Tensión en un barrio por el presunto abuso de un joven a un vecinito

953

Momentos de máxima tensión se vivieron durante la tarde de ayer en el Barrio San José de Rawson por el presunto abuso sexual de un nene de 8 años a manos de un vecino de 23 que padece retraso mental. Según fuentes policiales, un nutrido grupo conformado por familiares y allegados del menor fue a buscar al sospechoso, que tuvo que resguardarse en su casa para que no lo agredieran. Anoche los ánimos seguían caldeados, al punto de que en la Fuerza confirmaron que les había llegado el rumor de que por la madrugada la casa del presunto abusador iba a ser quemada y por eso se había instalado una guardia que iba a quedarse toda la noche custodiando la vivienda.

El sospechoso vive con su familia en la última manzana del barrio (está ubicado detrás del Cementerio San Miguel) y la casa de la víctima está a la vuelta. La versión policial indica que el presunto abuso ocurrió cerca de las 17, cuando el muchacho mayor convenció al nene para que fueran hasta el descampado con el que colinda su hogar. Allí, detrás de un paredón, se habría bajado los pantalones y le habría pedido al niño que le practicara sexo oral. Los voceros no pudieron confirmar si ese acto se consumó, y los vecinos del barrio tampoco brindaron precisiones al respecto. Lo que sí aseguraron fue que un hombre vio la secuencia y cuando dio aviso se desató la furia.

«El nene llegó a su casa llorando y no podía explicar lo que había pasado», señaló un allegado a esa familia. Enfurecidas, varias personas tomaron piedras y fueron hasta la casa del acusado con intenciones de hacer justicia por mano propia. La familia del sospechoso lo resguardó en el interior de la propiedad y pudo evitar que lo golpearan. Además, la Policía llegó rápidamente al lugar y logró poner orden. Eso sí, anoche en el barrio se hablaba de que la amenaza de un ataque incendiario era real.

Lo concreto es que el nene supuestamente abusado fue trasladado junto a un familiar al Anivi. Allí iban a hacer la denuncia e iba a ser revisado por un médico legista.

Por otro lado, el acusado fue alojado preventivamente en la seccional 35ta.

Ahora Fiscalía debe analizar las pruebas y determinar si a ese muchacho cabe o no investigarlo por el presunto abuso sexual, explicaron.

(Fuente: Diario de Cuyo)