Un fiscal pidió ampliar la pericia sobre los bienes de Carlos Liuzzi, el ex número dos de Carlos Zannini

132
Carlos Liuzzi Thaiss del Corazón de Jesús Hidalgo
Carlos Liuzzi y su mujer, Thaiss del Corazón de Jesús Hidalgo, son investigados por la Justicia.

Carlos Liuzzi estuvo doce años en la Casa Rosada y terminó viviendo en una lujosa mansión de Marbella, con un nivel de vida inexplicable para cualquier ex funcionario. A la distancia, la Justicia argentina todavía investiga si se enriqueció de manera ilícita: la causa judicial está a punto de cumplir diez años. En ese expediente, el fiscal Ramiro González acaba de pedir una ampliación de la pericia sobre sus bienes, según pudo saber Infobae de fuentes judiciales. La decisión está en manos del juez Marcelo Martínez De Giorgi. Si avanza, sería el último paso antes de decidir si finalmente es citado a indagatoria.

“Solicito a V.S. se disponga la remisión de lo actuado al Cuerpo de Peritos Contadores Oficiales de la CSJN a fin de que verifiquen, en un plazo perentorio de 10 días, los datos obrantes en dicha presentación correspondientes a la justificación del origen de los fondos para la adquisición de los bienes que figuran en la requisitoria de fecha 14 de abril de 2021 informada por Carlos Emilio Liuzzi y Thaiss del Corazón de Jesús Hidalgo”, dice el oficio enviado la semana pasada al juzgado.

El fiscal se refiere a una serie de presentaciones que hizo la defensa de Liuzzi en diciembre del año pasado para intentar justificar los bienes investigados.

La causa por enriquecimiento arrancó en 2012 a partir de una denuncia del abogado Ricardo Monner Sans y pasó por tres jueces. Oyarbide, que en ese momento tenía buena relación con Zannini, archivó el expediente aunque dejó una puerta abierta. En 2014, luego del escándalo de la llamada telefónica de Liuzzi a un financista, que dejó al descubierto los vínculos entre el magistrado y la Casa Rosada, el fiscal Patricio Evers (fallecido en abril de 2017) pidió que se desarchivara. Ante la negativa de Oyarbide, la Cámara Federal ordenó la reapertura del expediente y lo apartó. El caso pasó entonces al juzgado de Luis Rodríguez.

Aunque tenía un informe negativo del perito de la Corte Suprema Héctor Roccatagliata, que aseguraba que “no puede aseverarse que está justificado el incremento o variación patrimonial”, en febrero de 2016 Rodriguez firmó el sobreseimiento de Liuzzi. Tampoco investigó la inusitada cantidad de viajes al exterior. En 2016, la lista incluía 26 vuelos a Estados Unidos (la mayoría son a Miami por un tratamiento prolongado junto a su mujer), 52 a Uruguay, 10 a Europa, 9 a Brasil, y 3 llamativos viajes a Panamá. También había viajes a México, Sudáfrica, Perú y Chile.

La Cámara Federal revocó el sobreseimiento un mes después y le dio la causa a Martínez De Giorgi.

En 2020 se terminó otra pericia contable, firmada por el perito oficial Roccatagliatta, por María Fernanda Sierra (contadora de la OA), y por el perito contratado por Liuzzi. Los dos peritos oficiales encontraron inconsistencias en varias operaciones inmobiliarias, aunque no tuvieron en cuenta los gastos de las tarjetas de crédito ni los viajes al exterior.

Carlos Liuzzi

El patrimonio de Liuzzi

Cuando aterrizó en la Rosada, Liuzzi era dueño de una casa en el country Los Lagartos de Pilar, un terreno en esa misma localidad, dos departamentos, un tiempo compartido en Bariloche y dos autos: un Peugeot 406 (modelo 1997) y un Mitsubischi Space Wagon (1996).

A partir de 2008, su patrimonio no paró de crecer.

En 2011, adquirió un departamento de 161 m2 en el piso 35 del edificio Mulieris, en Puerto Madero, que abonó $3.272.400, unos 808.000 dólares de ese entonces. Apenas dos años más tarde, 2013, compró junto a su mujer otro departamento en el piso 42 del mismo edificio. Por esa propiedad pagaron 7.500.000 pesos, supuestamente con sus sueldos del Estado.

En abril del año pasado, el fiscal Ramiro González intimó a Liuzzi para que justifique el aumento de su patrimonio. En realidad, la intimación se refería solo a los dos departamentos y las cocheras que compró en Puerto Madero mientras era funcionario.

El fiscal también solicitó que la mujer de Liuzzi, una joven abogada a quien conoció en la Casa Rosada, justifique la compra de un departamento en el Edificio Olga Cossettini (U$S 330.000), un auto BMW (57.000 U$S) y un departamento en el edificio “Yoo” Punta del Este, en Uruguay ($895.440).

La defensa contestó la intimación, acompañó nueva documentación y pidió una medida de prueba. Con esos datos, el fiscal le pidió ahora al juez Martínez De Giorgi que ordene una ampliación de la pericia. “La medida todavía no se hizo efectiva”, confirmó ayer una fuente judicial.

En esta causa Liuzzi es representado hace un tiempo por Fernando Arias Caamaño, un abogado penalista que tiene como clientes a varios narcos de Rosario como Mario Segovia, “el Rey de la Efedrina”, y Gustavo Ramos, hermanastro de Esteban Alvarado, un jefe narco de Rosario que está detenido en el penal santafesino de Piñero.

El patrimonio de Liuzzi también se investiga en otra causa que lleva adelante el fiscal Carlos Rívolo. Ese expediente abarca los bienes de Gustavo Benvenuto, un ex socio de Liuzzi sospechado de actuar como su “testaferro”.

Benvenuto era el dueño de la consultora ADCONSA, contratada por la Secretaría de Legal y Técnica, es decir por Liuzzi, para informatizar el Boletín Oficial y para desarrollar el sistema informático de NIC.ar, el organismo que maneja todos los sitios de Internet en el país. Un negocio millonario.

Liuzzi y Benvenuto ya fueron sobreseídos por Luis Rodriguez a fines de 2015. Por ese antecedente, la Cámara Federal ordenó hace unos meses acotar la investigación que sigue abierta y no indagar en los vínculos existentes entre ellos. “La causa quedó herida de muerte”, admitió una fuente judicial.

Carlos Liuzzi
La mansión donde vive Liuzzi y su familia en Marbella.

Lejos de esas preocupaciones, Liuzzi pasa sus días en una mansión de Marbella, en España. Esa casona de casi 500 m2 se construyó en 2017, según los registros del Ministerio de Hacienda de España que obtuvo Infobae. Pero todavía no aparece inscripta en el Colegio de Registradores, es decir, nadie es oficialmente dueño.

Puertas adentro, la mansión tiene líneas minimalistas con obras de arte modernas, esculturas y un sistema de domótica que la transforma en una casa “inteligente”.

Está ubicada en el barrio Nueva Andalucía, en una zona especialmente demandada porque está rodeada por varios campos de golf, una de las pasiones de Liuzzi.

El valor de una propiedad de esa características arranca desde los 2 millones de euros, pero podría superar los 6 millones, indicaron fuentes del sector inmobiliario.

Aunque hay decenas de fotos y videos en las redes sociales, nadie investiga cómo se pagó esa mansión. “La investigación llega hasta fines de 2014″, confirmó un investigador.