Río Salado: la megaobra que lleva 25 años, atraviesa 59 municipios bonaerenses y busca recuperar más de 8 millones de hectáreas

31

“Le estamos dando una mano a la naturaleza en acelerarla”, resume el subsecretario de Recursos Hídricos de la provincia de Buenos Aires, Guillermo Jelinski, para explicar de qué trata la obra que la gestión bonaerense viene realizando en el Río Salado. Un proyecto que tiene como objetivo ensanchar el cauce y profundidad en sus 700 kilómetros de longitud, reducir el impacto de inundaciones y reconvertir y recuperar 8 millones y medio de hectáreas productivas. Todo empezó a mediados de la década del ‘90, luego de grandes e históricas inundaciones que castigaron a la provincia. Para la finalización no hay fecha exacta, pero las estimaciones de funcionarios hablan de 2024 o 2025. A veces con mayor celeridad, a veces con menos, hoy las obras del Salado avanzan a un ritmo considerable en su tramo más extenso. Obradores, retroexcavadoras, dragas operando las 24 horas sobre el río y lanchas que van y vienen se pierden en el medio de la pampa húmeda, trabajando para que el Plan Maestro llegue a su fin en un tiempo considerable.

Infobae recorrió las obras y sobrevoló el Río Salado en su tramo cuatro de obra (a la atura de Roque Pérez) que es el que actualmente se encuentra en ejecución y es el más extenso, ya que abarca 212 kilómetros y va desde el municipio de Monte hasta el límite entre Bragado y Alberti. El objetivo de la obra es extender el cauce y llevarlo de 40 a 60 metros de ancho que tiene originariamente a 200 metros con una profundidad de cuatro metros. Hoy promedia 1 metro 80 centímetros de profundidad.

¿Cuál es el impacto de las obras?, preguntó Infobae al subsecretario de Recursos Hídricos bonaerense. Jelinski detalló que con las obras finalizadas se recuperarán para el sector productivo alcanzado por la cuenca del río – que tiene una superficie de 170 mil kilómetros cuadrados y abarca a 59 municipios de la provincia- 4 millones y medio de hectáreas. Eso es de manera directa. Luego algunos municipios ya tienen proyectos para que una vez que finalicen las obras hacer una explotación turística a la veda del Salado. No es lo mismo tener un río de 40 metros de ancho que uno de 200 para mostrar y poder darle un uso recreativo y social.

Los municipios de Ranchos y Roque Pérez están a la espera del avance de obras para empezar a trabajar en la explotación turística, como ya ocurre con otros municipios. “Van a tener sus playas”, asegura Jelinski.

En el gobierno bonaerense hay expectativa en finalizar el tramo 4 antes de que el gobierno de Axel Kicillof termine su mandato y tener todo listo para iniciar el 5 -que es el final- este año. “Cuando asumimos, el Gobernador nos dijo que le demos un fuerte impulso a la obra del Salado. Avanzamos en varios subtramos que venían ralentizados y algunos contratos que se habían caído”, explicó Jelinski. Y destacó una gestión del ministro de Infraestructura y Servicio Públicos de la provincia, Agustín Simone, para conseguir el financiamiento del gobierno nacional para la etapa II del cuarto tramo.

La primera obra del Salado se financió con fondos provinciales. Fue entre 1995 y 1996 con la creación del Canal 15 para la desembocadura del río, una corriente de agua que prácticamente no tiene pendiente. Baja 1 metro cada 10 kilómetros. Eso es un problema para el escurrimiento cuando hay inundaciones.

Obras del Río Salado

Luego, pasaron ocho años para retomar las obras el Plan Maestro del Saldo. Entre 2004 y 2007 se avanzó sobre 48 kilómetros del recorrido del río en lo que fuera el tramo 1. La obra total va casi desde la desembocadura del río a través del Canal 15 sobre la ruta provincial 11 en el municipio de Castelli, hasta la laguna El Carpincho, en Junín. La naciente del Salado está en la laguna El Chañar de la localidad de Teodolina, Santa Fe.

