Hay subas de hasta el ciento por ciento en carnes para las celebraciones de fin de año

358

Un clásico para esta época son los incrementos de precios de los productos que se sirven en las mesas de los festejos de fin de año, pero ahora con la particularidad de que el cerdo viene ganando la carrera porque en el último año ha registrado un incremento del ciento por ciento. En el caso de la carne vacuna llega con una suba estimada del 75% y en medio de los intentos del Gobierno nacional de ofrecer algunos cortes a precios rebajados. En este contexto, lo que viene con ventas firmes es el pollo, según los referentes del sector, porque llega con un aumento que ronda el 56%. No es un dato menor a la hora de armar el menú para las celebraciones.

En el caso del cerdo, sólo en diciembre, ha registrado una suba del 15%, según el dato aportado por Alberto Escales, de Embutidos Papotti, una tradicional casa de chacinados en la provincia. No obstante, dijo que, por ser un producto más económico que la carne vacuna, viene con ventas interesantes. Para dar algunos precios de referencia se puede mencionar que el kilo de lechón está en 1.330 pesos, mientras que el kilo de cerdo capón, que es una carne de primera, registra un valor de 280 pesos el kilo. Las costillas están a 1.007 pesos, el matambrito a 1.300 pesos, la punta de espalda a 1.000 pesos, al igual que la bondiola. Tres cortes que pueden servir incluso para hacer milanesas, como la cuadrada, el lomo y la bola de lomo de cerdo está en 450 pesos. El kilo de chorizos de primera está en 940 pesos y la morcilla a 830 pesos. Pero el comerciante aclaró que estos precios seguramente van a variar esta semana.

Cerdo. Está al topo de los incrementos en el último año con una variación del orden del ciento por ciento. 

Por el lado de la carne vacuna, según los precios que registra la Feria y Mercado de Abasto Municipal, el asado varía entre los 750 y los 780 pesos, la blanda entre 850 y 880 pesos, la carne molida común entre 350 y 400 pesos, la molida especial en los 650 pesos, el peceto 1.000 pesos, el matambre entre los 750 y los 760 pesos.

Para tener una referencia, en las carnicerías céntricas el kilo de asado de costilla se oferta entre 750 y 869.90 pesos, el vacío tiene un valor de mostrador que va de 830 a $999.90 pesos, el matambre se vende a un precio de entre 830 y 839.90 pesos por kilo, la tapa de asado tiene un precio que va de 650 a 919.90 pesos y por último la falda (que no se vende en todas las carnicerías) cuesta 500 pesos el kilo.

El producto más barato que se puede encontrar este año para confeccionar los platos para las fiestas de fin de año es el pollo. Por estos días, y más allá de que no se descarta que pueda tener algún retoque este semana, el kilo oscila entre los 220 y los 280 pesos.

Un referente en la actividad es Roberto Castro, de Avícola Coria, quien dijo que la venta por estos días viene my bien y espera que, por ser un producto más económico que la carne vacuna, se mantenga en el mismo ritmo. Para tener algunos precios de referencia se puede mencionar que el kilo de muslo está en los 290 pesos, la pechuga deshuesada en 550 pesos y las supremas 390 pesos. La docena de huevos grandes está en 260 pesos y los extragrandes en 280 pesos.

Como se vienen dos semanas intensas de ventas por las celebraciones primero de Navidad y después de Año Nuevo, los comerciantes esperan un movimiento importante y no descartan que los precios antes señalados puedan sufrir algunas variaciones. Siempre aclaran que ellos no son formadores de precios y lo que hacen es trasladar al público los valores que les dan los proveedores.

Todo este panorama tiene lugar cuando desde el Gobierno nacional vienen haciendo intentos para evitar que siga trepando la inflación y por eso los esfuerzos de los programas como Precios Cuidados.

Carne. Los cortes vacunos vienen este año con una variación que oscila en el 75%, según las fuentes.
  • Cortes con precios promocionales

San Juan también recibirá cupos de los cinco cortes de carne a precios promocionales que acordó el Gobierno nacional con frigoríficos exportadores para las fiestas, los cuales se podrán comprar los días 22, 23 y 24 de diciembre, y luego, a la semana siguiente, los días 29, 30 y 31 en las grandes cadenas.

Los cortes «parrilleros» de asado, vacío, matambre, tapa de asado y falda se van a conseguir a precios entre un 20% y un 45,75% más baratos que lo que salen hoy en el mostrador y con la garantía de que se trata de cortes de novillo fresco (salvo uno que viene envasado), y de calidad de exportación. El problema es que las cadenas ya estiman que el volumen que llegará a San Juan no será suficiente para la demanda de los días previos a la Navidad y Año Nuevo que crece respecto a los días normales. Si bien todavía no se logró averiguar qué cupo global recibirá San Juan de las 20.000 toneladas disponibles para todo el país -10.000 para la previa de Navidad y otras 10.000 para la semana previa al fin de año-, en las cadenas estiman que van a recibir un volumen similar o levemente superior a fechas anteriores en que el Gobierno nacional hizo acuerdos con los exportadores. Todos dicen que han pedido más volumen pero la mayoría advierte que no cree que les manden ese «extra», y anticipan que de recibir solamente el cupo histórico se agotará rápidamente, teniendo en cuenta que saldrá más gente a comprar por las fechas y por los jugosos descuentos.

Todos los establecimientos quieren tener en sus carnicerías los cortes promocionales porque dicen que son un «llamador» de clientes que después terminan comprando otros productos. El problema es que las ofertas no llegan a todos los departamentos.

(Fuente: Diario de Cuyo)