Combustibles: alarma por escasez y alertan que pueden volver las colas

836

Con los precios de los combustibles líquidos congelados en la práctica desde mayo, hay alarma entre los estacioneros en San Juan porque ya hay faltantes en las bombas sin marca y el problema se puede extender a todo el sector y hasta advierten que puedan volver las colas. Por ahora las estaciones que tienen contratos asegurados, como las de las líneas de YPF y Shell, tienen abastecimiento normal, pero ya les avisaron que pueden imponer cupos y el problema se agudizará.

«Ya se está hablando desde algunas petroleras que van a cupificar, es decir que habrá una determinada cantidad de combustible para vender y eso puede llegar a producir desabastecimiento», advirtió Analía Salguero, titular de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines (CECA).

El problema se origina porque el precio de las naftas está congelado desde mayo, cuando se produjo el último incremento, que en la práctica ha producido un atraso en las tarifas que oscila entre el 12% al 15%. Y como las petroleras no quieren trabajar a pérdida, han empezado a dejar de enviar el producto al mercado, empezando por las estaciones de bandera blanca, es decir las que no tienen contratos asegurados. Esto puede llegar a provocar desabastecimiento porque se puede extender al resto del sector.

Bernardo Turcumán, integrante de la CECA, advirtió que «pueden volver las colas», como ya ocurrió en el pasado, porque puede haber faltante de combustibles, que ya ha empezado en las estaciones que no tienen contratos firmes.

Otro empresario del sector, Eduardo Barceló, sostuvo que «ya hay problemas porque las estaciones más chicas no pueden atender a sus clientes» y anticipó que «por ahora nos proveen los consumos históricos, pero no sabemos qué va a pasar más adelante».

Se estima que en el país hay unas 1.060 estaciones de servicio blancas -que no pertenecen a ninguna red de las empresas petroleras- sobre un total de aproximadamente 5.000 estaciones. El resto del mercado está formado por YPF, que es responsable del 55% de los despachos de nafta y gasoil. Luego le siguen Raízen (opera la marca Shell), con el 18%; Axion, con el 15%, y Trafigura (Puma Energy), con el 5%. En la práctica el mercado de combustibles no está regulado, como sucede con las tarifas de gas y electricidad, pero el Gobierno lo administra de manera implícita a través de YPF, es decir que nadie mueve sus precios si la petrolera estatal no lo hace primero.

En cuanto a los precios, la petrolera YPF, que controla más de la mitad del mercado, aplicó este año una serie de incrementos escalonados en los precios de las naftas y el gasoil entre los meses de marzo y mayo. Luego, anunció que mantendría esos precios sin cambios hasta fin de año. Y el resto de las empresas acompañó la decisión.

En San Juan el último incremento entró en vigencia el 16 de mayo y desde entonces los valores son los siguientes: la Infinia oscila entre los $108 a $113,9, la Super desde $91,8 a $96,3, la Diesel 500 va desde los $85,4 a $89,6 y la Infinia diesel oscila entre los $103,2 a $108,3.

A nivel nacional, la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha) indicó a través de un comunicado «su preocupación por los primeros indicios de desabastecimiento en estaciones de servicio de bandera blanca principalmente, un fenómeno que se viene repitiendo en los últimos meses y se encuentra relacionado al congelamiento de precios que rige para los combustibles». En la entidad además plantearon la necesidad de acceder a nuevas líneas de crédito para ayudar al sector que fue particularmente golpeado por la pandemia y las restricciones. «El 80% de las estaciones tuvo que endeudarse durante 2020 para seguir funcionando y sobrevivir. Ahora, en un contexto no ideal, pero más promisorio, es importante poner en orden las cosas», explicó Gabriel Bornoroni, presidente de la cámara.

Panorama

83  Es la cantidad de estaciones de servicio que funcionan en San Juan. Del total, 42 expenden naftas, hay 30 duales y 11 sólo GNC.

  • Aumento del GNC

El precio del Gas Natural Comprimido (GNC) aumentará su precio a partir del 1 de noviembre en todo el país. En San Juan, desde la Cámara de Expendedores, adelantaron que «no será significativo» y que esperarán las facturas para saber con precisión de cuánto se trata aunque, en un principio, no movería la aguja de los automovilistas que se mueven con este combustible.

El incremento está atado a que se modifica el valor del valor del gas en boca de pozo 0,47 centavos de dólar. En una reunión que estaba prevista para anoche entre los empresarios del sector local tendrán un poco más claro el panorama. Pero, por ejemplo en Mendoza, donde es más barato el m3 (47 pesos) estiman que subirá un peso.

En el caso de San Juan, los estacioneros locales expenden gas con valores que van desde los 49,50 a los 50,50 pesos. A pesar de la suba, sigue teniendo un valor muy por debajo que el de la nafta.

(Fuente: diario de Cuyo)