Advierten en sanjuaninos un efecto de «liberación total» ante las nuevas habilitaciones sociales

495

San Juan, al igual que el resto del país, transita la primera semana con la mayor amplitud en habilitación de actividades desde que comenzó la pandemia de Covid-19, y el efecto en la sociedad, de esas nuevas habilitaciones ya es analizado por el equipo de Salud. 

En este contexto, advierten que la reacción en los sanjuaninos ha sido de lograr mayor libertad y es mayoritariamente en una franja etaria donde se ha percibido un mensaje de que ‘la pandemia ya pasó’, por eso insisten en la importancia de la mantención de los cuidados. 

«Si bien han habido cambios progresivos, este ha sido el más significativo y el efecto en la gente ha sido de una liberación total. Hay como una pérdida del registro de la comunidad de que la pandemia sigue y el cuidado, más allá de las normas, los tenemos que implementar cada uno. Lo que notamos es que realmente, sobre todo en los jóvenes, y de lo que se ha visto en la fiesta del Día de la Primavera, da cierto mensaje de que ya no hace falta el cuidado», señaló Cecilia Turiz, del equipo de Salud Mental de Salud Pública, a Diario La Provincia SJ. 

Sin embargo, advirtió que en otros escenarios de múltiple asistencia de personas, la norma se sigue cumpliendo. «Vemos en el edificio del Centro Cívico o en un hospital donde ahí sí la gente que se siente más vulnerable, o son personas que transitan la enfermedad, o los mismos equipos de salud, lo tienen bien claro y el cuidado se sigue tomando. Pero en la población más joven, de alguna manera, es cierta fantasía de que porque hay más libertad esto ya pasó, ya no hay más virus y se acabó la pandemia».

De esta manera reveló que también se mantiene el seguimiento exhaustivo de cómo es la evolución de los números que San Juan refleja en pandemia, y la mayor atención se da con el correr de los días. Desde hace más de dos semanas, la provincia registra un bajo número de casos, en cantidades que van de 9 a 15 positivos diarios, y las muertes también disminuyeron. 

«La medida vino acompañada de cierta sensación de libertad y lo están viviendo de esa manera, la gente está saliendo más quizás de lo que lo hacía antes (…) Si bien está la norma que ordena quedarse encerrado las personas de una u otra manera la cumplen. La norma se corrió y no queda efecto de que la persona ha tomado conciencia de todo lo que venimos recorriendo, porque no depende de las normas y del Estado, y ya todos deberíamos saber cómo cuidarnos», insistió Turiz. 

«Todos los días los partes muestran que realmente hay una baja en las internaciones y en los contagios, pero también es real que la gente se hisopa menos. Lo que también se ve es que todavía sigue habiendo muertes por Covid, sin embargo y más allá de estas medidas, ya veníamos viendo cierta tranquilidad. La distancia, ya en pocos lugares se sostiene. Cuando hay alguien que ordena, cuando están los guardias o por ejemplo en el supermercado que siguen teniendo cierta conciencia de riesgo, pero como más viniendo de afuera que de la gente. Hay personas que sí pero en el grupo mayor, si no hay un otro que vuelve a recordar que la distancia y el uso de barbijo es importante, no lo hacen espontáneamente», agregó al respecto. 

Este nuevo escenario epidemiológico transita de la mano de lo que fue el retorno a la presencialidad plena en toda la provincia, incluidos los departamentos del Gran San Juan, con porcentajes superiores al 96% de asistencia a los establecimientos escolares. 

«Las escuelas son las mayores cumplidoras de protocolo, la institución escolar está apegada a las normas y los chicos entran a la escuela sabiendo que hay cosas que se pueden hacer y otras que no, entonces, por ejemplo, no cuestionan el uso de barbijo. Las maestras siguen manteniendo la distancia, se sigue tomando la temperatura, se sigue usando barbijo, además las investigaciones siguen demostrando que el ámbito escolar no es ámbito de riesgo porque los niños no son principales transmisores. Lo que se está viendo en el mundo es que el contagio en los niños se dan porque por ejemplo, los padres no se han vacunado y ese es otro problema que tenemos, adultos jóvenes de 40 años no van a la vacunación y el riesgo para los niños son los propios padres», sostuvo la profesional. 

«Nuestra situación depende de cómo maniobremos nosotros. Somos cada uno de nosotros los que debemos tener en claro que si o sí tenemos que seguir cuidándonos, que se ha permitido liberarse del uso de barbijo sólo en lugares libres y en pequeñas burbujas cuando la persona circula sola, no es como e otros países del mundo que se liberó en todas las áreas», finalizó Turiz. 

(Fuente: Diario La Provincia)