Violación en manada en el Penal

1423

Eduardo Adán Villavicencio, alias el ‘Loco del Sifón’, el reo que está investigado junto a otros cuatro de violar y empalar en manada a otro preso en el Penal de Chimbasse sigue defendiendo de su acusación e insiste que él no cometió ese delito.

“Me la estoy comiendo de arriba” le habría dicho Villavicencio a María Filomena Noriega, doctora que ahora se encarga de defenderlo. Ante esta situación, la letrada pidió que su defendido declare nuevamente y pidió la ampliación a los fiscales que investigan el caso (UFI Delitos Especiales N°4 a cargo del fiscal Francisco Micheltorena).

“Mi defendido no ha hecho eso” dijo Noriega y dice que ‘El loco del sifón’ cuando ocurrió el hecho estaba en el patio (era justo el momento del “recreo”).

Villavicencio dijo a su letrada que “no tiene nada con la víctima”“que no lo conoce y que no tiene nada contra él”. Solo dice que “tenía una relación normal de compañeros de pabellón”.

Ahora será la UFI la que determinará ampliar o no la declaratoria de Eduardo Adán Villavicencio. La defensa busca el sobreseimiento para Villavicencio porque él no tendría nada que ver a este sujeto.

En la última audiencia de formalización que se dio a conocer el hecho, el juez de garantías Gabriel Meglioli los imputó por el delito de abuso sexual agravado por acceso carnal y por el número de personas en concurso real con amenazas.

Sobre la vida personal de Villavicencio se supo que se encuentra en pareja, tiene dos hijos y que tiene una buena relación. Su pareja va a verlo siempre al Servicio Penitenciario Provincial. Ahora este reo está practicando la religión cristiana, expresó Noriega.

(Fuente: Tiempo de San Juan)