Reelecciones indefinidas: las dificultades políticas y legislativas que enfrenta la modificación a la ley para intendentes

69

reunion Axel Kicillof con intendentes

No será tan fácil revisar la ley que limita las reelecciones indefinidas para intendentes, legisladores, concejales y consejeros escolares en la provincia de Buenos Aires, tal como anhelan y trabajan un grupo de intendentes peronistas y que cuentan como aliados legislativos a diputados y senadores bonaerenses de La Cámpora. La composición legislativa en ambas cámaras y los rechazos políticos de la oposición, e incluso de los intendentes que se ubican dentro del Frente Renovador, dificultan una modificación y son 87 intendentes quienes terminarán en 2023 su segundo mandato consecutivo, que en caso de no innovar deberán dejar sus cargos.

No son todos los intendentes del Frente de Todos que están interesados en empujar una modificación a la ley que limita las reelecciones a dos mandatos consecutivos como máximo a cargo de los gobiernos locales (Ley 14.386). Quiénes están en contra de esa norma son bastantes. Por citar algunos casos: Mario Secco (Ensenada), Pablo Zurro (Pehuajó), Daniel Barrera (Villa Gesell) o Ariel Sujarchuk (Escobar) han manifestado públicamente su rechazo. Hay otros intendentes e intendentas que en privado suscriben. Allí se anotan por ejemplo quienes reportan en La Cámpora, cuyo bloque en la Cámara de Diputados bonaerense se abstuvo de votar la ley y se retiró a los gritos del recinto de aquella sesión, en agosto de 2016. Ante la consulta de Infobae, desde la agrupación que conduce Máximo Kirchner sostienen que al no haber votado esa ley, no se oponen a que se derogue o modifique.

Sin acuerdos previos, los votos están ajustados. Para modificar la ley se necesita mayoría simple, es decir la mitad más uno de las 92 bancas en Diputados y de las 46 del Senado. Por caso, en la Cámara Alta, Juntos tendrá a partir del 10 de diciembre un bloque de 23 integrantes, la misma cantidad que el FdT. De esas 23 bancas opositoras hay 6 que corresponden a la Unión Cívica Radical. Los intendentes radicales han anticipado que acompañan la iniciativa del límite a las reelecciones indefinidas, pero que debe considerarse como un primer mandato el período 2019-2023, ya que la ley sancionada en 2016 toma como primer ejercicio de gobierno, el tramo 2015-2019.La observación recae entonces en la retroactividad de la ley. Allí, el oficialismo podría ir a buscar consensos, de lo que sería el camino más posible.

Martín Insaurralde con intendentes
Martín Insaurralde con los intendentes del Foro Radical

Luego, la Coalición Cívica tiene dos representantes dentro de lo que hasta el momento es el bloque Juntos que están en contra de la modificación a la ley aprobada durante el mandato de María Eugenia Vidal. El resto, que son otras 15 bancas referenciadas casi todas en el PRO, también mostrarían resistencia a la modificación de la norma vigente. Sin embargo, hay algunos intendentes opositores que en privado sostienen que la ley “no es mala, pero está mal aplicada”, bajo los mismos argumentos de retroactividad que públicamente lanzaron los jefes comunales de la UCR.

Las posiciones tampoco están unificadas en el bloque oficialista. A saber: el Frente de Todos tendrá 23 bancas en Senado, con presencia del PJ, La Cámpora, el Frente Renovador y los sectores sindicales. El FR tendrá cuatro lugares de ese bloque oficialista y rechaza la norma. Desde el entorno de Sergio Massa recalcan que el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación “no va a borrar con el codo lo que escribió con la mano”. El massismo fue uno de los espacios que originalmente impulsó la medida. Días atrás, también hubo un intendente del PJ que, pese a la posición que parecía tener el peronismo bonaerense con la norma, salió a rechazar una modificación a la norma y defendió la alternancia de gobierno. Se trata de Gustavo Menéndez de Merlo, que tiene representación directa en el Senado a través de Gustavo Soos, senador por la Primera sección electoral que renueva su banca. Allí hay otro oficialista que rechaza avanzar sobre la norma.

La foto se repite en Diputados, donde además hay más bloques minoritarios. A partir del 10 de diciembre en la Cámara de Diputados, el oficialismo tendrá 42 lugares. De esas 42, el Frente Renovador -que rechaza la iniciativa- ocupa doce lugares.

El bloque de Juntos tendrá 41 escaños. De ese total habrá, en principio, 13 lugares para el radicalismo, donde el oficialismo podría ir a buscar aliados para trabajar en la modificación de la ley vía la retroactividad. Esta semana hubo algunas reuniones de acercamiento entre figuras del peronismo con intendentes de la UCR. El tema no se abordó directamente, pero el PJ con base en el Ejecutivo, y la jefatura de gabinete que comanda Martín Insaurralde, trabaja en generar acuerdos con los intendentes de la UCR, que aprovechan la apertura para hacer pedidos puntuales.

Luego está el bloque de la Izquierda en Diputados que tendrá dos integrantes. Cuando se sancionó la ley, el unibloque del FIT rechazó la norma. Fue el único voto en contra, ya que la por entonces bancada FpV se había abstenido. También votará en contra de cambiar la ley el bloque libertario que representa el sector de José Luis Espert que luego del recuento final de votos se aseguró tres bancas en la Cámara de Diputados bonaerense. En Diputados también queda el unibloque 17 de noviembre, que integra Fabio Britos, hermano de Guillermo Britos, intendente de Chivilcoy. “La ley tiene que comenzar a regir a partir del 2019 para evitar una cataratas de presentaciones judiciales. No se puede legislar para atrás”, resumió el diputado ante la consulta de Infobae.

Si bien es probable que la negociación por los cambios a la ley de reelecciones indefinidas se dé puertas afuera de la Legislatura y su resultado exitoso o no dependerá de la fortaleza política del sector de intendentes que promueve las reformas, el cálculo de cuántos votos se necesitan para llegar a la mayoría simple (24 en el Senado y 46 en Diputados) es insoslayable en un escenario que a partir del 10 de diciembre seguirá siendo de paridad y con desconfianzas internas tanto en el oficialismo como en la oposición.

SEGUIR LEYENDO:

Elecciones 2021: Kicillof perdió bancas clave en Diputados, pero tuvo un alivio en el Senado bonaerense

Juntos se sumó a la ola de rechazos contra las reelecciones indefinidas de los intendentes

Reelecciones indefinidas: los intendentes no se llevaron precisiones del asado con Kicillof, Massa y Máximo Kirchner