ALFREDO CORNEJO EN SAN JUAN: «La importación de vinos fue un decisión boba».

830

En su visita a San Juan, en el marco de la campaña electoral de Juntos por el Cambio (JxC) de cara al comicio del 14 de noviembre, el diputado nacional y presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Alfredo Cornejo, brindó jugosas declaraciones sobre diversos temas, entre los que se destacó la importación de vinos en la era de Mauricio Macri, la minería, la sequía y el futuro de su partido con vista a las presidenciales de 2023. En esa línea, sostuvo que conviene que su espacio presente candidatos a presidente con rumbo a unas PASO dentro de JxC. Además, apoyó fuertemente esa herramienta electoral, al punto que afirmó que, de haberse aplicado en San Juan en las primarias pasadas, la coalición opositora le hubiese ganado al Frente de Todos, lo que no ocurrió ya que no atravesaron por internas. Por otro lado, fue duro contra el expresidente Macri al cuestionar la importación de vinos desde Chile, decisión a la que calificó como «boba». También coincidió con el senador Martín Lousteau, quien dijo que el actual sector que integra «es mejor que Cambiemos». El mendocino es el segundo referente de JxC que llega a la provincia en dos días y será parte de un tridente que habrá hecho pie en San Juan a dos semanas del comicio. Es que, según indicaron fuentes de la alianza local, está previsto que el lunes llegue a la provincia Patricia Bullrich, presidente del PRO nacional. En principio, no habría más visitas.

– En el gobierno de Macri se liberó la importación de vinos desde Chile, lo que produjo mucho daño al sector vitivinícola de Mendoza y San Juan. Si Juntos por el Cambio llega a ser gobierno. ¿Va a hacer lo mismo?

– En general, el concepto que tengo es que hay que intervenir en la economía inteligentemente, no en forma boba. A veces, las intervenciones económicas, como lo es un cierre de fronteras y demás, le sirven a la economía y otras veces no. Hay que ver cada caso y ver cómo funcionan los mercados. En ese momento, no sirvió la medida. No fue buena.

– Fue una decisión boba entonces…

– En líneas generales, la importación de vinos fue una decisión boba. No influyó sobre los mercados en ese tiempo determinado. Lo que digo es que no hay una visión de mercado cerrado. Nuestra salida, como país, no es cerrar las importaciones. Si no, cada vez exportar más y tener muchos más ingresos y tener precios adecuados. Exportar sería una salida sostenida.

– ¿Pero importando vino?

– No necesariamente. No lo miro por el lado de las intervenciones, lo veo más por el lado del crecimiento. Esto es, nosotros producimos más vino y de mejor calidad y podemos vender más afuera. Eso sería de muchísima utilidad para nuestras economías, como la de Mendoza y San Juan. Ahora, ¿cómo podemos hacer para exportar más? Además del trabajo de las empresas privadas, la tarea estatal y del gobierno nacional debe ser lograr muchos más acuerdos de libre comercio que nos permitan vender productos al exterior. Si creo que, en materia del vino, sería muy útil que tuviésemos una política exportadora más agresiva, pero para eso tiene que cambiar nuestro contexto macro económico.

– Usted se ha manifestado a favor de la actividad minera…

– A favor de la actividad minera estamos todos los mendocinos. Es una industria lícita. No podría estar en contra.

– ¿Eso no entra en conflicto con lo que ocurre en su provincia? Si están de acuerdo con la minería, ¿por qué no tienen una actividad como la que se desarrolla en San Juan?

– En Mendoza hay restricción sobre algunas sustancias, lo que se aplica a través de una ley provincial. Pero hoy, aprobado en mi gobierno, se está explotando Hierro Indio, que es una actividad minera específica. Por lo que hay minería, pero en porcentajes mucho más bajos que en San Juan. Pero no es que no haya minería. La ley local prohíbe algunas sustancias que no se pueden aplicar y, por lo tanto, no hay emprendimientos mineros que usen esas sustancias.

– ¿Está de acuerdo con la Ley de Glaciares? ¿Cree que se debe modificar para potenciar la actividad minera?

– La Argentina debe propender a las actividades sustentables y todas las actividades que generen crecimiento son bienvenidas. No violando el ambiente. La ley de Glaciares es cuestionada por algunos y aprobada por otros. Es un tema más técnico, que por algo el gobierno nacional no ha impulsado su modificación.

– Usted dijo que el Gobierno nacional debe definir la postura de si está a favor o en contra de las empresas privadas. ¿Usted en qué posición está?

