Comienza un fuerte trabajo para que San Juan no tenga brote de dengue este año

744

Desde julio del 2020 no se han registrado en San Juan casos confirmados de dengue, enfermedad transmitida por la picadura del mosquito infectado Aedes aegypti. Tras el brote que se registró el año pasado, se mantiene un estatus sanitario que fue posible gracias a varios factores, entre ellos la escasa circulación interprovincial. Sin embargo, la apertura y flexibilización de medidas ahora hace que haya ingreso de personas y cargas de otros puntos con circulación viral del mosquito infectado y es preciso tomar precauciones.

Liliana Salvá, a cargo del Programa de Control de Vectores, del Ministerio de Salud Pública, señaló a Diario La Provincia SJ que «iniciamos con la campaña ya que desde este mes de septiembre inicia la temporada del mosquito. Sabemos que las condiciones van a cambiar porque la situación no es la misma. Las acciones preventivas que vamos a desplegar serán intensas y con los municipios para poder contener, en la medida de lo posible, la situación».

En ello, expresó que en la temporada 2019 en la que hubo brote de dengue «al mes teníamos un escenario controlado por un accionar interdisciplinario Este mes tenemos actividades de concientización y de acción en los departamentos en los que tuvimos presencia del mosquito y donde se colocaron ovitrampas para realizar la tarea de vigilancia y detección de criaderos».

La doctora Salvá entiende que este año «el dengue va a ser una preocupación este año. Debido a que por las restricciones no teníamos viajes, el mosquito infectado no tenía probabilidades de ingresar pero ahora todo es diferente».

Sobre el mosquito

La temporada intensa de este mosquito Aedes aegypti va de septiembre a junio y en San Juan, la vigilancia clínica se mantiene hasta abril e incluso mayo, debido a que pueden mantenerse temperaturas sobre los 20º. 

Entre las medidas preventivas están:

-Eliminar todos los recipientes que no se utilicen y que puedan acumular agua.

-Dar vuelta los objetos que se encuentran en el exterior de las casas y que puedan acumular agua cuando llueve como botellas, latas, etc.

-Cambiar el agua de los bebederos de animales, o los recipientes colectores de desagüe de aires acondiciones.

-Rellenar macetas con arena o cepillar diariamente los floreros para evitar la crianza de los mosquitos, cada 3 días.

-Mantener los pisos, cunetas, acequias y mantener los jardines con el pasto corto.

-Mantener limpios las canaletas y desagües de los techos.

(Fuente: Diario la Provincia)