La incertidumbre política afecta la provisión de alimentos e insumos

611

La tensión política que produjo la derrota del oficialismo en las PASO empezó a sacudir las góndolas sanjuaninas y el sector de la construcción desde donde ya hay reportes de que los proveedores han ralentizado aún más el ritmo de entrega, que de por si ya viene arrastrando varios meses a media máquina. Un sondeo realizado entre empresarios sanjuaninos asegura que ante la incertidumbre reinante con la economía, y qué pasará con el dólar y el peso, los grandes proveedores de supermercados y de insumos de materiales de construcción están retaceando las entregas. No hay desabastecimiento, pero si poca cantidad y variedad de marcas. Algunos referentes incluso hablan de que comenzaron algunos tímidos retoques de precios. De todos modos los aumentos de precios relevantes no se están produciendo, porque la gente no está comprando, ante la caída del poder adquisitivo. En las góndolas quienes están sintiendo el cimbronazo luego del acto eleccionario son los establecimientos que compran directamente a los grandes proveedores nacionales. Los mayores problemas provienen de grandes alimenticias, de marcas líderes como aceites, mayonesas, yerbas o harinas. Carlos Icazzati, de América mayorista, admitió que en la última semana «sí están retaceando los pedidos y lo que mandan es a precio abierto, porque hay expectativas de aumentos por lo tanto también están modificando las condiciones de compra. No hay crédito». Agregó que se acentuó la falta de variedad de productos y que por ejemplo si se pide un camión con 26 pallets, le mandan sólo 6 o 12 pallets. Eso sí, admitió que no se están produciendo por ahora aumentos de precios por fuera de lo normal. En sintonía, el gerente de una cadena mayorista del Gran San Juan informó en off, que están recibiendo «poca mercadería» y destacó entre los productos escasos al aceite, harinas, yerbas y productos esenciales de primeras marcas como Cañuelas o Molinos. En ese local incluso han puesto límite esta semana a la compra de aceite, y no venden más de 5 cajas «porque si no me quedo sin aceite». Respecto a los precios, dijo que han seguido subiendo en forma constante. «La venta está tranquila por eso no se nota mucho el poco ingreso de producto», se sinceró. Coincidió en eso Mario Gee, desde la Cámara Sanjuanina de Supermercados, que nuclea a los locales más chicos. «No hemos notado nada, porque los súper no están reponiendo stock debido a que las ventas han caído mucho. Este es uno de los peores meses, está muy tranquilo», aseguró.

En el sector de la construcción el escenario es dispar en cuanto a precios, porque algunos dicen que han subido tras las PASO y otros, no. Pero todos coinciden en que los insumos llegan en estos días a cuentagotas. Guillermo Cabrera, referente del sector ferretero, es de los que dicen que pasaron las dos cosas: «Se han dado subas de precios y faltantes, y por consiguiente hay demoras en las entregas». Agregó que el crédito sigue muy acotado y condicionado por los proveedores y con las ventas que se mantienen con niveles amesetados. Dijo que los incrementos de precios rondan del 3% al 5% en artículos relacionados con importación y el dólar. Desde otra tradicional ferretería en voz baja dijeron que se produjo una suba del 10% en grifería y cañerías días previos a las elecciones. Y que el cemento y el hierro subió 5%. «Lo que sí sucedió después es que cuesta conseguir insumos de los proveedores, no quieren vender mucho hasta ver qué pasa con la política y el dólar», dijo el encargado. Dino Minnozzi, titular de la Federación Económica, opinó que sí hay especulación, y que ésta es producto de la incertidumbre. «Genera preocupación en el sector empresario porque hay retracción de la oferta por parte de los proveedores, y aumento de la demanda por la incertidumbre, no porque esté creciendo el mercado. Entonces, el comprador acopia para no tener problema y conservar el precio y el vendedor retrae para no perder plata», aseguró. En la Cámara Empresarial de la Construcción se quejan de que las entregas de hierro y de cemento vienen con mucha demora desde la semana pasada. «Se ha reducido el ritmo de entrega. Pedimos tres pallets de cemento que son 1.400 bolsas y llegaron sólo 2 pallets. Nos dijeron que la fábrica no mandaba», explicó su presidente, Enrique Velazco. Sólo un par de referentes del sector dijeron que no han notado nada raro después de las elecciones. Osvaldo Lucero, desde la Cámara de Construcción e Inmobiliaria, dijo que no hay novedades por ahora de subas fuertes ni desabastecimiento. En igual sentido opinó el presidente de la Unión Industrial de San Juan, Ricardo Palacios, quien dijo que «no hubo grandes movimientos más allá de los aumentos que se vienen produciendo de precio constantemente. Hay faltantes o demoras de algunos artículos, pero no veo que se haya acentuado tras las PASO», dijo.

  • Materiales para obras

En el sector de construcción los movimientos son dispares en cuanto a precios. Sí advierten que cuesta conseguir insumos como grifería, hierro y cemento.

(Fuente: Diario de Cuyo)