María Guerrero, jueza del caso del ‘pastor’: “Fue imposible reproducir ciertas cosas que pasaron, hasta se me quebraba la voz”

914

Un falso pastor evangélico de Rawson fue condenado a 30 años de prisión este miércoles por cometer en reiteradas veces y por varios años abuso sexual contra sus tres hijas. Además, lo castigaron por otros delitos como la corrupción de menores y la producción y facilitación de pornografía infantil.

Una de las juezas que integró el tribunal que castigó al hombre es María Gema Guerrero. Al final de la audiencia la magistrada dialogó con Telesol y dio su opinión sobre el caso. “Las pruebas fueron avasallantes. Por momentos, durante la oralización de la sentencia, leía y era imposible reproducir ciertas cosas que pasaron, hasta se me quebraba la voz”, dijo Guerrero.

la sentencia a 30 años se arribó tras un acuerdo entre la fiscalía y la defensa oficial del imputado. “Los fundamentos están vertidos en el acuerdo del juicio abreviado, con toda la extensión de lo que implica cada una de las cuatro calificaciones imputadas por la fiscalía”, señaló la jueza.

En el caso existieron elementos objetivos y subjetivos que justificaron los tipos penales imputados al sujeto, según la magistrada.

Guerrero aseguró que el pastor se limitó a pedir perdón al momento de usar la palabra en la audiencia, un derecho constitucional que le asiste. También, confirmó que estaba dentro de sus facultades mentales. “Eso quedó acreditado con el informe psicológico. Allí dio fe de comprender la criminalidad de sus actos”, agregó la jueza.