Investigan a una mujer policía, al padre y al sobrino por una golpiza a su hermana discapacitada

688

Formalizaron la imputación contra una mujer policía sanjuanina, su padre y su sobrino por la supuesta golpiza que le propinaron a una hermana con discapacidad, en medio de una discusión suscitada en una casa de Chimbas. Un juez de garantías habilitó este miércoles la apertura de la causa penal en contra de los tres a raíz de la acción promovida por la Unidad Fiscal de Investigación del CAVIG.

La víctima, de 47 años, denunció el hecho el 26 de julio pasado y acusó a su hermana Rita Quinteros, quién es suboficial de la Policía de San Juan; a su padre Juan Quinteros y a su sobrino Lautaro Moreno por la supuesta agresión. El ataque se dio en la casa familiar en el barrio Los Tamarindos, Chimbas, después de un entredicho entre la denunciante y su padre por la pensión que dejó su madre fallecida en enero último. La versión indica que ella le reclamó de por qué éste había empezado a cobra la pensión de la difunta, siendo que el deseo de su mamá era que ese beneficio quedara para ella por su condición de discapacitada. Padece de ataques de epilepsia y tiene hijos a su cargo.

La mujer denunció, en compañía de la abogada Sandra Leveque, que ese día discutieron y que su padre y su sobrino Lautaro la corrieron de la casa. Que en eso llegó su hermana Rita y se sumó a la pelea. Según su relato, la mujer policía la tomó de los cabellos, su sobrino la empujó y la tiró al piso. Supuestamente, en esos instantes los tres le propinaron patadas estando en el piso.

La ayudante fiscal Verónica Recio y el fiscal Ignacio Achem de la UFI del CAVIG expusieron todo esto en la audiencia de formalización realizada el miércoles último ante el juez de garantías Matías Parrón. Les atribuyeron el delito lesiones leves. En el caso del padre, la figura se agrava por el vínculo.

Si bien el juez hizo lugar al pedido fiscal y de la abogada querellante Sandra Leveque y dispuso 6 meses para la investigación penal preparatoria, resolvió que todos continúen en libertad. Eso sí, ordenó que ninguno de ellos se acerque a la denunciante. La querella solicitó, además, la ampliación de la imputación y se agregue el delito de abandono de persona. Esto último en razón de que argumentó que está acreditado por médicos que la víctima padece una discapacidad, que su familia la dejó desamparada y sufrió violencia intrafamiliar.

(Fuente: Tiempo de San Juan)