Detuvieron a los delincuentes que desvalijaron a una familia de La Rioja que vino a ver a la Selección

886

Después de horas de investigación, personal policial de la Sección Robos y Hurtos, en conjunto con efectivos del Cisem, atrapó a los delincuentes que desvalijaron el vehículo de una familia oriunda de La Rioja que había llegado a San Juan para ver el partido de Argentina con Brasil. 

En horas de la siesta del lunes, los turistas sufrieron el robo de sus pertenencias y también de las entradas para ver el partido de la Selección, por lo que radicaron la denuncia y de inmediato desde la Policía se activo un operativo para identificar a los responsables. 

Finalmente y luego de revisar las cámaras de seguridad, los sospechosos fueron interceptados por las autoridades cuando intentaron escapar en el automóvil en el que se trasladaban. Eludieron un control policial y tras ser requisado por los uniformados -fuga frustrada mediante- quedaron al descubierto con los elementos que habían sido denunciados como robados por Miguel Ángel Ponce y su familia. 

Identificados como Roberto Donato Cruz y Leonardo Federico Mallea, los detenidos tenían también los tickets del gran evento deportivo que le pertenecían a los damnificados. Así fue que quedaron a disposición de la justicia, más precisamente del Tercer Juzgado de Instrucción que comanda el juez Guillermo Adarvez.

Los ladrones que se movían en un Peugeot 207 fueron trasladados a los calabozos de la Central de Policía, mientras que los turistas que fueron afectados recuperaron sus pertenencias al instante. 

El hecho ocurrió cerca de las 15 del lunes, cuando después de una noche larga para conseguir las entradas para el partido en el Villicum regresaron a la ciudad para almorzar. Tras dejar su Renault Kangoo estacionada en Av. Ignacio de la Roza, entre Catamarca y Sarmiento, sufrieron el asalto que le amargó la jornada. 

Afortunadamente y pese al mal momento, los turistas que llegaron a la provincia para disfrutar del evento recuperaron lo suyo 6 horas más tarde.

(Fuente: Tiempo de San Juan)