Polémica por el aforo en el acto del Presidente: “No estoy en el fino de la ley”, dijo uno de los organizadores

19
Acto Alberto Fernández en Nueva Chicago
Alberto Fernández encabezó un acto en el estadio de Nueva Chicago, que terminó clausurado porque no se cumplió el aforo (Luciano Gonzalez)

La Justicia de la Ciudad de Buenos Aires investiga si se violó el aforo en el acto que se llevó a cabo en el estadio de Nueva Chicago y que cerró Alberto Fernández. La fiscal Celsa Ramírez, a cargo de la fiscalía especializada en eventos masivos del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (MPF), intervino de oficio y dispuso el allanamiento y la clausura de la cancha, lo que fue concedido por el juez Javier Alejandro Buján.

Según el último decreto presidencial, el aforo permitido en estadios es del 50%. Por ese motivo, los presidentes de las comisiones directivas de los clubes River Plate y Vélez recibieron imputaciones luego de los partidos disputados el último fin de semana. Sin embargo, para el resto de eventos masivos existe un tope de 6.000 personas tanto en interior como en exterior, con recomendación de distancia. En el acto no se observó la implementación de los protocolos y la locutora del evento afirmó que había congregadas 40 mil personas.

Daniel Menéndez, coordinador de Barrios de Pie, fue uno de los organizadores del evento. Este viernes en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red aseguró: “No estoy en el fino de la reglamentación nacional, pero estoy absolutamente seguro de que está todo autorizado”.

El dirigente social dijo que ayer hubo entre 14 y 15 mil personas, todas con barbijos, en un predio al aire libre que tenía postas sanitarias donde los asistentes podían acceder a alcohol en gel para higienizarse.

“Si hemos cometido un error, no tengo problemas en pedir disculpas y cumplir con las contravenciones y lo que me incurra por el desborde, pero está en el marco de esta realidad”, aseguró.

Los artículos que se investigan son el 205 y 239 del Código Penal, relativos a la violación de medidas contra las pandemias y resistencia a la autoridad, respectivamente. El 1° de octubre, mediante la Resolución de firma conjunta 19/2021, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires aprobó el “Protocolo para el Desarrollo de Actividades Escénicas con público”, argumentando su decisión en la marcada merma de casos de coronavirus y la mejora de la situación epidemiológica en general.

En el mismo, por fuera de las medidas relativas a los eventos deportivos, se estableció que “en el caso de que la actividad se realice al aire libre dentro o fuera de la línea oficial de edificación, podrá desarrollarse con un factor de ocupación de 1 personas cada 2 metros cuadrados. El tope en esos casos, asimismo será de 6.000 personas”.

Con el allanamiento en Nueva Chicago, cuya capacidad total según los últimos registros es de 29 mil personas y tiene como presidente a Hugo Bellón, se buscó recopilar información sobre la organización del evento e inclusive la fiscalía requiere conocer el listado de los oradores del acto. El club y los impulsores del evento debieron suministrar los datos y, como una primera consecuencia en caso de demostrarse el exceso de asistentes, la institución tendría que enfrentar una sanción por lo ocurrido. La habilitación para realizar un encuentro multitudinario de esa índole también está en análisis.

SEGUIR LEYENDO:

El Che Guevara y su odio implacable contra los homosexuales, a los que condenó a trabajos forzados “para curarlos”

El terrible final del hombre que fue testigo del encuentro secreto entre Perón y el Che Guevara