municipios de Tres de Febrero, San Miguel, Ramallo, General Pueyrredón, Partido de La Costa, Ayacucho, San Isidro, Lobería, Necochea, Chascomús y Magdalena. La mayor atención pasaba por el resultado de General Pueyrredón (Mar del Plata), San Isidro y Tres de Febrero.

En General Pueyrredón terminó imponiéndose Eduardo Cóppola, que encabezó la lista impulsada por la titular del ANSES y última candidata a intendenta por el Frente de Todos, Fernanda Raverta. Ese espacio, afín a la conducción de Kirchner, estará a cargo del partido tras vencer a quien era el actual titular del partido, Juan Manuel Rapacioli, que contaba con el aval del ex diputado provincial y actual director del Correo Argentino, Rodolfo “Manino” Iriart.

Rapacioli además es un aliado del intendente de Esteban Echevarría, Fernando Gray, el único intendente que mantiene un enfrentamiento público con la conducción política de Kirchner. Incluso, días atrás y en medio de la interna del Frente de Todos, expresó que La Cámpora “se tiene que ir”, del gobierno si no está de acuerdo con las decisiones que se toman. Sin embargo y en lo que hace a la conducción del PJ local, Gray sigue al frente del Partido Justicialista en su distrito y cuando fue el cierre de listas partidario, no tuvo oposición.

Fernando Gray, Juan Manzur y Matías Kulfas
Fernando Gray junto a Juan Manzur y Matías Kulfas

Lo que ocurrió en Tres de Febrero también fue auspicioso para Kirchner. Es que de las tres listas que compitieron terminó ganando la de Juan Debandi, otro dirigente de La Cámpora que fuera candidato a intendente por el FdT en 2019 (perdió con el actual intendente Diego Valenzuela). Debandi es hoy el vicepresidente de la Agencia de Bienes del Estado. En Tres de Febrero, también compitió el ex ministro de Salud bonaerense y actual Secretario de Calidad en Salud del Ministerio de Salud de la Nación, Alejandro Collia y el ex diputado nacional Horacio Alonso. El resultado de esa elección empieza a perfilar también las candidaturas del peronismo a la intendencia en 2023. “Queremos reconstruir los lazos solidarios de la comunidad y para eso necesitamos a todos y a todas. Tenemos que continuar unidos para recuperar el municipio el año que viene”, expresó Debandi con los resultados ya definidos.

Como dio cuenta Infobae, en San Isidro también hubo otra compulsa que mantuvo la atención dentro del PJ provincial. El componente nuevo allí es la participación del Frente Renovador dentro de la elección partidaria. De fuerte impronta peronista, el espacio que encabeza Sergio Massa tuvo en el director del Banco Provincia y ex senador bonaerense, Sebastián Galmarini, a uno de los armadores de la lista que logró imponerse. Se trata de la lista “Todos Unidos por San Isidro”, que llevaba al sindicalista José Luis Casares como presidente a la conducción partidaria y a Fernando “Pato” Galmarini como primer congresal.

Además de Galmarini, este espacio también fue impulsado por la presidenta del bloque del Frente de Todos en el Senado bonaerense y ex ministra de Gobierno provincial, Teresa García. Dirigente de confianza del gobernador Axel Kicillof y con diálogo directo con Cristina Kirchner, García caminó buena parte de la marcha del 24 de marzo junto al hijo de la Vicepresidenta. “El resultado indica una realidad incontrastable, es con la gente adentro y abriendo el corazón”, dijo en un mensaje direccionado. Es que la lista que quedó en el segundo lugar -que era encabezada por Patricia Castro, titular de la delegación de Anses distrital- contaba con el respaldo del Canciller y hombre de confianza del presidente Alberto Fernández, Santiago Cafiero. Días antes de las elecciones ese espacio sufrió la sangría de siete integrantes de la lista repartidos en las secretarías y lugares como Congresales.

Máximo Kirchner marcha Día de la Memoria
Teresa García, entre Wado de Pedro y Máximo Kirchner

Luego, en Chascomús también se impuso el candidato que La Cámpora llevó para la conducción del PJ local. Se trata de Alfredo Machín, que ganó con un escaso margen con el 56 por ciento. En San Miguel también hubo internas y se llevó la victoria el concejal Juanjo Castro quien logró la reelección. Un dirigente que contaba con el respaldo de La Cámpora a través de Santiago Fidanza, quien es funcionario en el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires y forma parte del entorno del titular de ese ministerio, Andrés “Cuervo” Larroque. En la interna, Castro venció a la abogada Stella Maris Vuillermet, que tenía el aval de Franco Laporta, ex candidato a intendente de ese municipio y actual jefe de gabinete del ministerio de Infraestructura bonaerense, referenciado en el PJ intendentista.

En Ramallo también hubo internas y ganó el ex diputado y ex concejal Ricardo “Cacalo” Gorostiza, que actualmente maneja el parque industrial de esa localidad gobernada por el PRO. En La Costa, donde también le abrieron una interna al intendente Cristian Cardozo y al diputado provincial Juan Pablo De Jesús, el resultado fue el esperado: retuvieron la conducción del partido sin mayores sobresaltos. El presidente del PJ en ese municipio seguirá siendo el ex intendente y ex legislador, Juan De Jesús. Quién articula políticamente allí con la conducción de Máximo Kirchner es el jefe de gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, otro de los dirigentes del peronismo que este domingo por la noche siguieron de cerca el resultado en las internas y fue artífice para que haya la menor cantidad de internas posibles.

Martín Insaurralde, Axel Kicillof, Máximo Kirchner
Martín Insaurralde con Máximo Kirchner y Federico Otermin

Lo que sigue ahora para Kirchner, ya con los PJ normalizados, es empezar a darle institucionalidad tanto a su conducción partidaria que ostenta desde fin de año como a las nuevas conducciones. Es que además de los municipios donde hubo internas, se renovaron las autoridades en los 124 distritos restantes de la provincia. En algunos, donde no gobierna el FdT, se consiguió una unidad trabajosa y La Cámpora también terminó al frente de esas básicas como en La Plata donde el presidente del partido ahora es el diputado provincial, Ariel Archanco o Lanús que como presidente del PJ local quedó el ex secretario de Justicia de la Nación, Julián Álvarez, también de La Cámpora.

“Felicitaciones a Juan Debandi, Teresa García y Fernanda Raverta por esta victoria colectiva que construyeron en los PJ de sus distritos para seguir con más peronismo puro y kirchnerismo al palo”, tuiteó la intendenta de Quilmes y ahora también presidenta del PJ de su distrito, Mayra Mendoza, una de las dirigentes más cercanas a Máximo Kirchner en el redil del PJ bonaerense.

SEGUIR LEYENDO:

El massismo y el kirchnerismo derrotaron a Santiago Cafiero en las elecciones internas del PJ bonaerense

Nuevo round de la interna oficialista: el PJ bonaerense va a las urnas en 11 distritos

Aliado con intendentes, Máximo Kirchner logró contener las internas en los PJ locales de la provincia de Buenos Aires