San Juan tiene nuevo obispo auxiliar: padre Gustavo Manuel Larrazábal

471

A 20 días de que el obispo auxiliar de San Juan, Carlos María Domínguez, fuera designado administrador apostólico de San Rafael, el Papa Francisco designó a quien ocupará sus funciones en esta provincia. Se trata del Padre Gustavo Larrazábal, quien fue nombrado obispo titular de Buslacena y auxiliar de la arquidiócesis de San Juan de Cuyo.

El cura mendocino tiene 61 años, es de la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (Claretianos) y actualmente es rector del santuario Nuestra Señora de Lourdes, de El Challao, localidad del departamento mendocino de La Heras.

La noticia fue publicada, como es de práctica, en forma simultánea en Roma y en Buenos Aires. Aquí lo hizo esta mañana, a través de la agencia AICA, el nuncio apostólico, monseñor Miroslaw Adamczyk.

A partir de esto, el obispo de San Juan, Jorge Lozano dirigió unas palabras a la comunidad compartiendo esta noticia. «Quiero agradecer al Santo Padre por este nombramiento, y te pido recemos a nuestra Madre para que proteja con ternura al Padre Gustavo», expresó.

Ahora desde el Arzobispado definen la fecha de su Consagración Episcopal. 

Antecedentes
El sábado 5 de febrero último el papa Francisco aceptó la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de San Rafael presentada por monseñor Eduardo María Taussig. Al mismo tiempo y como consecuencia, el pontífice nombró Administrador Apostólico, sede vacante, de la diócesis de San Rafael, a monseñor Carlos María Domínguez OAR, quien en ese momento se desempeñaba como obispo auxiliar de la arquidiócesis de San Juan de Cuyo, cargo que ahora asumirá monseñor Larrazábal.

Mons. Gustavo Manuel Larrazábal CMF
Nació el 31 de enero de 1961 en la ciudad de San José, del departamento de Guaymallén en el área metropolitana del Gran Mendoza.

Tras sus estudios primarios y secundarios ingresó en la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, conocidos como padres claretianos, por su fundador San Antonio María Claret.

El 14 de enero de 1990 emitió su primera profesión religiosa y el 25 de marzo 1995, los votos perpetuos con la profesión solemne.