La Casa Rosada refuerza el vínculo con los gobernadores para dar vuelta la elección en distritos clave

58
Reunión del jefe de Gabinete, Juan Manzur, con Alberto Rodríguez Saá, gobernador de San Luis.
Juan Manzur y Alberto Rodríguez Saá

Quiere liderar los encuentros con gobernadores porque uno de sus principales propósitos es remontar esa cuesta tan difícil tras el cimbronazo sufrido por el Gobierno a nivel nacional el 12 de septiembre en las PASO. Juan Manzur lo dejó bien en claro cuando al segundo día de asumir en la Jefatura de Gabinete, en el lugar de Santiago Cafiero, el 21 de septiembre, convocó a todos los ministros bajo su órbita con la intención de remarcarles que el peronismo debía recuperar territorialidad y salir en busca de votos para revertir el resultado adverso del primer plebiscito de la gestión de Alberto Fernández.

La estrategia electoral que diagramó el ex gobernador tucumano incluye el contacto casi diario con algún mandatario provincial. Y en ese marco este viernes por la tarde completó una semana en la que compartió varios encuentros con ellos. Este viernes 1 de octubre fue el turno de Alberto Rodríguez Saá, el gobernador de San Luis. En ese territorio se renuevan tres diputados nacionales, pero el resultado obtenido en las primarias preocupa al Gobierno Nacional que perdió en 17 de las 24 jurisdicciones del país.

El gobernador puntano estuvo en la Casa Rosada con su hijo, también llamado Alberto, quien es ministro de Obras Públicas e Infraestructura de la provincia y repasaron con Manzur inversiones que se llevaron a cabo allí. Además le trasladaron inquietudes sobre la administración del Parque Nacional Sierra de las Quijadas, un polo turístico en el que se quiere reactivar el turismo, uno de los sectores más afectados por la pandemia. En esta misma “gira” por Buenos Aires, el gobernador hizo gestiones ante el PAMI para mejorar la atención en el Hospital Central “Ramón Carrillo”, que ayer inauguró sus consultorios externos y cuya construcción se terminó en abril de este año.

Fue también un gesto de acercamiento al Gobierno nacional. Rodríguez Saá había sido muy crítico del audio que se conoció de la diputada Fernanda Vallejos con durísimos cuestionamientos hacia Alberto Fernández y también mostró su enojo por la carta de la vicepresidenta Cristina Kirchner que “ultrajó la figura presidencial”.

“Que de su propio Gabinete renuncien, que hagan pública la renuncia y lo que debería ser una reunión interna, privada, familiar, haya pasado este problema como si fuera gritarse en un restaurante delante del público, de una familia… Eso generó una situación de escándalo y roza la investidura presidencial”, dijo en esa oportunidad. Ahora volvió a mostrarse junto a Manzur como prenda de unidad dentro del peronismo.

reunión de Manzur y Rodríguez Saá
Manzur junto a los Rodriguez Saá, padre e hijo.

En las PASO de este año, Rodríguez Saá sufrió un duro revés. Porque Unidos por San Luis la fórmula opositora que reunió a Avanzar San Luis, al PRO y al Partido Demócrata, con el actual senador nacional Claudio Poggi a la cabeza, secundado por Karina Bachey, se impuso con el 46,97% en la elección para diputados nacionales contra el 37,43% de Fuerza San Luis, el frente oficialista.

En las primarias de 2017 en la provincia puntana se había vivido una situación muy parecida. Aquella vez también la oposición liderada por Poggi consiguió un triunfo holgado por casi 20 puntos de diferencia que luego se revirtió en las legislativas. El 13 de agosto de ese año Cambiemos había superado ampliamente al peronismo, con 57,64 por ciento contra 38,24 del PJ. Luego, el 22 de octubre, el entonces Frente de Unidad Justicialista lideró las elecciones con el 54% de los votos, contra el 44% de su oponente.

Los diputados en ejercicio que culminan su actual mandato en diciembre son tres: dos peronistas, Karim Augusto Alume Sbodio y Victoria Rosso, y el radical José Luis Riccardo. Actualmente son senadores por la provincia María Eugenia Catalfamo y Adolfo Rodríguez Saá (del Frente de Todos) y Claudio Poggi (Avanzar San Luis). Ninguno renueva su lugar en la Cámara Alta este año.

