Aseguran que la canasta básica de alimentos en San Juan aumentó más de $1.000 en un mes

965

Un relevamiento de la Asociación Amas de Casas filial San Juan determinó que en el mes de octubre la canasta básica de alimentos en la provincia aumentó $1.050 más con relación a septiembre alcanzando así los $35.450. El incremento representó un 3,1% lo que coloca a la geografía local por debajo de la media nacional que fue del 3,5%, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

El detalle contempló el precio de una docena de alimentos básicos (leche, harina, fideos, azúcar, yerba) y a eso le agregaron frutas y verduras. Laura Vera comentó  que esto ocurrió durante el décimo mes del año, aunque no descartan que suceda lo mismo en noviembre, pese a que rige el congelamiento en las grandes cadenas propuestas de manera unilateral por el presidente Alberto Fernández.

Sobre este punto la titular de la asociación sanjuanina dijo que esta medida no se iba a ver reflejada dentro del relevamiento porque se aplicó durante los últimos días del mes. “La gente compró alimentos que, a pesar de que se retrotraen, no influye en la economía de la familia”, indicó.

Sin embargo, destacó que actualmente encuentran los productos básicos. Más allá de que la normativa contempla un total de 1.432 alimentos, Amas de Casas se encarga de cotejar el valor de los que eligen cotidianamente las familias para subsistir. “Estamos encontrando marcas y precios establecidos”, aseguró.

Vera manifestó que la mayoría de las cosas que conforman la canasta son productos de segundas o terceras marcas. “Las primeras (marcas) han desaparecido de las góndolas por eso vamos por segundas o terceras, de encontrarlas la canasta sería más cara. Creemos que se exportan y lo que nos llega es lo que queda en virtud de abaratar los precios”, detalló.

Disminución y control, lo que piden

“Esperemos que en estos 60 días que nos quedan se pueda acompañar este congelamiento otras medidas que contribuyan a controlar los precios”, así comenzó la explicación de Vera para pedir control en dos aristas que hacen al constante movimiento entre oferta-demanda. Una de ellas es el descuento definitivo del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en los productos de mayor necesidad.

La titular dijo que hace años vienen pidiéndolo, aunque casi siempre se aplica de forma esporádica. Sostiene que la aplicación seria de este programa marcaría el freno ascendente a la suba exorbitante en el valor de los alimentos.

En otra sintonía también remarcó el rol de los formadores de precios. Indicó que el Gobierno nacional debería sentarse a hablar con estos sectores y ejercer en ellos un control más estricto. Ahí precisó que la cadena de valor está distorsionada porque los productores obtienen menos de lo que les correspondería.

Pese a estas dos condiciones, Vera sostuvo que sigue conviniendo comprar en los mayoristas. Aunque los productos como pan y verdura sugiere hacerlo en los almacenes de cercanía. Tildó de “llamadores” la propuesta de los precios cuidados en los supermercados.

Sin denuncias por irregularidades

La Dirección de Defensa al Consumidor habilitó un 0800 para realizar denuncias de faltantes o sobreprecios de productos contemplados en el programa precios cuidados. A más de veinte días de la puesta en funcionamiento, desde esta área destacaron que no hubo ninguna irregularidad ni tampoco nadie se acercó hasta la repartición a quejarse de algún detalle en particular.

(Fuente: Diario Huarpe)