El gobierno de Daniel Scioli llevó adelante el tramo 2 y parte del tramo 3. Ya bajo la gestión de María Eugenia Vidal se terminó el tramo 3 y se inició el tramo 4 -el más extenso- que actualmente está en un 51%. “Cuando llegamos estaba en un ejecución del 9%. En un año y medio, pandemia mediante, pudimos llegar a la mitad de obra finalizada”, detalló Jelinski. ¿Qué pasó en el medio?, consultó Infobae. El funcionario evitó cargar tintas sobre la gestión anterior, pero aseguró que fue el actual gobernador quien le dio impulso y recuerda la caída de un préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) “porque no se hicieron las cosas que había que hacer para que se pudiera acceder a ese préstamo”. Y sentenció: ”Cuando nosotros asumimos ya estaba prácticamente perdido”.

Obras del Río Salado

“Hay una decisión política, una política de Estado del Gobernador de que esta obra no solo avance a muy buen ritmo, sino para que la obra del Salado deje de ser un relato”, explicó el funcionario del ministerio de Infraestructura bonaerense.

Solo el tramo cuatro del Plan Maestro Integral del Salado -el área que sobrevoló y navegó Infobae- es una de las obras hidráulicas en ejecución más grandes del país. El volumen de excavación es por lejos superior a grandes obras de este tipo a escala mundial. Por ejemplo, para el Canal de Panamá se removieron 183 millones de metros cúbicos de suelo en 80 kilómetros de largo. Para el Canal de Suéz, en Egipto, que fue la primera obra de excavación con máquinas mediante dragas, se removieron 50 millones de metros cúbicos de tierra en 163 kilómetros. Cuando finalicen las obras del Salado se habrán removido un total 219.151.883 metros cúbicos de tierra.

Obras del Río Salado

En agua, ese trabajo corre por cuenta de las dragas. En suelo, se ocupan las retroexcavadoras y camiones. A través de un caño que se ve flotando por el río, la draga arroja lo que va escarbando, que es agua con barro, a un costado lejano del río. Las mangueras pueden llegar a medir mil metros y desembocan en una especie de piletas naturales formadas con tierra. Técnicamente se trata de “recintos”. La instalación de recintos (algunos se ven desde la Ruta 205) son un factor clave en el proceso de obra. No solo porque aloja lo que la draga y excavadoras retiran del río para abrirse camino, sino porque regenera y eleva el suelo. Eso permite que en caso de que el río desborde (porque puede suceder ya que la obra no evita la inundación), el ganado tenga una zona para guarecerse de las crecidas, lo que significa -además- menos pérdidas para los productores ganaderos.

Los recintos primero alojan el agua con barro, luego el suelo va absorbiendo. Las autoridades sostienen que ese proceso regenera también regenera la tierra por las propiedades del Salado. En cuestión de semanas o meses, dependiendo de las condiciones climáticas, los recintos quedan terminados y el pastizal autóctono empieza a asomar. Desde el aire pueden verse, grandes cuadrados en el suelo en una gama que va del marrón al verde.

Axel Kicillof en las obras del Río Salado
El gobernador Axel Kicillof en las obras del Río Salado (Diego Nasello/)

Una de estas cuestiones fue la que destacó este viernes el gobernador Axel Kicillof en la reunión que mantuvo, junto al ministro de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez, con la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP).

La obra tuvo distintos financiamientos. Al principio fue la propia provincia, luego el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), el gobierno nacional, el Banco Mundial y el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Obras del Río Salado

Actualmente, el tramo cuatro del Plan Maestro, que es el que está en ejecución, implica una inversión superior a los mil millones de dólares. Este tramo está segmentado en cinco subetapas debido a la dimensión que implica esta parte de la obra.

En el corto plazo queda licitar una de las subetapas del tramo cuatro y abrir la licitación para el último tramo, el tramo cinco que está río arriba. El órgano financiero de la Unión Europea, el BEI, ya se comprometió a la financiación del último. Si Kicillof va por la renovación de su cargo como gobernador podría llegar a ser el mandatario que dé por concluido el Plan Maestro Cuenca Río Salado. La fecha estimada es 2024 o 2025.

Obras del Río Salado

SEGUIR LEYENDO:

Mayor capacidad, menos inundaciones: así es la nueva embarcación que operará en el Río Salado

Obras públicas: ocho provincias oficialistas, entre las más favorecidas en el reparto de fondos desde la Nación