Las madres se agarraron a piñas y cuchillazos

1431

La pelea de las dos chicas en el parque de la Plaza del Bicentenario y el video viral, trajo cola. Las madres de las adolescentes se cruzaron en un kiosco de su barrio en Rawson y se dieron con de todo. Hubo golpes, mechonazos y hasta se acuchillaron mutuamente. Ambas acabaron en los calabozos de la Policía.

El video de la gresca en el Parque del Bicentenario circuló esta semana y escandalizó por la violencia con que se agredieron las dos jovencitas ante la presencia de otras personas y de unos policías. Supuestamente la pelea se produjo el fin de semana. Y ambas son vecinas del mismo barrio, incluso viven en frente.

La versión es que el problema no terminó ahí porque quedaron rencores entre las familias y en especial entre las madres. Este miércoles, alrededor de las 18, Yamila Manrique y Betiana Pizarro, -las mamás de las chicas de la pelea- se cruzaron en la puerta de un kiosco de la manzana Ñ del barrio Los Médanos, Rawson, revelaron fuentes policiales y judiciales.

Ninguna pudo ocultar su bronca contra la otra, entonces empezó la discusión a los gritos e insultos. Después se fueron directamente a las manos y se armó una feroz pelea. Se dieron trompadas y mechonazos. En la Policía indicaron que después intervinieron otras personas y familiares que tomaron partido para uno y otro lado, y se generó una batahola.

La pelea llegó al extremo que aparecieron cuchillos y ambas se dieron algunos puntazos, según las versiones oficiales. A los minutos llegaron los policías de la Subcomisaria del Barrio Ansilta, con lo que la gente se dispersó y detuvieron a las dos mamás que estaba peleando y visiblemente lastimadas. De hecho, ambas fueron trasladadas a un centro médico.

Fuentes del caso revelaron que Manrique presentaba dos cortes en el cuero cabelludo, múltiples heridas corto punzantes en una pierna y golpes en distintas partes del cuerpo. A Pizarro le detectaron también hematomas y dos puntazos de arma blanca, indicaron.

Las dos quedaron imputadas del delito de lesiones leves reciprocas, a disposición del Tercer Juzgado Correccional. Ya se presentaron sus abogados, entre ellos el letrado Claudio Vera en representación de Manrique. Y es que siguen detenidas en la Subcomisaria del Barrio Ansilta hasta que la jueza Mónica Lucero disponga su libertad.

(Fuente: Tiempo de San Juan)