Robó casi $60.000 y lo entregó su propia madre, ahora pasará un año tras las rejas

1474

Un ladrón que intentó robarle casi $60.000 a una repartidora en Rawson pasará un año tras las rejas luego de ser entregado por su propia madre cuando intentaba ocultarse de la Policía.

El hecho ocurrió el pasado 28 de diciembre alrededor del mediodía, exactamente a las 11:26 de la mañana, cuando una mujer se encontraba haciendo repartos de panadería en varios comercios de Rawson. A esa hora, llegó hasta un comercio ubicado en calles Avenida España y Gobernador Rojas en su Renault negro (fuentes policiales no especificaron modelo). Así, dejando la ventanilla del acompañante entreabierta y la del conductor completamente baja, ingresó al comercio dejando su cartera y parte de su recaudación sobre uno de los asientos.

Fue entonces cuando Darío Bustos, quien aparentemente pasaba por ahí, se percató del vehículo abierto y, según reconstruyó la Policía, sustrajo una cartera con $49.000 y $10.840 en efectivo que estaban a la vista en el vehículo. Ya con el botón huyó, en un principio se cree, a casa de su madre.

Para cuando la mujer volvió a su automóvil, notó el faltante de su cartera, donde además del dinero llevaba su documentación, y parte de la recaudación de su trabajo. Fue entonces, según el informe judicial, que una mujer, al ver la víctima desconcertada, le advirtió que un sujeto que vive a pocos metros del lugar del robo le había sustraído la cartera.

Decidida, fue hasta el domicilio donde aparentemente vive el ladrón. Allí, llamó al 911 y personal de la Comisaría 6º llegó hasta el lugar. Al comentarles lo sucedido, personal policial llamó a la puerta del domicilio donde el malhechor vive. Allí los atendió el propio ladrón con su madre, quien le dio permiso a la Policía para entrar en la casa. Pero allí, los efectivos no encontraron nada.

Pero al ingresar a la casa de un vecino, previo permiso de este, en el fondo de la vivienda encontraron la licencia de conducir de la mujer y una tarjeta Alimentar a su nombre. Y al ingresar a la casa contigua de otro vecino, encontraron tirada la cartera vacía. Esto hizo suponer que, el ladrón, descartó los documentos y evidencia tras el robo.  

Finalmente, y tras estos hallazgos, la propia madre del delincuente salió de su casa y le entregó a los efectivos la suma de $59.840 que aparentemente el ahora condenado había ocultado entregando así también a su propio hijo.

Por esta razón, este jueves el Sistema Especial de Flagrancia condenó a Darío Bustos a un año de prisión efectiva por el delito de hurto simple, siendo trasladado al Servicio Penitenciario Provincial. Además, fue declarado reincidente.

(Fuente: Diario Huarpe)