Piden la máxima condena para el sujeto que asesinó a su novio policía

589

En el marco de los alegatos en el juicio por el crimen del policía Oscar Mura, la Fiscalía le pidió al Tribunal de Garantías que el acusado del asesinato sea condenado con la mayor de las penas, es decir, la de prisión perpetua. Diego Espejo está imputado por homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía, y agravado por el uso de arma, en concurso ideal.

Al igual que el fiscal Francisco Micheltorena, que ya había adelantado lo que solicitaría cuando la causa se elevó a juicio, la parte querellante representada por la Dra. Romina Solera -quien fue contratada por los familiares de la víctima- le pidió a las autoridades la misma pena por lo ocurrido en la madrugada del pasado 19 de marzo. Ese día, el uniformado murió por los disparos de su propia arma y quien los efectuó, según los peritos, fue Espejo.

Desde la defensa del joven de 28 años en la mira pidieron que el castigo sea de 8 años de prisión, ya que plantean ciertos atenuantes en el violento episodio. En líneas generales, el abogado Gustavo De la Fuente sostuvo a lo largo de su defensa técnica que su patrocinado actuó bajo emoción violenta ante los constantes maltratos que el uniformado tenía con Espejo.  

Los jueces de la causa. de Izquierda a derecha: María Gema Guerrero, Federico Rodríguez y Ana Lía Larrea

El debate se desarrolla en la Sala 5 de audiencias en Tribunales y está encabezado por un tribunal colegiado, presidido por el juez Federico Rodríguez y compuesto también por las magistradas María Gema Guerrero y Ana Lía Larrea. El proceso que comenzó el 3 de noviembre está a punto de terminar y, luego de un desfile de pruebas presentadas y de testigos que declararon, aguarda por la decisión de los jueces. 

El tribunal decidirá si declara culpable o no al acusado y después de ello se conocerá la sentencia, tal y como lo establece el nuevo Sistema Acusatorio. 

El caso

El hecho ocurrió el 19 de marzo. Según afirmaron las fuentes consultadas, ambos estuvieron tomando bebidas alcohólicas en un bar. Sobre las 2:30, llegaron al departamento que alquilaba el policía, sobre calle Eladio Quiroga, en el interior del barrio Sarmiento, en Chimbas.

Según la investigación, llegaron en completo estado de ebriedad, tuvieron relaciones sexuales y, luego, Mura se durmió. Aparentemente, Espejo habría encontrado un preservativo usado -y no con él-, lo que causó la furia del joven. Sigilosamente, fue hasta el lugar donde el policía guardaba el arma y le disparó en cuatro ocasiones, causándole la muerte de manera instantánea.

(Fuente: Tiempo de San Juan)