Hay presión para que suban los precios para evitar un escenario de desabastecimiento. 

925

Aunque el conflicto bélico está lejos, el impacto en la economía provincial ya se empieza a sentir con la escasez de algunos productos y el aumento de precios de otros. Es el caso de la harina, huevos y los fertilizantes. Y una situación particular es la de los combustibles, porque la fuerte suba del precio internacional del petróleo podría llegar a provocar desabastecimiento debido a que la capacidad de refinación local es limitada, lo cual deriva en la necesidad de importaciones para satisfacer la demanda de gasoil y naftas en el mercado nacional, según advierten en el sector. Y sin dólares para comprar en el exterior no se sabe cómo se hará para satisfacer la demanda interna.

Si bien en la actualidad la atención se centra en la búsqueda de una solución que limite los daños materiales y las pérdidas de vidas humanas por el conflicto bélico, es importante tener en cuenta las consecuencias económicas de esta guerra. Una de ellas es en el mercado de los combustibles.

Desde el sector de los estacioneros advierten que el precio de las naftas está congelado desde hace más de ocho meses y calculan que el atraso es de aproximadamente el 30%. En medio de esa situación, la invasión rusa podría provocar que ese país deje de cumplir con los contratos de entregas de gas y petróleo y por ende, los precios internacionales continuarán en alza durante los próximos meses. Eso podría generar que, de mantenerse en el país los valores sin actualización, las petroleras preferirán abastecer a sus redes propias y el resto destinarlo al exterior, lo que provocará que las estaciones sin marca se queden sin naftas. «Aún sin la guerra, el valor de los combustibles debería subir», dijo Analía Salguero, desde la Cámara de Expendedores de Combustibles de San Juan. Y agregó que «si no se descomprime el precio va a faltar el producto».

Una suba excepcional, de alrededor de un 9%, tuvo lugar al comienzo de febrero, y así, por ejemplo, el valor de la nafta Súper pasó de $96,30 a $105 y la Infinia de $113,90 a $126,04.

Además de la disparada del petróleo se espera que ocurra lo mismo con el gas y si se tiene en cuenta que Argentina necesitará importar gran cantidad de fluido para el invierno, se pone en duda también el precio futuro del GNC. En la actualidad el m3 ronda entre lo $56 y los $60 en la provincia.

En el caso de la harina, lo que sucede es que tanto Rusia como Ucrania son grandes productores y exportadores de trigo, y si el conflicto bélico continúa el miedo es que el enfrentamiento impacte en la provisión de los granos y en una suba internacional de los costos. Por eso ha sido que los molinos han suspendido hasta nuevo aviso las entregas de harina y en las panaderías hay incertidumbre sobre lo que va a pasar y a qué precios recibirán los próximos despachos. Y si el problema persiste incluso hay temor de que se pueda producir desabastecimiento del producto y afectar la fabricación de artículos como el pan y sus derivados. Manuel Rodríguez, desde la Cámara Gremial e Industrial de Panaderos, sostuvo que hay temor por lo que pueda pasar en el futuro. La bolsa de 25 kilos de la 0000, que es más refinada, estaba en los 1.300 pesos y esta semana subió a 1.650 pesos. Y hablan de que los valores van a seguir aumentando.https://2116db88ac7b2dbd03a49fd0d84ed836.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

En el caso del pan, el precio de kilo sugerido es de 225 pesos, pero si la harina sigue subiendo no garantizan que se pueda mantener ese valor.

Otro sector afectado es el mercado de los huevos, que ya venía complicado porque la ola de calor de enero causó la muerte de planteles de gallinas y así cayó la producción en el país. Y ahora se sumó la suba internacional del precio de los granos, que son la base para la elaboración de alimentos para las ponedoras. Así, en San Juan el cartón aumentó un 72% en los dos primeros meses del año, al pasar de $250 a los $430. Y en el sector dicen que los precios no tienen techo.

En el caso de los fertilizantes el impacto está motivado en que Rusia es el cuarto productor mundial de urea y el tercer productor de fertilizantes potásicos. «Puede haber desabastecimiento de fertilizantes, el panorama no está claro», advirtió Fernando Montes, desde Agrosoluciones. Y dijo que en el caso de la urea hay sólo una fábrica argentina, pero que no alcanza a satisfacer la demanda interna.

  • El caso de la uva exportada

La invasión a Ucrania ya tiene consecuencias directas en la economía provincial. Es porque están en duda operaciones de venta de vino a granel y de mosto a Moscú. Y por otro lado, embarques de uva en fresco que se han venido enviando desde diciembre del año pasado, ahora no se pueden cobrar porque están frenadas las transacciones con bancos de ese país. En el sector estiman que las exportaciones ascienden a U$S 1,5 millones, que al cambio oficial son unos $168,7 millones.

En cualquiera de las firmas locales que hayan enviado el producto, el no poder cobrar afectará sus finanzas y la continuidad del negocio, que en particular este año ha tenido muchas dificultades por el clima. Encima ahora, el producto que se logró enviar no se sabe si se va a poder cobrar.

(Fuente: Diario de CUyo)