– A favor.

– En esa línea, ¿se debe modificar el porcentaje de giros de divisas al exterior?

– Creo en la intervención de la economía de una manera inteligente. Hay países, procapitalistas, como Chile, que tienen regulación de su mercado de capitales. Esas intervenciones son inteligentes. Por ejemplo, no se puede entrar y sacar del país dólares en un determinado plazo de tiempo. Creo que todas esas regulaciones son útiles y estoy a favor de esas. No estoy a favor de las regulaciones bobas, como las que se están haciendo con el tipo de cambio en la Argentina. El Estado nacional, con el aporte de los que trabajan y con múltiples valores de dólar, está subsidiando la especulación financiera.

– Señaló que hay gobernadores que no le quieren hacer frente a Cristina, que están incómodos y que no se atreven a desafiarla. ¿A quiénes se refiere?

– No me gusta personalizarlo.

– Pero usted dijo que hay varios…

– No me gustaría personalizar en nadie en particular. Pero la verdad es que el papel de todos los gobernadores del Frente de Todos, con el Gobierno Nacional, ha sido muy tibio. Se han creado seis nuevos impuestos y ninguno de esos impuestos son coparticipables, y se los ha apoyado.

– ¿Quiénes están entre los tibios?

– Todos los gobernadores. No he visto a ninguno que esté en alguna manifestación sobre esos impuestos. Ninguno le ha exigido al gobierno cambiar el rumbo económico, rumbo que no le conviene a las provincias productivas, como Mendoza, San Juan y Córdoba, todas las que tienen una inversión privada importante. De hecho, en todas las provincias hay un retraso de la inversión.

– El senador Martín Lousteau dijo que JxC es mejor que Cambiemos. ¿Coincide?

– Es una evolución de la conformación. Creo que estamos mejor preparados y estamos llegando al 2023 mucho mejor de lo que llegamos en el 2015.

– ¿Le gustaría ser candidato a presidente en 2023?

– No creo que este sea el momento para definir esos temas. Creo que en el 2022 debemos tener un plan económico – social muy pulido, en el que estamos trabajando entre todos los referentes del espacio, como Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta. Tenemos que pulir un plan de Gobierno y en el 2023 dirimir las candidaturas presidenciales y, ahí, puede que haya competencia.

– ¿En unas PASO?

– Yo estoy a favor de las PASO y podríamos competir con esa herramienta. No necesariamente yo.

– ¿La UCR va a presentar candidatos?

– Conviene que la UCR tenga candidatos a presidente en 2023, privilegiando la unidad de JxC. Las PASO fueron el éxito de las elecciones de septiembre. En San Juan no, pero en 17 de las 24 provincias, competimos dentro del frente. Me atrevo a decir que, si acá hubiésemos tenido dos opciones dentro del espacio, probablemente hubiésemos vencido al Frente de Todos.

– ¿Macri debería dar un paso al costado como candidato de cara al 2023?

– Hay un montón de figuras que pueden contribuir. Él tiene un aporte para hacer con su experiencia.

– Entonces, no debería ser candidato…

– No necesariamente. Lo veremos en el 2023. Sí creo que el kirchnerismo quiere forzar una interpretación de la narrativa histórica del país, por los cuatro únicos años que no ha gobernado. Pero de los últimos 18 años, han gobernado en 14. Los problemas de Argentina no se originaron en los cuatro años de Macri. Se originaron en sucesivos gobiernos. Estamos en recesión económica desde el 2010, con el primer gobierno de Cristina.

– ¿Y cómo se sacan esos cuatro años del discurso?

– Con una narrativa explicativa y no como esto que están haciendo, que es ficción.

– ¿Cómo está combatiendo Mendoza la sequía?

– Es un problema para las dos provincias, pero en total son 14 los distritos afectados. Creemos que tiene que haber un involucramiento del Gobierno nacional en este tema. En diputados hay un proyecto que queremos que se debata con el que podríamos tener beneficios fiscales, que mitiguen los problemas de sequía que tiene mucha gente, también sectores económicos. Mendoza, a diferencia de San Juan, tiene muchas más perforaciones y las está usando, pero tiene un costo de energía de la cual parte está subsidiada, pero otra parte no. Es un sobrecosto en la agricultura. Debe haber un plan de largo aliento, como los diques que tiene San Juan y también Mendoza, pero que evidentemente no son suficientes, porque luego hay que optimizar bien el recurso hídrico.