La derrota en San Luis del oficialismo tiene estricta relación con el aumento de la pobreza que se registró en los últimos seis meses en el Gran San Luis, el conglomerado urbano que rodea la capital provincial. Llegó a un 3,7% más y según los últimos datos que brindó el INDEC el 44,3% de sus habitantes vive bajo la línea de la pobreza. “Eso me tiene con un dolor. No sé si voy a buscar otra vuelta más a la que ya estamos dando. Lo voy a plantear en el Consejo Económico a ver qué más podemos hacer. Me entristece muchísimo, los dolores son enormes”, manifestó Rodríguez Saá esta mañana antes de salir hacia Buenos Aires para la reunión con Manzur.

Rodríguez Saá lanzó recientemente líneas de créditos con el fin de revertir la crisis que le permita tener más esperanzas en los comicios de noviembre. Anunció también que la semana próxima habrá más medidas que apuntarán a paliar el difícil panorama económico de esa provincia.

juan manzur mariano arcioni
Juan Manzur recibió este jueves en la Casa Rosada al gobernador de Chubut, Mariano Arcioni.

El jueves había sido el turno del gobernador chubutense, Mariano Arcioni, para entrevistarse con Manzur. Chubut debe renovar tres senadores: dos se los adjudicará la mayoría y el otro será el que ocupe el segundo lugar. Actualmente, dos son puros del oficialismo (Nancy González y Mario País) y el restante es Alfredo Luenzo, quien pasó al bloque peronista luego de abandonar la fuerza provincial que creó Mario Das Neves. El riesgo para el Frente de Todos es perder a un senador allí e incluso dos si Chubut Somos Todos, el partido provincial de Arcioni, le arrebata en noviembre el segundo lugar.

Manzur intentó convencer a Arcioni para ir unidos contra Juntos por el Cambio que en septiembre se impuso por 39,46% contra el 26,55% del Frente de Todos y el 13,12% de Chubut Somos Todos. Por ahora no logró su cometido.

El jefe de Gabinete no frenó ni un día los contactos con mandatarios provinciales y con representantes de los distritos que ponen en juego bancas de senadores. El martes de esta semana estuvo el gobernador santafesino Omar Perotti (el miércoles volvió a verlo en un anuncio de obras en la ciudad de Santa Fe) y hace siete días los candidatos Marcelo Lewandowski y María de los Angeles Sacnún y el senador Roberto Mirabella pasaron por las oficinas del Ministerio del Interior para ver al ministo Eduardo “Wado” De Pedro. Es otro territorio donde al oficialismo no le fue nada bien en las PASO: perdió allí 39,79% a 29,86% con Juntos por el Cambio.

Durante esa misma jornada lo visitó Sergio Ziliotto, el gobernador de La Pampa, donde también la performance del Frente de Todos distó de ser la esperada: otro senador puede quedar en manos opositoras. Y el miércoles 29 el que se reunió con Manzur fue Gustavo Bordet, el mandatario entrerriano. Firmaron convenios de transporte y de obras públicas pero el resultado electoral fue otro de los temas abordados.

El viernes 24 con el ex gobernador tucumano estuvieron el medallista olímpico Carlos “Camau” Espínola, el primer aspirante a la banca de senadores por Corrientes, y también Ana Almirón, actual legisladora. En la provincia mesopotámica gobierna el radical Gustavo Valdés, quien resultó reelecto por abrumadora mayoría en agosto para un nuevo período en su cargo.

Otros gobernadores como Axel Kiciloff (Buenos Aires), Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Jorge Capitanich participaron de encuentros con Manzur en la Rosada para ajustar la estrategia de campaña. Desde el 20 de septiembre cuando asumió en reemplazo de Santiago Cafiero una de las tareas más intensas fue recomponer al Frente de Todos en todo el país.

SEGUIR LEYENDO

Chubut: el gobernador Arcioni resiste el pedido del Gobierno y no quiere unificar las listas

Con la mira en una remontada electoral, el Gobierno prepara un mega acto peronista para el 17 de octubre