El IPV implementará un ‘veraz’ para adjudicatarios que adeuden varias cuotas

735

Disminuir lo que más se pueda la morosidad de los adjudicatarios de viviendas pertenecientes a los distintos programas. Ese es el objetivo que se han planteado las autoridades del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) para este 2022. Para alcanzar la meta, implementarán un sistema similar al «veraz» para intimar a aquellas familias que, aún pudiendo, no pagan las cuotas de sus viviendas. 

En diálogo con Tiempo de San Juan, Marcelo Yornet, interventor del IPV, explicó que actualmente la morosidad ronda en un 50%, es decir que la mitad de los adjudicatarios de viviendas del IPV, de cualquiera de los programas, no pagan sus viviendas. Y de ese total, la mitad debe tres o más cuotas.

«Dada la alta morosidad que tenemos, de la que es muy difícil salir, y buscando la posibilidad y el mecanismo a usar para que la gente acceda a su cuota, es que vamos a empezar a trabajar con una empresa que se va a encargar de analizar el padrón y detectar aquellas familias que deben más de tres cuotas. A partir de allí, teniendo en cuenta sus ingresos y sus gastos, se determinará quiénes son los que efectivamente no le pueden hacer frente al pago de sus viviendas y quiénes no lo hacen aun a pesar de que podrían hacerlo», explicó Yornet. 

Por otro lado, el funcionario expresó que, si bien aún analizan el mecanismo, una vez seleccionados los morosos se comenzará el proceso de intimación. De no ponerse al día se activará el proceso de revocación de adjudicación, es decir que podrían perder sus viviendas. 

«Todavía no tenemos definido si serán notificados vía WhatsApp, por correo o por alguna otra vía. Pero por ley, cuando se adeudan más de tres cuotas se puede iniciar la revocación de adjudicación», finalizó. 

(Fuente: Tiempo de San Juan)